web analytics

Drylock espera permisos de Francia para hacer mascarillas quirúrgicas homologadas

La empresa Drylock ha comenzado a fabricar mascarillas con la nueva maquinaria adquirida por convenio con la Junta de Castilla y León. La firma tiene el compromiso de fabricar 100.000 mascarillas “quirúrgicas” diarias, aunque de momento sólo puede hacerlas “higiénicas” porque carece de un filtro que en Francia se mantiene aún bajo veto para su importación. La compañía sostiene que comenzará a fabricar las mascarillas que requiere el Gobierno regional en el plazo de una semana.

Un veto impuesto por las autoridades francesas en los momentos de máxima tensión de la pandemia del coronavirus prohibiendo la venta a terceros países de un filtro que da a las mascarillas las características técnicas para lograr la denominación de “quirúrgica” es el último escollo que tendrá que superar Drylock para completar la nueva línea de producción y cumplir el compromiso alcanzado con la Junta para fabricar 100.000 mascarillas diarias de este tipo, cuyo uso sirve principalmente para evitar que quien la porta contagie a otras personas.

Fuentes de la compañía establecida en Hontoria han reconocido la existencia de esta situación aunque aseguran que el veto en cuestión se levantará sin problemas en unos días y en el plazo de una semana podrán adquirir de las fábricas francesas los filtros para completar la elaboración de las protecciones. De momento, a la vez que se realizan los últimos ajustes a la maquinaria, ya se están llevando a cabo producciones “reducidas”, de 50.000 unidades diarias, fabricando mascarillas higiénicas, sin ese elemento de calidad.

Técnicamente, la diferencia estriba en la capacidad de una y otra para retener gotitas de saliva u otros fluidos (EFB) del usuario y también en las referencias sobre la “respirabilidad” de la máscara, es decir, la comodidad de su uso. Con una mascarilla higiénica el índice, medido en Pascales, es de menos de 60; con una quirúrgica dotada del filtro que se está esperando, la medida es de menos de 40.

La Junta y la empresa desarrollan el proyecto “Mascarillas con alma” por el cual Drylock tendrá una línea de producción que garantice a la Junta disponer de una producción mínima de estas protecciones homologadas en su propio territorio y sin tener que recurrir a fabricantes extranjeros. La maquinaria —unos 800.000 euros de coste—  se ha comprado a medias y Drylock aporta los conocimientos técnicos y la capacidad estratégica, a cambio de fabricar en exclusiva para el Gobierno regional que comprará cada protector a 0,46 euros.

Montaje rápido y mejorado

La maquinaria comprada a China se ha montado en una sala “blanca” de 230 metros cuadrados creada En un tiempo récord específicamente para albergar esta línea de producción, según explican desde la empresa.

El aparataje llegó a Segovia el pasado 18 de mayo en 28 palets y se ha montado “en 20 horas incluyendo la reprogramación de la propia máquina para mejorar su funcionamiento”, apuntan las fuentes de la compañía. En estos trabajos, además de los ingenieros y personal de la empresa han participado uníos 30 empleados de cinco firmas segovianas.

Tras su puesta en marcha, a la espera de los permisos para el uso de los filtros señalados, ha comenzado la producción de mascarillas higiénicas, al ritmo de 50.000 unidades diarias, la mitad de las que se espera producir una vez que el sistema esté totalmente ajustado y el producto cuente con el filtro.

La puesta en marcha de la nueva línea de producción se ha traducido también en la contratación de 18 nuevos trabajadores en la planta del polígono de Hontoria, en la que ya trabajan más de 150 personas.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *