web analytics

La nueva normalidad

Residencia Asistida de Segovia, a mediados de marzo.

En alguna clase de comunicación habremos escuchado que la noticia no era que un perro mordiera a un niño, sino que el niño mordiera al perro. Una especie de analogía para hacernos entender que lo inverosímil, que la “novedad”, era lo que tenía que convertirse en noticia.

Cada día se puede elegir entre hablar sobre el perro que muerde al niño o el niño que muerde al perro. Pero la realidad, es que este planteamiento sobre los medios de comunicación asusta. Y asusta, porque existen diferentes problemáticas en nuestra sociedad, que por habituales, se convierten en normalidad.

Durante esta semana, media España miraba hacia Castilla y León, o más bien hacia Valladolid y la causa no era ni más ni menos, que la supuesta aparición de un cocodrilo en el Pisuerga. Es decir, un niño que mordía a un perro.

Los medios nacionales se agolpaban a las orillas del río, mientras ninguno de ellos esperaba a las puertas de la sede de Presidencia o Consejerías, para preguntar sobre las Órdenes existentes para no trasladar a los ancianos de las residencias a los hospitales, la investigación que ha iniciado la Fiscalía al respecto, el desmantelamiento de la sanidad rural, o la falta de recursos en en una de las provincias de España con más alta tasa de letalidad de covid19. Y es por eso que asusta y entristece, como la vida y el cuidado han pasado a un segundo plano, para encontrar a nuestro “monstruo” del Lago Ness en el Pisuerga.

Pero no olvidamos. Son ya 1.483 personas las fallecidas en los centros de carácter residencial de Castilla y León, y solo confirmados, porque habría que añadir otras 1.104 con síntomas compatibles, teniendo el desagradable honor, de ser junto con Madrid, Cataluña y Castilla- La Mancha la Comunidad con más fallecidos.

Tanto la consejería de Sanidad, como la de Familia, así como el vicepresidente de la Junta de Castilla y León (al que le gusta ser el novio en la boda y el niño en el bautizo)  han intentado justificarse con variopintos argumentos. Desde acusando de falta de rigor las informaciones a lanzar balones fuera auto-eximiéndose de cualquier culpa.

Primero fue el vicepresidente, tachando de falta de rigor las informaciones, a pesar de que estaban basadas en propios documentos de la Junta de Castilla y León.

Después la consejería de sanidad, que sin ponerse colorada su titular dijo que “el objetivo era evitar lo máximo posible las molestias a los residentes” , afirmó que había derivado “800 pacientes hasta el 16 de abril” a los hospitales. Para entonces, según los datos de la propia consejería, 1929 personas habían fallecido en estos centros por covid19 o con síntomas compatibles. El ingreso de 800 pacientes procedentes de residencias, sin más datos, indicaría que alrededor de 2.700 residentes se encontraban en ese periodo con una sintomatología grave por covid19 e indicaría que tan solo el 30% de los residentes fueron derivado a centros hospitalarios.

Por último la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que también plasmó su firma en la orden de no derivación de pacientes de residencias a hospitales, apuntó hacia más arriba, tiró de argumentario de partido y puso la diana en Pablo Iglesias como “máxima autoridad” . Pero si existía una máxima autoridad ¿por qué las Gerencias de Servicios Sociales y Sanidad decidieron por su cuenta, la firma y envío de estas órdenes?

El centrismo no solo ocupa portadas de medios de comunicación, sino que también se practica por parte de nuestros políticos. El pasado domingo, Alfonso Fernández Mañueco, salía quejumbroso de la última Conferencia de presidentes autonómicos donde se anunciaba el reparto de los Fondos que se destinarán a las Comunidades Autónomas, opinando que era un “reparto injusto y dejaba en la estacada a las Comunidades Autónomas que más habían sufrido la pandemia”.

¿Cómo nos tenemos que sentir los segovianos y segovianas con su gestión de la pandemia? ¿Ha sido justo cómo se nos ha tratado durante este tiempo? ¿Es justo cómo se nos quiere tratar en el futuro?

Falta de material y recursos humanos dejaron nuestra provincia desprotegida. Un hospital colapsado durante varios días con todo lo que eso significa, mientras se ponían todos los medios en sitios y lugares que no se utilizaron o lo hicieron con baja intensidad, como fue el caso del hospital de campaña de la Feria de Muestras de Valladolid. Ahora tenemos en el horizonte un futuro incierto, un segundo edificio que parece que nunca llegará, promesas incumplidas y cada semana una nueva propuesta para ampliar el número de camas que al final tampoco se materializará..

Por otro lado tenemos al medio rural de Castilla y León. La Consejería de Sanidad ha aprovechado la pandemia para llevar a cabo su plan.  Consultorios cerrados y “triaje telefónico” ¿Suficiente para un territorio con población envejecida y múltiples patologías crónicas?

En conclusión, esperemos que ni nuestros mayores, ni las carencias de servicios públicos en nuestra provincia y en nuestro medio rural sean la nueva normalidad, que por ser habituales se conviertan en invisibles.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

3 Comments

  1. Se os debiera caer la cara de vergüenza por hacer política con los muertos en esta crisis sanitaria.

    Y me refiero a todos los políticos, de uno y otro bando. Estáis dando un espectáculo bochornoso. Socialistas, Podemitas, Peperos, Voxeros y demás.

    Sacad las conclusiones que tengáis que sacar, de forma pacífica, unos y otros juntos, para no repetir errores en el futuro y dejadnos de una puñetera vez en paz.

    A los ciudadanos de a pie no nos interesan vuestras miserias políticas.

    Post a Reply
  2. Sigues, como siempre, lo tuyo si es normalidad, sin autocrítica como gobernantes, “pasabais por allí y no sabíais nada” y con proclamas soviéticas. No dais para más. 43.000 muertos, culpa del Pp y la crisis económica brutal actual, también, y de Franco. No todo vale. Que a los tuyos les importan un pito los muertos, ni siquiera decís la verdad de cuántos fallecidos hay, con tal de seguir en el poder, las mariscadas y las mansiones, hacéis lo que sea. Nos queréis tanto y nos vais a salvar, qué más os dan unos muertos, un país quebrado y gente pasando hambre y en el paro. Eso sí, vamos camino de ser la Urss, un paraíso para los pobres. Salvo tú y los tuyos, cada día más ricos. Que es un tema de “pillar” dinero, a que sí??

    Post a Reply
  3. Anda, que estáis cojonudos los comunistas, Doña.
    El otro día el Peñalosa que si “cuando las ganas de ***** aprietan, ni a los muertos se respeta”…… y hoy Usted que si “el niño muerde al perro” para hablar de un cocodrilo. ¿Hablan entre Ustedes?….¿se ponen de acuerdo para ver quien desvaría más?
    Y nos habla de unas supuestas “Órdenes existentes para no trasladar a los ancianos de las residencias a los hospitales”. Órdenes que que al parecer solo dieron en la Cataluña “gobernada” por los socios indepe del Fraudillo-Falconetti y el Marqués.
    Aún en el caso de que esas “ordenes” hubieran sido generales en todas las Comunidades Autónomas (también las “gobernadas” por sociata-podemitas), hay un hecho que no puede rebatir nadie, ni siquiera la podemita más fanatizada.
    Y no es otra, que desde el 19 de marzo el mismísimo Marqués de Galapagar era el máximo responsable de los asuntos de residencias, gracias al “mando único” que decretaba el Estado de Alarma.
    Como eso es así, ¿Donde están las CONTRA-ÓRDENES a esa órden de no trasladar a los ancianos de las residencias a los hospitales?……. ¿tienes por ahí alguna, Doña Natalia?…….. no me digas que no.
    Piensa un poco, bonita. Imagina por un momento, que tu eres vice-presidenta podemita del “bobierno”, y el día 20 de marzo fallecen 324 personas, el 21 de marzo 304 personas, el 22 de marzo 462, el 23-M 514, el 24-M 738, el 25-M 655 personas, el 26-M 769, el 27-M 832 personas, el 28-M 838, el 29-M 812 personas, y así sucesivamente, con un gran porcentaje de personas mayores de residencias, y te enteras (porque te enteras, claro, que eres podemita y muy lista, claro) de que hay una “orden” como la que nos dices, de “no trasladar a los ancianos de las residencias a los hospitales”……… ¿DE VERDAD NO HACER UNA “CONTRA-ORDEN”?…… ¿por escrito, y con las letras enormes?
    Entonces, ¿que nos estás contando, tia?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *