web analytics

Cartelera Segovia: Zootropolis

zootropolisPienso que una buena película de animación parte de cuatro premisas. En primer lugar la originalidad y coherencia narrativa del universo en que se contextualiza la historia. Los dibujos nos permiten tanto recrear la realidad como inventar otra, en cualquier caso es preciso que ese universo funcione con coherencia narrativa y se nos presente visualmente atractivo. En este campo, es trascendental también la perfección o innovación formal del dibujo.

En tercer lugar el ritmo. En las películas tienen que pasar cosas que mantengan nuestra atención en la historia. Que estas cosas que pasan sean divertidas es importante. Para ello, y cuarto elemento, están los gags, momentos de humor que para que funcionen deben integrase con naturalidad en el guión.

Zootropolis brilla en cualquiera de estas cuatro premisas. Como buen producto Disney, como buena fábula, tiene un marcado aire moralizante, en este caso, el típico discurso de que la superación personal todo lo puede y que no hay que desconfiar de lo diverso porque lo diverso nos complementa. (En fin, los dibujos -no sé porqué, pero es así- son para niños, y es bueno preservar a los niños de las amarguras de la vida).

La historia va de un mundo en el que los depredadores y las presas conviven aunque no sin las oportunas distorsiones sociales de toda comunidad. Hay pobres, hay ricos, perdedores y ganadores. Zootropolis es el paradigma de esta “armonía”, y hacía allí encamina sus pasos una coneja, deseosa de ser policía, la primera policía coneja de la historia. A golpe de constancia nuestra coneja Judy lo consigue pero solo para enfrentarse entonces al hermético mundo de los polis. Un extraño caso de desapariciones y la colaboración de un zorro buscavidad permitirá a Judy demostrar que lo pequeño no está reñido con lo grandioso.

Zootropolis tiene diversos ambientes, el bosque tropical, el desierto, la tundra, servidos con un poderío visual e imaginación desbordante. Vale la pena detenerse en cada plano de la arquitectura de la ciudad, un trabajo sobresaliente. El misterio en sí es también muy ingenioso, redondo, sin fisuras, en lo que podría ser una película noire convencional. Pero si debo destacar algo es el humor. Descontando a Shakira (¡qué canción más mala!), Zootropolis bien merece buscarse un sobrino, crío, ahijado o lo que se tenga a mano para verla en pantalla grande. Me he reído de lo lindo con algunos gags de la película. La entrevista con el topo mafioso, el prólogo (muy importante en este tipo de películas, donde se nos explica rápida y eficazmente las particularidades del mundo ficticio al que nos disponemos a viajar), el niño-ayudante de Nick… Pero si hay que destacar un gag este es sin duda el de la oficina de Tráfico, atendida por exasperantes perezosos. Probablemente uno de los mejores gags en la historia de la Disney. Ahí lo dejo.


undefined on Disney Video

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *