web analytics

El escaparate del Patrimonio Industrial

La cuarta edición de las Jornadas de Turismo y Patrimonio Industrial, organizadas por el Área de Turismo, ha concluido con una participación de 50 expertos que han debatido diferentes proyectos de divulgación de Castilla y Léon y su viabilidad como recursos de cultura y turismo.

Cabe destacar la presentación, fuera de programa, de un proyecto piloto de realidad virtual de la Real Casa de Moneda por parte de la empresa ViTwo IT Services S.L. La visita programada a la antigua Ceca segoviana comenzó con esta visita virtual, que permite ver al detalle todas las estancias en 3D, incluso el interior de la maquinaria.

Fachada del Real Aserrio. Abajo, diferentes vistas de las centenarias y abandonadas instalaciones. Fotos de Segoguiados.

Durante las jornadas, los participantes conocieron la importancia del cultivo de lino en los pueblos situados en la falda de la Sierra de Guadarrama con David Martín, biólogo y copropietario de Tenada del Monte. Hace más de 5000 años ya se cultivaba el lino en la Península Ibérica, concretamente en la Cueva de la Vaquera, situada en la localidad segoviana de Losana de Pirón, donde se han encontrado semillas de esta planta datadas hace más de 5700 años. Referencias escritas sobre su cultivo aparecen ya en un documento datado en 1221 y, a lo largo de la historia, han aparecido documentos en los que se hace referencia al lino en numerosas localidades de la provincia, la mayoría de ellas muy próximas a la Sierra de Guadarrama. Una exquisita investigación de David Martín – en la que han recopilado incluso testimonios y demostraciones de personas que hace décadas se dedicaban a esta labor -, ha permitido conocer todo el proceso, desde cómo se preparaba la tierra para el cultivo, hasta la elaboración de distintos productos.

La situación de la mujer emprendedora en el medio rural fue el título de la ponencia de Raquel Arranz Bernardino, propietaria de la Quesería Artesanal de Sacramenia. Durante los veinte años que lleva elaborando queso de forma artesanal ha querido innovar y diferenciarse creando un producto único, un postre elaborado con materias primas de primera calidad, tanto en la forma de elaborar sus productos como en la forma de mostrar a los visitantes cómo se trabaja y se vive en el medio rural.

Por su parte, Luis Viejo, Alcalde del Ayuntamiento de Brihuega, Teresa Valdehita, Concejala de Patrimonio Histórico, y Juan de Dios de la Hoz, arquitecto y director de la obra de restauración de la Fábrica de Paños, mostraron el proceso de rehabilitación de la Real Fábrica de Paños en Brihuega, Guadalajara. Un claro ejemplo de buenas prácticas en la recuperación del patrimonio.

Roberto Fernández, director del Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, expuso la reconversión de la Ferrería de San Blas en museo en el municipio leonés de Sabero. Fue declarada BIC con categoría de Monumento en 1991 y se trata de un claro ejemplo en el que su reutilización ha permitido protegerlo, preservarlo y evitar su deterioro. Tras una necesaria intervención en el edificio, este ha seguido manteniendo su identidad a pesar de que su uso actual es muy diferente del originario. Actualmente, el Museo de la Siderurgia y de la Minería de Castilla y León es un importante centro cultural en la zona donde se puede disfrutar de exposiciones, cine, conciertos, etc. Desde su apertura en 2008 ha recibido más de 350.000 visitantes y ha impulsado en la zona la creación de empresas turísticas.

Ana Vicente García, técnico de Turismo del Ayuntamiento de Béjar, habló del textil bejarano. La localidad salmantina de Béjar fue un importante centro de producción textil en nuestra península. Su río Cuerpo de Hombre favoreció el desarrollo de molinos y batanes que eran movidos por la fuerza de sus aguas y que dieron lugar a la creación de diversas fábricas en las que se elaboraban sus famosos paños bejaranos. Actualmente Béjar cuenta con un Museo Textil, ubicado en un conjunto fabril, que alberga una colección de maquinaria textil y de trajes militares hechos con paños de Béjar, entre otros aspectos de esta industria.

Cerró el ciclo de conferencias Juan José Peña, de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Collado Villalba, con la electrificación del MAS (Madrid-Ávila-Segovia). Recientemente se han cumplido 75 años de la inauguración de la primera fase de la electrificación de la línea Madrid-Ávila-Segovia que, aunque se proyectó en los años 30 del siglo pasado, la Guerra Civil paralizó los trabajos que se completaron tras la contienda. No fue la primera en España ni la primera de la Compañía del Norte (esta compañía electrificó el puerto de Pajares en 1926), pero es la única que mantiene el formato original de diseño. La primera fase fue la instalación desde Madrid (Príncipe Pío) y Cercedilla-El Escorial. La segunda fase fue la que llevó este servicio hasta Ávila y Segovia en febrero de 1946.

Las jornadas finalizaron con dos visitas guiadas en el entorno de Valsaín. Los participantes tuvieron la oportunidad de conocer el aserradero histórico de la mano de Javier Donés, director del Centro de Montes de Valsaín. Un recorrido por la historia de este importante lugar ubicado en el Monte Matas donde se procesaba la madera extraída de los Montes de Valsaín. El aserradero nació a finales del siglo XIX, en 1884, impulsado por la Casa Real, y en él se encuentran las máquinas accionadas a vapor de aquella época.

Posteriormente, Julio Rodríguez, guía del Centro Nacional de Educación Ambiental – CENEAM, compartió con los asistentes la importancia de un recurso fundamental en la zona, el agua del río Eresma, tanto en los usos y costumbres de los vecinos de la zona como en la industria del lugar.

Nota de prensa del Ayuntamiento de Segovia

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *