web analytics

Cartelera Segovia: El bar

Soy un fiel seguidor del cine de Álex de la Iglesia. Me gustan sus historias de gente normal convertidos en animales salvajes, ora por dinero (La Comunidad) por un destino trascendente (El día de la Bestia) o por envidia (Su gran noche). El Bar va de eso, un ejercicio de estilo basado en un grupo de gente normal al que unas extremas circunstancias llevan a un enfrentamiento implacable por la supervivencia.

Y como es gente normal, la acción se desarrolla en un bar punto menos que normal. El Bar. Así, en sustantivo, con su vieja bruja no tan bruja de jefa (la simpar Terele Pávez), un buenazo de camarero y todo un ecosistema que va desde las cucarachas al poli retirado alcohólico, argentino vende cosas, mendigo loco, un hipster, una ludópata, una pija… Así hasta una decena de personajes a los que el destino tiende una emboscada de estas de no levantar cabeza, sobrevenida, injusta, demencial… Gente atrapada en un bar, si salen a la calle “alguien” les vuela la cabeza. Así, en plan El Ángel Exterminador de Buñuel.

Conviene acudir a esta película virgen de información para degustar de las continuadas sorpresas y giros y más giros que da un guión sólido, pintipiradamente interpretado por unos actores que dan el pego, con Blanca Suárez y Mario Casas (quién lo diría), notables.  A partir de ahí una fenomenal presentación, cortinilla de créditos incluida, y un inicio vertiginoso. Todo rodado con maestría en entornos imposibles, el pequeño bar, el almacén del pequeño bar, la cloaca del almacén del pequeño bar. Yo creo que es un trabajo de dirección excepcional, de un director talentoso como pocos, al que le gusta el difícil arte del increscendo hasta llegar a lo demencial, los gritos y el horror con moraleja. Bien. Es el cine de Álex de la Iglesia, con sus enormes aciertos y también sus puntuales desparrames e “idas de la olla”. Como el mendigo histriónico. A veces no logro creerme la historia, otras sí, y entonces disfruto. Es lo que me ha pasado con esta excelente película. Me la creo, se la compro y disfruto, aunque siempre tengo la sensación de que este terminar revolcados en las miserias del fango (por ser suave) acaba siendo reiterativo. Quiero decir que me gustaría ver una película del director vasco no basada en su peculiar universo, ponerle al servicio de un buen-buen guión (mejor que Los crímenes de Oxford, al menos). Sería interesante.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *