web analytics

La frivolización del Parlamento

Hace casi un año, uno de mis habituales artículos semanales concluía de la siguiente manera: “Les tengo que reconocer que sufro mucho en el hemiciclo cuando veo a esa gente, que además se autotitula de izquierda, escenificando en cada sesión una sátira para que hablen de ellos, a la vez que hacen el ‘caldo gordo’ a la derecha”. Tengo que confesarles que después del 26J nada ha cambiado, e incluso va a peor. Prueba de ello ha sido la última semana de Pleno en el Congreso de los Diputados.

Los golpes de efecto para llamar la atención como sea siguen siendo el hilo conductor de la política de la denominada nueva izquierda. La última pregunta oral al presidente del Gobierno por parte de su líder ha sido un exabrupto de mal gusto. Bajo el pretexto de cuestionar los vetos del Gobierno nos hemos encontrado con una retahíla de palabras ácidas en la jerga popular, como ‘me la pela’ o ‘me la bufa’… Su única intención era llevar a la memoria del ciudadano su recuerdo y así ganar notoriedad. La inconsistencia del contenido ya estaba descontada de inicio a tenor de la trayectoria; lo mismo ocurrió con un diputado del mismo grupo famoso por sus asaltos a fincas agrícolas en Andalucía. En este caso escenificó ante el ministro de Justicia, un poco antes de iniciarse la sesión de control, un numerito para atraer a los fotógrafos -lo que consiguió- y acaparar la imagen gráfica de los medios. La cuestión de fondo era lo de menos; y remataron la última sesión plenaria ante el debate de la problemática del agua, colocando camisetas de color azul, que habían repartido al inicio de pleno, en el frontis de los escaños, como si de un tendedero se tratase.

En el Parlamento reside la soberanía nacional. En él están representados todos los españoles de una ideología u otra, y los españoles se merecen un respeto. El hemiciclo no puede ser un hemicirco donde se representan excentricidades para salir en la televisión y en los medios. El Parlamento es un crisol para poder transformar nuestra sociedad y hacerla más justa y equitativa, respetando las normas, los resultados democráticos de los debates, las instituciones y la cortesía parlamentaria. No se puede oscurecer el debate con artimañas ajenas al buen oficio parlamentario que sólo buscan otros intereses ajenos a los de los ciudadanos. Esta forma de entender la política está muy lejos del sueño democrático de muchos españoles, al menos del mío.

La denominada nueva izquierda va buscando en todo momento un toque épico en cualquier acción o debate, como si de una batalla se tratase. Sus intervenciones tienen un toque absolutista. Se está con ellos o contra ellos; no hay término medio. Todo es blanco o negro. Se ataca a los grupos que puedan representar una amenaza y, en especial, a aquellos que puedan competir electoralmente con ellos. Y terminan con una puesta en pie de los diputados de su Grupo, con un fuerte reconocimiento de aplausos, cuando no con vítores a los asistentes a tribuna, que a veces les acompañan en el colorido de la vestimenta para la ocasión. El espíritu de la representación preside toda la puesta en escena. Es el jefe del grupo quien marca los tiempos e inicia los aplausos del coro, a la vez que escenifica la sobreactuación con un abrazo, beso o lo que haga falta al compañero que regresa del campo de batalla una vez que ha actuado.

El fondo y contenido de las intervenciones para ellos es lo de menos. Lo que importa es llamar la atención. Por lo general su discurso comienza con relatos a los que se les pone nombres impersonales para explorar el mensaje emocional de la indignación, compasión o esperanza. De contenido, argumentos y propuestas, poco; o nada. Se trata de simplificar el mensaje y hablar en nombre de eso que ellos denominan la “gente”. Un concepto indeterminado que permite la imputación oportunista de preferencias en su nombre, más allá de lo que puedan decir o pensar.

La frivolización de la actividad parlamentaria no es una cuestión baladí. El Parlamento ha sido durante muchos años una de las instituciones más respetadas. Cuando se instrumentaliza y banaliza su funcionamiento se está perdiendo la primera batalla democrática: la credibilidad no sólo de sus representantes, sino también del sistema democrático en nuestro país. Mucho más cuando se cuestiona el respeto y acatamiento de la Constitución y los valores y principios que la informan. No es el camino. Algunos debieran recapacitar. Quien siembra truenos recoge tempestades. Ya sabemos que se trata de eso; pero el sistema democrático es muy fuerte y les puede engullir más pronto que tarde.

Author: Juan Luis Gordo

Diputado del PSOE en el Congreso por Segovia.

Share This Post On

11 Comments

  1. Lo mejor, diga usted qué sí, la patita quebrada, en casita, y usando la escoba (quien usa ese manido simil, dice usando la mano) para votar lo que diga el jefe. Sueldo a fin de mes, jubilación de lujo y si se puede, cuatro años más, adelante.

    Post a Reply
  2. Estoy completamente de acuerdo con Ud. Diputado Gordo.
    Todo lo que nos cuente de los podemitas y sus formas, seguramente se quede corto.
    Pero, acostúmbrese, porque SON y SEGUIRÁN SIENDO sus SOCIOS,…… y lo sabe.
    Se lo digo siempre, como se dará cuenta, pero el día que el PSOE les dio “rienda suelta” permitiendo a los podemitas y sus marcas blancas las alcaldías de las ciudades más importantes de España, a cambio de un par de Comunidades Autónomas, firmó su sentencia de muerte. Y todo por no permitir la gobernación del PP, “casualmente” el más votado en casi todos esos Ayuntamientos y Comunidades.
    Patalee todo lo que quiera, Diputado Gordo, pero ya no hay quien lo pare. La caja de Pandora la han abierto Ustedes.
    Gracias a sus tonterías, en los próximos 20 años, el PSOE tiene las mismas posibilidades de gobernar España en solitario, que a mi me concedan el premio Nobel de literatura.
    Ni en el mejor de sus sueños contempla Ud. a un PSOE con 137 Diputados, para, como poco, poder gobernar en minoría como hace actualmente el PP.
    Pero aún puede ser peor, Sr. Gordo, y Ud. lo sabe.
    Si el impresentable y mediocre Pedro Sánchez vuelve a ser su Jefe, que lo será, no le digo la que se monta porque Ud. ya lo sabe, ¿eh?. Menuda “papeleta”, amigo.
    Por el bien de España, y para que el PSOE vuelva a ser el gran partido que fue y tiene que volver a ser, lo que tiene que hacer es luchar para hacer que los podemitas acaben siendo un partido residual. Pero lo tienen difícil, ya que en España hay mucho inconsciente. Mezclados con tontos, aproximadamente 5 millones.
    Mucha suerte, Sr. Gordo.

    Post a Reply
  3. Sr. Calimocho: España va bien económicamente, pero sobre todo para usted y su socio de siempre (hoy tú, mañana yo: PPSOE). Las clases más desfavorecidas han perdido un 10% de ingresos (ningun otro país de nuestro ámbito, salvo Grecia, está en esta situación) y lo que te rondaré morena. Son datos de la OCDE, no inventados como todo su argumentario. ‘Por el bien de España’ se atreve a decir constantemente en sus diatribas contra quien no piensa como usted (bueno de su amo, usted pensar, poco), pero quién se ha creído usted que es. Estoy de patriotismo-calimocho de pacotilla y mal entendio, como el suyo, hasta los mismos.

    Post a Reply
    • Menudo pájaro este Calimocho. Está en todos los fregaos. Parece que le dan cuerda por la mañana en la sede. Hay que tener… digamos la idea fija (y la faltriquera bien atada) para opinar siempre en contra de cualquiera que no sea recalcitrantemente derechista u opine en contra de su PP. En un país en el que además de lo dicho por ‘Filemón’, el déficit de la Seguridad Social, por afiliado, supera los 1000 euros, gracias a las políticas neoliberales y ultraconservadoras del gobierno de nuestro país. No me extraña que le dé al calimocho antes de opinar 😉

      Post a Reply
      • Veo que ni te molestas en leer, Mortadelo. Estoy opinando a favor del Diputado Gordo, que no creo que sea “recalcitrantemente derechista”.
        Te diré más, amigo, yo no creo en la tontería de las izquierdas y las derechas. Yo soy mas de incompetentes o competentes, de útiles o de inútiles, de tener cabeza o descerebrado .
        ¿O es que crees que la sola posesión de un carnet te da la sabiduría y la posesión de la verdad absoluta?
        No tengas ninguna duda, que actualmente el PP (con todos sus errores y cosas que haga mal) es mucho más competente que el PSOE (y por supuesto que los zarrapastrosos podemitas, claro).
        Pero eso no quiere decir que yo quiera que siempre tenga que gobernar el PP. NO soy tan necio, amigo.
        Muchas veces he dicho, y así lo quiero, que me gustaría un PSOE fuerte, competente, centrado, algo que actualmente no lo es, y te diría que es todo lo contrario.
        Poniendo un símil futbolístico, que me gustaría que el PSOE estuviera bien, para “tener banquillo” y poder hacer “rotaciones”. No sirve de nada tener un buen delantero que meta goles, si cuando se lesiona tienes que sacar al utillero.

        Post a Reply
    • Como decía el otro día un impresentable en nuestro Congreso de los Diputados, “me la bufa” que esté Usted hasta “los mismos” o hasta los huevos, Filemón.
      Efectivamente, España va mejor económicamente. Eso a estas alturas es innegable, pero siempre hay necios que no ven más allá de la coleta de su líder.
      Se equivoca completamente en varias cosas, amigo.
      Cómo me vaya a mi económicamente es algo que a Ud. no le importa. Seguramente me va bastante peor que a Ud, Filemón (siendo agente secreto, será Ud. funcionario).
      Me niego a hablar de las “Clases”. Las PERSONAS más desfavorecidas, querido Filemón, no son precisamente las que han perdido el 10% de sus ingresos. Son las que han perdido bastante más del 10 %. Después de perderse 3 millones de empleos, por una crisis bestial y Zapatero al “mando”, con cientos de miles de Empresas destruidas en un par de años, ¿qué quieres, Filemón?, ¿crees que es fácil?.
      Tu mismo lo dices,…. Grecia, (recetas podemitas). Si además llegas a citar a Venezuela, lo bordas.
      No tengo ni idea (ni mi “amo” tampoco) de que es eso de las “diatribas” contra quien no piensa como yo (ni como mi “amo”).
      Si pienso que los podemitas tienen mucho peligro, lo voy a decir, por mucho que a Ud. le moleste. Y si Ud. está dentro de esos 5 millones que creen en el “milagro” de los podemitas, allá Ud, amigo. Y si tiene la piel fina y le escuece, se me dá un poquito de Nivea antes de acostar.

      Post a Reply
  4. Como nos recuerda siempre Calimocho, la culpa es de Zapatero… y del Chá, chá ,chá, añado.

    Post a Reply
    • No es que lo recuerde siempre, pero si, alguna que otra vez lo he dicho.
      Te lo recuerdo de nuevo.
      Un completo inútil el amigo Zapatero. Pero no por ser socialista, eso no tiene nada que ver. Un incompetente como ese no tiene que tener el poder que tenía, sea del partido que sea. Ganó las primarias del PSOE de carambola, y ganó unas elecciones dos días después del mayor atentado terrorista de España.
      Lo único que hizo bien fue lo de prohibir fumar en los bares. Al Cesar lo que es del Cesar.
      ¿Tu también te crees que con Zapatero estábamos en la “cha, cha, championlig”?

      Post a Reply
      • Que raro, que los Redactores y Editores no me han dicho nada, y me lo digas tu.
        Gracias por la recomendación, pero esos que me dices y muchos más, los veo a diario. Hay que estar informado, amiga. Hasta incluso he visto alguno de los divertiiiiiiiidisimos programas de tu líder supremo podemita.

        Post a Reply
  5. D. Juan Luis, ya puede añadir otra “cualidad” a sus futuros socios de “gobierno progresista” (los podemitas, claro)
    Ven perfectamente “normal”, que un Tribunal Supremo elimine las funciones de todo un Parlamento Nacional.
    Aviso a navegantes, de como se las gasta esta calaña.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *