web analytics

Semper sint in flore (resplandezcan siempre)

graduacion15f

La Facultad de Ciencia Sociales, Jurídicas y de la Comunicación de la UVa ha “lanzado” sus promociones 2015 con las tradicionales ceremonias de graduación. Han sido 375 nuevos graduados que finalizarán en julio cuatro años de formación universitaria en Segovia. A muchos de ellos les espera seguir estudiando masters de especialización o curtirse en “becas formativas” en el precario y abusón mercado laboral.

El viernes en ceremonia conjunta tocó a los graduados de Administración y Dirección de Empresas (38 egresados, el término acadámico para referirse a los que vuelven a la “vida civil”), Derecho (21), Relaciones Laborales (11) y Turismo (15). El sábado tocó a los de Publicidad y Relaciones Públicas, los más numerosos. No en balde publicidad, con 290 graduados, triplica en matricula a la suma de las restantes titulaciones de la facultad. Es también la ceremonia con más colorido, que moviliza a más de un millar de personas.

La gran mayoría son de fuera. En Publicidad predominan alumnos de Madrid, de las Castillas, gallegos, extremeños. Para ellos, los cuatro años en Segovia serán esenciales en sus andadura vitales. Como recordaban en los parlamentos los alumnos, para casi todos el periodo universitario ha supuesto pasar de la tutela de los padres a un estallido de libertad. Organizarse ellos la vida, no tener que dar cuentas. No por nada Gaudeaumos Igitur (“alegrémonos pues”) es el himno universitario, que como es preceptivo puso colofón a la ceremonia. Una liturgia que tiene mucho de eso, de pasar etapa, de cambio de ciclo, de enfrentar la post iucundam iuventutem (tras la jocosa juventud).

Llaman la atención los discursos de los alumnos. Hay una pauta común. Además de las ironías para con algunas excentricidades que los profesores les obligamos a perpetrar, o de las juergas del jueves, cada quinta exalta dos mensajes, después de los preceptivos agradecimientos a la familia (sostén financiero de la mayoría de ellos). Por un lado, el “aprovechad el tiempo” que lanzan a sus hermanos y compañeros en cursos inferiores. Tempus fugit. Los cuatro años pasan volando. Vestidos como de boda, lo ves en sus caras, mientra se miran atónitos la beca (la banda que cuelga sobre los hombros, resabio junto con la toga del vestuario académico medieval) como diciendo “¿pero ya está? Si hace nada llegué con los papeles de la selectividad a matricularme”. Pues sí.

Lo otro es el cariño que les inspira Segovia. Promoción tras promoción, la ciudad siempre está presente en sus discursos. La pequeña ciudad ha quedado asociada a estos días de gaudeamus y se respira afecto. Para ellos, Segovia será siempre el escenario de sus días dorados, que espero y deseo sean largos. Como dice el himno. Semper sint in flore. Aunque lo que es yo, más me decanto por Dylan. ¡Forever Young!, chavales: que lo mejor esté por llegar.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *