web analytics

El feminismo se moviliza contra la involución de Vox

No hay día que Vox no salga en titulares. “Nos manifestamos contra quienes quieren quitarnos los derechos de las mujeres”, declaraba Natalia Rincón, portavoz del Movimiento Feminista de Segovia, que el 15 de agosto congregó a medio millar de personas en el Azoguejo. ¿Quién quiere quitar los derechos?, apretaba la periodista, “los de Vox”, admitía finalmente la portavoz.

Pocas horas antes en Sevilla, la formación ultraconservadora sancionaba el fin de casi cuarenta años de gobiernos de izquierdas en Andalucía apoyando a un gabinete integrado por PP y Ciudadanos. Así que otro de los leit motivs de la concentración, que se ha reptido en las principales ciudades españolas, era “la solidaridad con las mujeres andaluzas”. Ni un paso atrás. De momento es Vox, pero como también explicaba una de las cuatro intervinientes en la movilización, hay miedo a que este antifeminismo que rechaza hablar de violencia de género para diluirlo en una “violencia doméstica en general” se contagie y cale entre la opinión pública como baza electoral. Así que se repitió el recordatorio de la cruda realidad: una mujer violada cada cinco horas, una mujer asesinada a manos de su pareja por semana, “manadas” en la calle… Y eso por no salir de España, que en el resto del mundo, o al menos en buena parte de él -como también se recordó- “el patriarcado mata impunemente” y lo hace a niveles de pandemia.”El 38% de las muertes violentas en el mundo lo son de mujeres a manos de sus parejas”, recordaban desde el megáfono. Hay violencia de género, y no poca.

Más allá de los motivos, algunos detalles de interés. Como la presencia en bloque de un nutrido grupo de socialistas, todos juntos y en primera fila, Alicia Palomo, Concepción Rubio, Ana Agudiez, Gloria Hernando, entre otros, y también el futuro alcaldable de La Granja, Samuel Alonso. A su lado, tirando a sola, Natalia del Barrio, de Podemos. Poca presencia del consistorio capitalino, desde luego del PP, Centrados o Ciudadanos nadie a la vista, y los que hubiera del PSOE o IU en segunda o tercera fila; invisibles. El Ayuntamiento de Segovia intentó la víspera capitalizar a través del Consejo Municipal de la Mujer el rechazo que suscita en la izquierda el antifeminismo de Vox. Con poco o  ningún éxito. Y es que el activismo se mueve más cómodo y masivamente en convocatorias “sin siglas”. Un activismo, por cierto, donde cada día se ven más hombres y de toda edad, sin llegar probablemente a la paridad, pero muy cerca.

Otro punto de interés, los llamamientos a ir calentando motores de cara al 8M, en la idea de repetir la histórica movilización de 2018. Es cierto, actualmente solo Vox ha salido del consenso político de apoyo sin fisuras a las medidas destinadas a prevenir la violencia de género, algo que moviliza y mucho al PSOE, IU y Podemos. Cuestión importante en año electoral. Ni un paso atrás.

De arriba a abajo. Vista de la concentración al inicio de la misma. Abajo, diversos instantes del acto.Dirigentes del PSOE en primera línea. Vista del interior de la concentración, que fue sumando efectivos a lo largo de tarde-noche.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

6 Comments

  1. IU va a los actos a apoyar no a chupar cámara, allí estaba apoyando la plana mayor de IU, el cordindor Jose Luis Ordóñez, la portavoz Ana Peñalosa, el concejal Ángel Galindo, el concejal de La Granja Jose Luis Duque y varios más, la diferencia entre como actúan IU y como lo hacen PSOE y PoDemos es que IU apoya sin buscar protagonismo, y el PSOE y PODEMOS buscan colocarse en la foto como si fuera un foto cool de una boda, es verdad que aunque lo buscaran al menos estuvieron, se echó mucho de menos a Cosme Aranguren de Centrados,o al menos a alguno de sus compañeros, me ha defraudado Centrados, los que no me han defraudado son los de Ciudadanos y PP, simplemente no me esperaba su presencia, luego, están en contra de estas de losderechoa y libertades de las mujeres

    Post a Reply
    • Hubo algún representante de Centrados que acudió a título personal, pero a diferencia del resto de formaciones políticas, pasando desapercibidos. Si no me crees, pregunta al concejal Ángel Galindo.

      Post a Reply
  2. Venga, ¡más madera!… Está claro que con autobuses o sin ellos, la cosa es estar siempre en los extremos. En este caso, haciendo el caldo a los que en su día ‘eran cuatro’ y se multiplican como panes y peces. A tiempo, osea: estamos haciendo un pan como unas hostia. Espero no equivocarme, pero las estadísticas van como la espuma recién tirada…

    Post a Reply
  3. Qué parte del discurso de Vox no entienden las asociaciones feministas? Vox no es antifeminista, ni machista, Vox quiere instaurar un sistema igualitario, no ventajista ni sexista. Miedo deben de tener el resto de partidos pero las mujeres?

    Post a Reply
  4. No sabía que hay una Competición Provincial para ver quien saca a más políticos de izquierda y ultraizquierda a la calle, para manifestaciones absurdas, contra un partido (ja, ja, ja) con representación y poder cero, y contra unas “supuestas propuestas”, que si “supuestamente”, llega a un “supuesto gobierno”, supuestamente producirá una supuesta reducción de la libertad y derechos de todas las mujeres (excepto de las mujeres de ese partido, supongo), así como el seguro aumento de la violencia de género.
    Mas trabajar, y menos tonterías. Recordad, que cada manifestación absurda de esas que montáis, son miles y miles votos para Vox. La gente está harta de vuestras tonterías, y os lo va a demostrar el 26 de Mayo.

    Post a Reply
  5. El feminismo extremo sí que supone una involución, de tomo y lomo.

    Somos muchos los que estamos hasta las narices del discurso de odio de las feministas radicales. Y esto se lo vamos a demostrar en las urnas.

    Por cierto, que alguien me diga por qué no se publican las estadísticas de niños asesinados por sus madres (sólo aparecen las de los padres.)

    Y por qué se oculta la nacionalidad de las “manadas” cuando sus integrantes no son de origen español?

    Nos estamos hartando de tanta manipulación pijoprogre articulada en discursos constantes de odio e intolerancia que recuerdan al fascismo puro y duro por mucha careta de democracia que se pongan.

    Aúpa VOX. Arriba España! Arriba España! Arriba España! Arriba España!!!! Un millón de veces. En las urnas nos veremos.

    Post a Reply

Responder a Marisa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *