web analytics

Castilla y León: Low cost

Las palabras del Viceconsejero Francisco Igea durante su intervención en el Pleno para aprobar el denominado “decretazo de las macrogranjas” da una perspectiva de cuáles son las prioridades del Gobierno de Castilla y León. “Dejen que los empresarios ganen dinero” afirmaba. Una contundente declaración de intenciones.

En primer lugar es tremendamente curioso que el Consejero de Transparencia deniegue la misma a este Decreto. Como han denunciado varias organizaciones, entre ellas Ecologistas en Acción, este decreto eliminaría la información pública, los informes previos y la posibilidad de que los vecinos y vecinas de los términos municipales puedan tener conocimiento del mismo. Y no solo eso, sino que además, durante esta semana de tramitación la participación de la ciudadanía ha brillado por su ausencia.

En segundo llama la atención la rapidez con la que se ha desarrollado. Esta modificación estaba contemplada en el famoso pacto de reconstrucción, que entre unas cosas y otras parece que ya se ha hecho una bola y se ha tirado a la basura. Podrían haberlo pensado antes los firmantes. Ha sido una de las primera medidas llevadas a cabo. Y eso a pesar de que justo esta semana, Intermón Oxfam, anunciaba que Castilla y León será la segunda Comunidad Autónoma de España donde más aumentará la pobreza en términos relativos, un 11%.

Pero esto no sorprende, teniendo en cuenta que la pobreza, como palabra, solo aparece una vez en el documento y vulnerabilidad dos. Lo que indica que la Junta de Castilla y León no ha aprendido absolutamente nada de esta pandemia. Sigue reconociendo la salud pública como meramente asistencial y olvida su concepto integrador y transversal, donde la garantía de una vida digna también forma parte de la estrategia global de salud pública.

“Dejen que los empresarios ganen dinero” Pero no hablamos de cualquier empresario. Aunque el decreto autoriza a multitud de actividades, llama poderosamente la atención lo que implicará para macrogranjas e industrias agroalimentarias.

No se está hablando de pymes y autónomos. Sino que se está hablando de perpetuar y aumentar un modelo de grandes industrias, un modelo low cost de producción que nada tiene que ver con la calidad, con el valor añadido, y que tan solo busca la competitividad a base de una producción ultra intensiva y precariedad laboral, y que hará imposible competir a las pequeñas y medianas explotaciones. Un Decreto más para favorecer la macroindustria que se une a la larga normativa ya existente en nuestra Comunidad

Parece mentira, que la Junta de Castilla y León haya olvidado tan rápido las movilizaciones del sector agrario por precios justos o medidas concretas para hacer frente a la crisis del sector. Porque si hay algo que hace imposible la búsqueda de un equilibrio en la cadena de valor, es este: los modelos superintensivos.

También parece mentira, que haya olvidado de manera tan rápida las reivindicaciones de la España Vaciada, donde precisamente reclamaban más participación y más apoyo a la creación de empleo local. Y este decreto plantea todo lo contrario: menos participación, y más deslocalización, tomando el medio rural como un solar sobre el que poder hacer lo que quiera el “empresario que quiere ganar dinero” de turno.

En definitiva, parece mentira que los dirigentes de nuestra Comunidad Autónoma, no hayan aprendido durante estos meses lo que la ciudadanía sí ha hecho: necesidad de reforzar y blindar nuestros servicios públicos, la importancia de tener un modelo industrial propio que no nos haga dependiente de otros países y la vida digna como eje central de una estrategia integral de salud pública.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

6 Comments

  1. Jajajajajajaja……… me parto con Usted, Doña. Que estupideces nos cuenta a estas alturas de pandemia.
    Jajajajajajaja……… los empresarios ganan dinero, y aumenta la pobreza un 11%…….. jajajajajaja.
    Un poco raro, ¿no?
    Supongo que será cuando los “empresarios” no son podemitas, ¿a que si?……. jajajajajaja…… ¿conoce Usted a algún empresario podemita?….. a ver…… que cunda el ejemplo.
    Me descojono, de verdad,…… jo,….. tía……. te lo juro,….. o sea.

    Post a Reply
  2. Que opinas de ese insigne empresario contratador de un empleado doméstico al que no le pagaba la seguridad social? Ese empresario creaba pobreza o no?

    Post a Reply
  3. Díganos UNA empresa que hayan creado ustedes. Salvo amiguetes, compadres, familia y demás enchufados, no están capacitados para crear nada productivo. En todo caso destruir, eliminar… El otro día supe que Fidel Castro eliminó la Navidad durante 30 años. Acabáis hasta con Papá Noel. De lo malo lo peor.

    Post a Reply
  4. Y si la solución pasa por reducir la administración, por ejemplo suprimiendo comunidades autónomas, diputaciones, infinidad de organismos prescindibles, y de “matarasa” comenzamos a organizar un territorio sin lastres de ningún tipo.

    Post a Reply
  5. A ver si se enteran los comunistas:EL ESTADO NO GENERA RIQUEZA, la riqueza la generan autónomos pymes y empresas, si acabamos con ese tejido el estado solo repartirá pobreza y miseria.
    Por cierto, a cualquier cosa le llaman macro granja, yo he visto que ustedes llaman macrogranja a una granja que por su dimensión casi no llega para mantener una familia, dejen de decir mentiras

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *