web analytics

¿Cómo contar a los turistas?

Lo ideal sería colocar “cuentaturistas” justo en las entradas de la ciudad y las estaciones de autobuses y trenes, pero parece que el trabajo técnicamente sería bastante complicado así que conocer el número exacto de personas que visitan la ciudad de Segovia cada año es una cuestión de aproximación, actualmente en base a los contadores que sí existen en puntos como el Centro de Recepción de Visitantes (CRV), donde entraron 860.858 personas el año pasado, o el Alcázar (754.946 entradas en el mismo periodo). También se puede fijar uno en el uso que se hace de las plazas hoteleras, ocupadas el 61 por ciento de las noches de todo el año, según el INE y eso a falta de las décimas que subirá la estadística de diciembre.

Todos esos datos son parciales y por tanto, simples referencias, “los números de Santo Tomás” que dice la concejala del ramo, Claudia de Santos, que concluye que la cifra es mucho mayor y este 9 de enero ha sostenido la cifra (la misma que ha lanzado en años anteriores) de unos dos millones de visitantes, con estadounidenses y franceses como grupos mayoritarios, aunque “si sumamos chinos, japoneses y coreanos los asiáticos son más que los franceses”. Según su razonamiento, “las cifras [de los tornos citados] piden una multiplicación por 2, 2’5, ó 3” y por esa cuenta de la vieja “no es descabellado en absoluto decir que más de dos millones de personas han llegado a la ciudad” en 2019.

No parece muy exacto pero si suficiente para mantener que en Segovia “se han batido una vez más todos los récords de visitantes”, un llamativo titular si no fuera porque comienza a ser costumbre por repetido en los últimos cuatro años de crecimiento continuado y de cifras al alza en la mayoría de los indicadores.

Hablando de tornos. De Santos ha anunciado su intención de instalar uno en la entrada del la Casa de la Moneda para demostrar que el estancamiento de las visitas a aquel Museo que reflejan sus propias estadísticas (15.820 el año pasado, casi igual que el año anterior) no responde con exactitud al interés que despierta el conjunto de uno de los edificios industriales en pie más antiguos del mundo, que según afirma recibe muchas más visitas, aunque se trata de personas que no entran al museo aunque si visitan la Casa. Lo cierto es que el que estaba llamado a ser el “cuarto monumento” de la ciudad no logra subir las estadísticas con el paso de los años, un hecho que la concejala atribuye también a su ubicación y “el concepto de movilidad de los años 90 que tenemos”, aunque al tiempo confía en el “Boca a oído” para lograr, poco a poco, invertir la tendencia.

Dos personas consultan los horarios ante la Casa de la Moneda.

Curiosamente, casi tan “a trasmano” está el Museo de Títeres Francisco Peralta, en el Arco se Santiago, al que en años anteriores se le han aplicado los mismos pretextos que a la Casa de la Moneda para justificar la reducida presencia de visitantes, pero que este año se desmarca con un aumento de un 15,20%, hasta las 8.941 visitas.

Recursos de éxito han sido en 2019 espacios como la Casa Museo de Antonio Machado que en el año pasado tuvo 18.860 visitas, coincidiendo con los fastos relacionados con el centenario de la llegada del poeta a Segovia celebrados durante todo el año o el Centro Didáctico de la Judería (13.921 personas), sin olvidar que 19.894 personas han participado en alguna de las modalidades de visitas guiadas que ofrece Turismo.

El año del diablo

La concejala De Santos no pudo evitar comentar con orgullo los resultados positivos logrados por la instalación de la figura del diablo (en su versión constructor del Acueducto) en lo alto de la cuesta de San Juan, en su doble vertiente. Por un lado, de promoción internacional y nacional, además de gratuita, a cuenta de la polémica que se desató cuando se instaló y que “ha sido un aldabonazo mediático como no hemos conocido nunca”. Por otro, por su decisiva contribución al empeño del departamento municipal de diversificar los flujos de turistas más allá de la calle Real y poder conducir a visitantes e incluso segovianos hacia el barrio histórico de los Caballeros, repleto de palacios y casas señoriales, y la muralla Norte de la ciudad.

Al calor de la escultura, Turismo creó la ruta “Del diablillo a la Catedral” y también modificó la visita estrella de su catálogo, la denominada “Patrimonio de la Humanidad” que ahora lleva a los usuarios por San Juan y ha sumado palacios y muralla a la obligada parada en Acueducto, Catedral y Alcázar.

El CRV en obras y cambios en la web

Hay retos para Turismo en 2020. De entrada, es “inminente” (eso si, sin fecha definida) el inicio de las obras de remodelación integral del CRV para su conversión en edificio totalmente accesible. Pese a esa “inminencia”, la edil reconoce que aún no se ha definido cómo se mantendrá la prestación de servicios de información y venta a los visitantes, “una circunstancia nueva que obliga a un plus de creatividad”, según dijo reconociendo que lo único claro en este momento es que el personal se repartirá en los cinco centros que Turismo tiene en la ciudad.

También se avecinan este año modificaciones sustanciales en los servicios en red que ofrece turismo que al parecer tampoco serán sencillos ya que “son cambios en la web que requerirán su tiempo de adaptación”.

En su intervención, De Santos dejó claro que a su departamento no le preocupa en este momento mantener un crecimiento exagerado de las visitas a la ciudad, entre las mayores de la región, “que ni queremos ni podemos permitirnos a no ser que seamos capaces de fijar estrategias como la de la fragmentación de flujos”.

Clara Luquero y Claudia de Santos durante el balance de Turismo en 2019.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

5 Comments

  1. Os lo ibais a pasar bien con mi jefe.

    – De Santos: Tenemos dos millones de visitantes, aunque no es seguro porque no los podemos contar.
    – Mi jefe: jejeje…

    Post a Reply
  2. Ésta es capaz ella solita de cargarse el Turismo de Segovia. Otra iluminada

    Post a Reply
  3. Contando las piernas o las ruedas de los cochecitos de bebé y dividiendo entre dos (personas y personos) o cuatro (o tres, según modelo) para cochecitos.
    P.D.: las apreciaciones con para que no tengan que pensar mucho en la división.

    Post a Reply
  4. La mayor parte de los turistas que suben por la calle San Juan, se hacen la foto con el “muñeco”, interrumpiendo el paso por la estrecha acera y bajan de nuevo para subir por la calle Real.
    Decir lo contrario es faltar a la verdad de forma interesada.

    Post a Reply
  5. Millón arriba, millón abajo, ¿qué mas da, si al final se lo compran todos los medios? Y su gran éxito turístico del año, el diablillo. ¿Entre las visitas al Museo de Títeres también se incluyen las escolares de los centros de la ciudad? A ver qué se inventa este año para que el balance sea de tres o cuatro millones, eso sí, con todos los flujos fragmentados.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *