web analytics

Doctor Giráldez y míster Hyde

Apasionante domingo el que nos espera. Un enésimo partido del siglo del mes, Barça-Madrid, con todo el dramatismo del liderato en juego, seguido de unas andaluzas, donde ahí sí, la liga bipolar (PP-PSOE) entrará definitivamente en la UCI camino del cementerio o, simplemente, sonreirá y se dirá: “un susto más”. Una fantasmada. Uffff…

141202-Arranz-ayto1(p)fantomasComo la enésima perpetrada por el Fantomas de la política local, el concejal tránsfuga, avanto o díscolo (adjetiven como quieran), Javier Arranz. Increíble lo de este chico. Del rojo del PSOE al azul celeste del arahuetismo más cañí, pasando por un fugaz momento morado-Podemos.

PSDE parece que se llama la capillita. De donde en el PSOE, recordando el precedente del POSI, está ya analizando la conveniencia de impugnar las siglas por descarado plagio con fin confundente. No les ha gustado la jugada, y no por Arranz; más bien temen una envolvente de Arahuetes, o aún peor, del arahuetismo, ese segovianismo de pandereta según el cual todos nuestros males son culpa de Madrid, Valladolid o Palazuelos de Eresma (con un par). No hay aire como el que pasa por el arco del Socorro ni pedo mejor tirado que desde los altos de la Piedad (que esto último tiene pinta de ser verdad).

Pues sí: 30 días le ha durado a Arranz el fervor eclesial. Y de decir en FB que “el morado es el color de su corazón”,  y que de mayor le gustaría ser como Iglesias, a reconocer que les admira pero, “que algo no le cuadra”…  El que no cuadra, claro, es él, que no le quieren en Podemos ni para enano del circo. Eso es lo que no le cuadra al afectado.

El rechazo duele. Y una aconsejable salida es hacerse la zorra, decirse aquello: ¡Están tan verdes!

Que se lo pregunten al Doctor Giráldez y Míster Hyde de la política local. Otro que también será por colores, que tras una honorable y juvenil etapa en el PCE, pendulea al PP, funda el ASI, pasa al PSOE y vuelve al ASI. Del rojo al verde, pasando por el rosa y el azul.

DoctorjekillGiráldez(p)1Con Javier Giráldez todo suele ser de seda. Listo, agradable, culto y elegante (¡¿qué pasa?… a mi sus florecitas a lo Krusty siempre me han gustado!).  Es un hombre que brilla. Pero de vez en vez le sale el venazo Escalera Gila. Especialmente cuando lo ningunean y considera el que lo ningunean (que no es lo mismo). Entonces -opino- le brota ese cortijismo de noble despechado. Y la lía.

Ya pasó en su etapa de alcalde y diputado provincial. Me dijeron que el PP le había sondeado para encabezar la lista. Se hablaba de que, caso de perder, iría de presidente de la Diputación (también se decía de Postigo, que conste). Cuando finalmente el PP le dio calabazas, Giráldez se vengó montando el ASII. Y vaya sí se vengó, que aunque en 2003  no salió por un 0,01%, le quitó el concejal de la mayoría al PP.

En política y como le decía Churchill al bisoño parlamentario, los rivales están en frente y los enemigos a tu espalda. De ahí que cuando Gordo fichó a Giráldez para dar un guiño centrista-empresarial a la lista de Arahuetes, los del PP resoplaban de satisfacción. ¡Al fin! Caro les había salido jugar con Giráldez pero, mira tú por donde, terminó la pesadilla.

Guardan similitudes los casos de nuestros Fantomas y míster Hyde.  El Javier mayor se va, sí, y a lo mejor deja a la pobre Luquero embarazada y a la puerta del altar, con acaso un pleno por delante con cosas por lavar (bien se sabe que el pleno más importante es siempre último del mandato). Pero a diferencia del Javier joven, que balbucea una mala explicación y se pone a tontear con toda sigla a tiro, el Javier mayor,  con el poso que da la mundología de la edad, ha sabido expresar un tan elegante como cínico argumento: dado que el PSOE no cuenta con él, y dado que no se puede ser criado de dos amos, me marcho al Himalaya al encuentro conmigo mismo. Necesito mi espacio. Ver si Así o asá.

Naturalmente, del bien común y del respeto al elector, nadie habló. Si uno optó por el garrotazo, el otro por el veneno florentino. Que para el caso…

Vuelvo a las andaluzas para terminar. El lunes sabremos si el bipartidismo se muere o ha sido todo piedras en el riñón. Pero tanta hiperactividad ¿no me digan que no recuerda a los tiempos de la transición? Cuando florecían partidos como setas. La política vuelve a interesar. Mircropartidismo.

Y uno, que también convive con sus Jekill y Hydes, no sabe qué pensar. Mi lado conservador me dice que la mezcla de colores termina en marrón caca, y tanto partidillo al servicio del ego de este y aquél no nos va a sacar de pobres. Pero el lado Hyde me susurra que lo pasaremos bien, que puede ser una juerga memorable… ¿Qué de camino lo mismo acabamos de resaca en el hospital, el coche en un pastizal y con la legítima llorando a todo llorar?…. ¡Un día es un día!

Ganas me dan de apuntarme a la moda del micropartido. Lo tengo claro, puestos a revivir la transición, monto la sucursal de aquel engendro mitad horda mitad grupo punk: el Frente Idiota.

¡Al menos yo no engaño a nadie!

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

1 Comment

  1. Queda demostrado señor Besa: ‘de colores se visten los campos en la primavera…’ 😉 ya que el arte de la política (lo que se dice po-lí-ti-ca en cuanto a regir, conducir asuntos públicos) na de na, apliquemos el arte del maestro Marx: “buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocado”. Se nos ha ido, como informan ustedes hoy, un maestro del arte de alegrarnos la vida, Moncho Alpuesnte. Al menos que sigan divirtiéndonos estos pseupolíticos de la nuestra España y de los ‘despertares segovianos arahueteros’ ¡Salud pa t’os!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *