web analytics

El Tribunal Superior admite que no se derribe la casa de la Parra

La casa de la Parra no será demolida pese a existir una orden firme de demolición. La sentencia de derribo que pesaba sobre ella que dictó el Tribunal Superior de Castilla y León resulta inejecutable, según reconoce la misma Sala, ya que su situación urbanística está regularizada desde hace un año, cuando el Ayuntamiento aprobó el Plan Especial de San Agustín y Conde Cheste. El Tribunal admite, no obstante la “indudable dificultad jurídica a la hora de interpretar la imposibilidad legal de ejecución de la sentencia” por lo que no hace imposición de costas.

Dos décadas largas de litigios están a punto de concluir. El edificio de la casa de la calle de la Parra, un bloque de viviendas con garaje ubicado en la calle citada con fachada también a la calle del Taray, no tendrá que ser derribado —aunque el acuerdo de los jueces admite aún recurso— porque su situación urbanística está regulada, lo que impide ejecutar la sentencia que instaba a su derribo.

“Se declara inejecutable en sus propios términos la sentencia de 27 de junio de 1996 (…) por concurrir causa de imposibilidad legal de ejecución”, según el auto de la Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictado el 26 de mayo a instancias del Ayuntamiento de Segovia y al que ha tenido acceso acueducto2.com.

El Consistorio inició este trámite de inejecutabilidad de sentencia precisamente tras otro auto dictado en noviembre en el que el mismo TS en el que reiteraba la orden de derribo pero al mismo tiempo indicaba el camino a seguir para tratar de sortear su incumplimiento mediante la comunicación oficial a la Sala de las modificaciones urbanísticas realizadas y a solicitar que la sentencia se calificara imposible de ejecutar.

“La resolución de un grave problema urbanístico”.

El pleno municipal aprobó en abril de 2016 un Plan Especial destinado a ordenar el entorno del antiguo convento de San Agustín con el que se daba amparo legal a la polémica construcción y dos meses después concedía la legalización y la licencia urbanística, operaciones en las que los jueces aprecian ahora que “no existe interés y que no se persigue no aplicar la sentencia, sino resolver un grave problema urbanístico existente con esa edificación además de recuperar para el uso público los equipamientos existentes” por lo que rechaza anular esas acciones del Consistorio, tal como pedían las otras partes, defensoras del cumplimiento de la orden de demolición.

En este sentido reconoce que la ordenación afecta a “un pequeño entorno urbano” aunque matiza que “la especial dificultad urbanística que presenta esta ciudad está demostrando claramente que la única forma, o al menos la única forma eficaz de concretar una ordenación urbanística actualizada es realizar el desarrollo urbanístico por espacios territoriales realmente pequeños”.

El controvertido asunto de la casa de la Parra se inició en 1993, cuando el Consistorio autorizó la construcción del edificio en una zona de huertas. En 1996, con el edificio ya en pie, la licencia se declaró nula por haberse otorgado antes de que entrara en vigor la planificación urbanística que lo amparaba y se produjeron las primeras denuncias en las que siguió un largo proceso de reposiciones, recursos y contrarecursos.

Con el proceso judicial abierto y una sentencia de derribo, el Ayuntamiento aprobó en 2012 la legalización del inmueble que pretendía ser definitiva, pero nuevamente, el entonces líder de IU, Luis Peñalosa y un grupo de ciudadanos recurrieron y ganaron. El TSJ ordenó, mediante un auto, la ejecución de la sentencia, un mandato que el Ayuntamiento h tratado de recurrir durante años mientras el alto tribunal regional tampoco mostraba excesiva contundencia efectiva para su cumplimiento. El nuevo auto pone el broche final al periplo para el mantenimiento en pie del bloque residencial.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

7 Comments

  1. Pues me alegro de que por fin termine el “calvario” que han estado sufriendo los propietarios de las viviendas, debido a la incompetencia de cuatro politicuchos, y el afán destructivo de LP and the new-podemitas.

    Post a Reply
    • Ilegales, pese a esta sentencia, señor PePe Mocho, ¡uy! disculpe: Caliomocho; supremo-metomentodo, aprendiz de mucho, maestro de nada. Y, efectivamente, como ya se sentenció ilegales por incompetencia y mal hacer (o bien, según se mire) de quienes usted sabe y, por supuesto, ni dirá, ni reconocerá. Tiene usted plumeros para aburrir, y se le ven a la legua.

      Post a Reply
    • ¿Te parece poca legalidad que un Tribunal superior admita que no se tiene que derribar?
      Desde que empezó a salir el asunto de la Casa de la Parra, me he preguntado quien vivirá en esa casa para que LP and the new-podemitas tengan tanto empeño en demoler el edificio. Un “peligroso” edificio de tropecientas plantas, que como se ve en la foto, rompe el “skyline” de nuestra ciudad.
      No recuerdo la misma “intensidad” en los new-podemitas durante los muchos años en que cerchas del Cervantes si que formaban parte del “skyline” de la Ciudad, inmortalizadas por las cámaras de millones de Japonenes (y Japonesas, no me llamen machista)

      Post a Reply
  2. …y calimochas. Amen.

    Post a Reply
  3. Usease pides licencia para urbanizar, te la conceden, pagas licencia, edificas…. Pasado un tiempo te dicen que es ilegal lo que te han dejado ellos mismos edificar, te tiras mas de 20 años litigando por salvaguardar tus derechos y tu casa. Cuando al final la Justicia te da la razon no debiera esa Justicia ser mas justa. Y justo seria que indemnicen a esa o esas familias implicadas por el acoso y la injusticia que han padecido todos estos años. O que al tal Peñalosa y esos “ciudadanos” que encarnaron esa caza de brujas les hagan demoler sus propiedades

    Post a Reply
    • La Justicia estaría en que pagaran los que concedieron, Puede que a sabiendas de lo que hacían, licencia. El señor Peñalosa, al que tanto gustan de denostar algunos, y otros no hicieron más que lo que tenía que hacer: denunciar unos hechos, cuando menos irregulares. Usease el pasteleo de siempre, de los de siempre con los de siempre. Partido con canastas redondas y brindando con calimocho, como Peter Press ;), por ejemplo Maravich.

      Post a Reply
  4. El que sale prepotente, se lo lleva por delante. La justicia tarde y ya no puede arreglar el desaguisado. Y nosotros, los tontos a miirar., perdón,, cali, es muy listo, habla, o dispara a todo lo que se mueve.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *