web analytics

El obispado desmontará el lunes la veleta de 400Kg de San Esteban

“El gallo” de San Esteban, la veleta de más de dos metros de altura y 400Kg que remata el campanario de San Esteban, será retirado el próximo lunes por el obispado de Segovia, ante el riesgo de desprendimiento del conjunto a resultas de la borrasca Elsa. La idea es desmontarla y bajarla para su reparación. Elsa pues, quitará por un tiempo uno de los elementos más icónicos del “sky line” de la vieja Segovia.

Pero no será fácil. Los 50 metros de altura del campanario son inalcanzables para las autoescalas de los bomberos de Segovia, las de más altura disponibles en Segovia, por lo que el obispado ha debido de urgencia contratar una autoescala fuera de la ciudad cuyo estacionamiento frente a San Esteban tampoco se prevé sencillo y obligará a cortar el tráfico en la zona el lunes 23 por la mañana, que es cuando está prevista la operación.

Un gallo de 1907

Dos temporales consecutivos, con rachas de más de 100Km/h han sido demasiado para una veleta falta de mantenimiento. El 19 de diciembre “el gallo” quedó vencido y cimbreándose peligrosamente, lo que obligó a retirar todos los coches de la plaza de San Esteban así como acordonar la zona al paso de peatones. Además de la veleta, han saltado pizarras y tejas de la antigua iglesia.

No es la primera vez. En la web segoguiados.eu definen San Esteban como un superviviente. Romántico del siglo XII, de hecho la torre es una de las más altas de España en su estilo, perdió su ábside original, sustituido por el desacertado actual que data del XVII. En 1886, el mismo año en que se le declaraba Monumento Nacional, un rayo destrozó el chapitel barroco del XVII y los trabajos de prolongación duraron 25 años. Aún debía estar en reparación en 1907 cuando un ciclón arrancó los andamios de madera, momento en que se determinó poner la cubierta de pizarra coronada con el famoso gallo.

Alerta naranja hasta el domingo

La veleta ha sido el principal estrago del nuevo episodio borrascoso que afectaba a Segovia entre el 19 y el 20 de diciembre, inmediatamente después del padecido el 17 de diciembre, que es el que ha producido más deterioros especialmente en las localidades de la falda de la Sierra y muy especialmente en el arbolado.

Respecto a Elsa, el recuento de daños del Ayuntamiento de Segovia refiere a tejas desprendidas en Antonio Machado, en la iglesia de San Martín y en el CEIP Martín Chico desde cuyo tejado había caído alguna teja sobre un vehículo. En la carretera de San Rafael  hubo que quitar dos chapas que colgaban en dos tejados distintos de la gasolinera. Contenedores al viento en alguans calles de la ciudad, e intervención en el alumbrado navideño de Ezequiel González. Asimismo hubo que retirar ramas de arbolado junto al INNS de la avenida Juan de Borbón y se registró el desprendimiento de cristales en un edificio abandonado de la calle Doctor Castelo.

A Elsa está previsto que el sábado y el domingo le suceda otro frente, Fabien, también con rachas de viento fuerte que han situado a la provincia en alerta naranja. Se espera también mucha lluvia, lo que podría agravar las crecidas de los ríos segovianos, ya en máximos tras un otoño extraordinariamente húmedo.

Arriba, estado actual de la veleta. Sobre estas líneas, cerramiento del polideportivo de San Cristóbal, volado por el vendaval.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Déjense de ‘sky leches’ y busque palabras análogas en castellano (tampoco tienen que inventárselas como los tipos de árbol) que seguro las encuentran.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *