web analytics

El Gobierno renuncia a expropiar las caceras de Cambrones y Navalcaz

La Organización de Usuarios y Consumidores de Agua y la Asociación Cultural Hontanar informaban el 7 de julio de la renuncia de la Confederación Hidrográfica del Duero a seguir con los trámites de extinción de las concesiones históricas sobre el Cambrones y la cacera de Navalcaz. Los regantes han ganado una vez más.

La decisión de la Confederación, dependiente de Fomento, se basa en aspectos formales como que se han sobrepasado con creces los 18 meses que establece la ley de Aguas para la tramitación del procedimiento, y también al verse imposibilitada en el cumplimiento de lo acordado por el Consejo de Estado, sobre la subsanación de las irregularidades del expediente que se le requería por este órgano consultivo. Frente a estos aspectos formales los usuarios y la asociación Hontanar, que movilizaron a los vecinos para presentar 1.102 alegaciones y 62 recursos de alzada, consideran que el verdadero motivo es la falta de seguridad jurídica que ha caracterizado la instrucción del expediente por parte de la Comisaría de Aguas de la CHD así como la presión ejercida por las movilización vecinal de los pueblos afectados que han luchado para evitar la extinción de los derechos históricos de uso de las aguas del río Cambrones y la Cacera de Navalcaz.

Hacendera del quinto de Tabanera de la Comunidad de Aguas del Cambrones (2015)

A principios de 2018, y amparándose en nuevas normativas contra la sequía, la CHD anunciaba que iniciaba los trámites para extinguir las concesiones históricas de las caceras del Cambrones y Navalcaz. Desde tiempos inmemoriales, los vecinos de los municipios integrados en la Mancomunidad de La Atalaya (Palazuelos, Trescasas, San Cristóbal y La Lastrilla) cuentan con un derecho de concesión de 363 litros por segundo sobre las aguas del Cambrones. La de Navalcaz es de 393 litros segundo sobre la salida de agua del Eresma en el Pontón. Para hacerse una idea, esta última supone un tercio del caudal medio que desagua el embalse y el agua se distribuye por quintos entre la comunidad de regantes, formada por el Ayuntamiento de Palazuelos, el de Segovia (como representante de lo en tiempos fueron los regantes del Cristo del Mercado y Revenga), Diputación de Segovia (por Quitapesares) y propietarios particulares de la finca de Aldeanueva.

La primera, la del Cambrones, es una entidad histórica, regida por el derecho consuetudinario a través de la Noble Junta de Cabezuelas, sin personalidad administrativa en la actualidad, la segunda en cambio si está constituida como Comunidad de Regantes.

Para Hontanar y Aguaiuris, tras la tentativa de expropiación se ocultaba, además del allanamiento de derechos históricos de los vecinos sobre el agua, un intento de privatizar el agua. Para CHD la medida se justificaba como un intento de ordenación de unos derechos históricos en desuso basados en unos caudales actualmente no asumibles por la cuenca.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

6 Comments

  1. Sería interesante saber para qué se usa exactamente el agua de esas caceras en la actualidad.

    Post a Reply
    • Para dar de beber a tanto nuevo vecino. La Mancomunidad de la Atalaya toma más agua de la establecida (33 l/s) y para ello tiene hidrómetros, pero los tiene apagados.

      Post a Reply
  2. Para consumo humano?
    Pero no hablan de regantes en la noticia?

    Post a Reply
  3. Para dar de beber al ganado y para regar praderas y alimentar humedales que mantienen la fauna y la flora locales. No hay mas que seguir el cauce de la cacera de Navalcaz para comprobarlo.

    Post a Reply
  4. Era una excusa de la CHD arrebatar los derechos de concesión del Navalcaz y Cambrones, seguramente para otorgarles a otros usuarios, quizás muy distantes de nuestras Tierras. Y es que el organismo de cuenca trabaja con volúmenes en papel, que no corresponden con la disponibilidad real del recurso agua. Con esta decisión la concesión se conserva a favor de sus beneficiarios que tendrán que mostrar la transparencia y responsabilidad que ha faltado hasta ahora porque la sociedad exigimos una gestión ejemplar con el agua.

    Post a Reply
    • Perdona, ¿a qué te refieres con que ha faltado transparencia y responsabilidad?

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *