web analytics

Donde Clara Luquero se la juega

Si en el ámbito institucional, de participación, regeneración urbana o económico, Clara Luquero ha demostrado una solvencia encomiable, la palabra desastre se queda corta para definir su capacidad para recuperar a la ciudad de la enorme anemia empresarial que viene arrastrando desde hace décadas. Cuando hace 25 años me vine a vivir aquí, la ciudad tenía más población que Huesca, Ávila o Cuenca. Ciudades sin AVE ni Titirimundis, pero que hoy miramos con envidia, y no vale culpar a la fuga al alfoz de la población porque el mismo fenómeno se ha dado en las mencionadas capitales.

Así está Hontoria

Hay que culpar a la falta de horizontes laborales que retengan población. Al desierto empresarial de un modelo político fiado en en el monocultivo del turismo y la función pública. Resultado: desde hace 20 años la migración de jóvenes a Madrid se ha multiplicado porque, con todos los respetos para la abnegada hostelería, hacer carrera desde la barra de un bar no parece ser el sueño de nuestra juventud.

La creación empresarial será -debería haberlo sido hace veinte años- el caballo de batalla de las próximas elecciones y por eso el proyecto de crear a toda prisa un centro logístico de cartón y packaging en Prado del Hoyo me parece trascendental para la suerte, no sé yo si de Clara Luquero (a la que no veo con muchas ganas de repetir), pero sí para el PSOE.

En la anemia empresarial que sufre la capital se juntan dos cosas. Por un lado el urbanismo capitalino -del que hablaremos largo y tendido- por otro una nefasta relación histórica entre socialismo y la clase empresarial. Una incomprensión mutua que es incluso anterior al periodo de Pedro Arahuetes, pero que fue con Arahuetes donde naufragó definitivamente. Por decirlo claramente, Arahuetes no creía en las empresas. Su modelo de ciudad era la regeneración urbana y el crecimiento inmobiliario, el convenio a la Forus o aparcamientos de ruina. Además, yo creo que odiaba visceralmente a esa clase empresarial al frente de FES y Cámara.

Beatriz Escudero y Jesús Postigo.

Bien es cierto que la élite empresarial de entonces entraba de lleno en lo que llamaríamos el PP sociológico. Además, FES y Cámara estaban políticamente orientadas a la Junta, de donde procedían las subvenciones y de las que dependían. Para Arahuetes, ese entorno empresarial era poco más que una cantera de futuros rivales, y ahí está el caso emblemático de Jesús Postigo (o en el itinerario inverso, Beatriz Escudero). Pero el empresariado es resultadista y hubieran pactado encantados con un alcalde sensible a sus intereses, y de hecho hubo intentos de generar espacios de encuentro (por ejemplo para desarrollar Prado del Hoyo), pero Arahuetes se encargó de frustrarlos uno a uno. No se invirtió un duro en esa época en ni siquiera sacar del inframundo setentero en que se halla el polígono del Cerro, no se generó un palmo de suelo industrial real. El referente pasó a ser Valverde del Majano, en tanto Segovia se enfangaba en un delirante CAT, que ha costado lo que el desarrollo de varios Prados del Hoyo, y que no dejaba de ser una estatua al ego de alguno y el mascarón de proa de más pisos con aquella avenida que nos había de llevar derechos a Guiomar, que quedó en el limbro de los papeles.

Luquero no solo siguió por esa línea sino que, a diferencia de Arahuetes, no sabe lo que es una empresa. Así que continuó con el desatino del CAT y no paraba mientes en intentar colar cuantas ensoñaciones se le ocurrían. Tomen nota: que si meter allí una universidad madrileña de artes escénicas y ballet, que si convertirnos en referencia mundial del 3D y la animación, que si polo de digitalización del sector cárnico, incluso a partir de la implantación de Toro, llegó a fantasear con un pull de empresas vinculadas a Defensa, ignorando lo obvio, que PCMASA se moría. Todo fantasmagorías que, a lo más, cumplían su función de titulares en la prensa amiga. Recuerdo en plena campaña del 19, y lo recuerdo con vergüenza ajena, aquellas promesas de Segovia y el 5G (milonga que leo en otro medio sigue sosteniendo no sé qué ministra). Con la excepción de José Bayón, la gente de Luquero no tenía ni la menor idea de lo que decía. Encadenaban burradas sin sentido sobre Indra, grandes tecnológicas, y Movistar… Pero la gente les votaba.

Luego tienes el problema del urbanismo. En 2019, Ballenoil presentaba el mismo día proyectos para abrir sendas gasolineras en La Lastrilla y El Cerro. La de la Lastrilla se abrió un año y varios meses antes que la de la capital. Es desesperante.

Y es que cuando no son las inercias funcionariales, es el PEAHIS, es zona ZEPA, o red natura, o la defensa de una cañada, o de las vistas, o estudios arqueológicos, o la CHD. Trámites y trámites. Comisiones de Gobierno, de Patrimonio y de Medio Ambiente. Publicación en BOP y 15 días de recurso. A lo que se añade una cohorte de querulentes que parece que viven de extorsionar planes parciales, o terratenientes que creen realmente que el antiguo trigal que heredaron es poco menos que Park Avenue. En Segovia, esta ciudad en la que nadie quiere vivir y los que quieren no encuentran trabajo. Total, que yo no he visto proyecto urbanístico en Segovia que no cuente su tramitación por lustros. Para pasmo general, Luquero dijo que en “paralelo a la obra se tramitará el plan parcial”. Ya.

Con razón, y  sin que le llegue la camisa al cuerpo, Clara Martín, concejala de Urbanismo y  persona a la que le ha caído el marrón del mandato, se curaba en salud: “hay otros sitios, no todo es Prado del Hoyo”, dice. Esperemos que no sea en Ciudad Real.


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

12 Comments

  1. Ávila no tiene Alfoz señor Besa, no lo tiene, no tiene esos pueblos o urbanizaciones que pertenecen a otros municipios a tres minutos andando desde la capital, véase Carrascalejo de Nueva Segovia, por ejemplo,una gran parte de culpa ha sido de los especuladores inmobiliarios que han hecho de los preciis de los pisos de Segovia en cuanto tocó la lotería de Navidad del 2000, aquellos 67.000 millones de pesetas repartidos entre cientos de segovianos, fijaros, un barrio alejado del centro, como es nuevo de la plaza de toros, Ciudad y Tierra de Segovia, se han llegado a vender pisos de 3 habitaciones allí por más de 70 Millones de las antiguas pesetas, pero quién se va a meter en esa barbaridad, para eso me voy al alfoz.

    Post a Reply
    • Es cierto que Ávila es un caso atípico, pero es bastante comparable. Su comarca -descontando la capital- tiene unos 14.000 habitantes, por 20.000 el alfoz de Segovia (la ZBS Segovia rural).

      Post a Reply
  2. Análisis acertado y atinado 100 por 100. No se ha hecho ni el huevo en nada.

    Post a Reply
  3. Los pueblos de los alrededores de Segovia han sabido aprovecharse de la ineptitud de Segovia para crear un sólo metro cuadrado de suelo urbanizable. La gente que ha podido ha emigrado allí. Y el Peahis para rehabilitar casas, se aprobó hace poco, después de 20 años de trámite alucinante. En Sg capital no hay empresas, y sólo queda hostelería y limpieza. Dar un paseo por José Zorrilla, San José, Caño Grande y otras zonas a las 5 de la tarde empieza a dar miedo. Se están convirtiendo en barriadas marginales nuestros barrios. Y sin turismo, se nota la pobreza por allá donde vas.

    Post a Reply
    • Tampoco era cuestión de urbanizar hasta las macetas de los balcones de todo el alfoz, ‘observador’, pero… tiene usted razón en la marginalidad en la que se está convirtiendo la ciudad en las zonas que indica.
      Pero, es más, iría más lejos que usted e integraría casí toda la ciudad (incluyendo pobreza, acaparamiento de edificios semiabandonados en los lugares más céntricosor unos pocos y la plaga de “lo turístico”…

      Post a Reply
  4. Segovia necesita un buen cambio como el comer.

    Post a Reply
  5. Los consistorios segovianos no se han caracterizado por su visión estratégica para la inversión empresarial, y sólo me remonto de la transición hasta hoy; tampoco las organizaciones empresariales, que usted las define muy bien. Todo ha olido a rancio y sigue oliendo. Arahuetes y Luquero son la misma cosa. Su prepotencia y soberbia son inauditas como resultado de la ignorancia, Me sorprende que apueste usted por el tal Bayón, que suena a más de lo mismo.
    El Ayuntamiento de Segovia necesita aire fresco. Todos los que están de unos y otros partidos están contaminados por la misma visión: el ensimismamiento, el odio, y las ganas de ocupar un puestiito para meter en el bolsillo 600 o 1.000€ al mes. Qué pena! Hace falta lideres con un proyecto a futuro para la ciudad y a simple vista el panorama no es muy halagüeño. Suerte para Segovia y los segovianos! Les va hacer falta.

    Post a Reply
  6. Que triste D. Fernando , que terminemos nuestros días en otra ciudad, pueblo o villa.
    Las triquiñuelas políticas planificadas por algún que otro alto cargo de la comunidad de CyL de hoy en día hace algo más de 20 años hizo, cuando estaba la siembra realizada , que Segovia no prosperara al dejar de cuidar el fruto.
    Los supuestos agricultores políticos que llegaron no dieron la talla , tanto los que fueron como los que vinieron.
    Me parece que se lo he dejado claro.

    Post a Reply
  7. Disculpe d. Luis
    Me refería a usted .
    Pero los hechos me han jugado una mala pasada..

    Post a Reply
  8. Solo un fallo. Huesca y Cuenca si tienen AVE

    Post a Reply
  9. La solvencia de la alcaldesa es muy discutible. El número de promesas incumplidas, se cuentan por decenas. Entre otras, en las elecciones pasadas, montó, de nuevo, el teatrillo del CIDE con empresarios-fantasma para embaucar al electorado. A pesar de sus flojos resultados, la alianza podemita la mantiene en el poder, pagando la cuota debida.
    Luquero ha gobernado mirando a Sánchez (“rey Sol” en eclipse) y su combinado socio-comunista, que ella toma como referencia. Le hubiera gustado que triunfase la moción de censura contra Mañueco e Igea. No quiere saber nada del expolio de Navacerrada, que el gobierno de Sánchez pretende expropiar a Segovia.

    Post a Reply
  10. Muy de acuerdo con muchas de sus opiniones… pero creo que dejar fuera de ese análisis a la Junta de Castilla y León, que ha castigado con fiereza a Segovia, es un poco injusto.
    Por cierto…. no me compare con Ávila que en Segovia mucha gente la pone de ejemplo y no saben de lo que están hablando… solo hay que hablar con los empresarios de allí que se expanden en Segovia y verá lo que opinan…. y hay unos cuantos lo que hablan de una ciudad y provincia en peor estado que Segovia, además de que no tiene las localidades del alfoz de Segovia para sumar población metropolitana.
    Pero le compro que menos títeres y más inversiones reales y con sentido estratégico

    Post a Reply

Responder a Luis Guibert Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *