web analytics

Agricultura ratifica la apuesta por el Carracillo

Visita del consejero de Agricultura a El Campo.

La densidad demográfica media de la comarca del Carracillo, 18 habitantes por km², duplica la del mundo rural de Castilla y León. La razón está en su agricultura de regadío, altamente tecnificada y con importante presencia de industrias transformadoras. El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero visitaba el 2 de octubre la zona y ratificaba las dos principales líneas de inversión con las que desde el ejecutivo autonómico se pretende consolidar el pilar de la economía en la zona: la recarga del acuífero del Carracillo, y vinculada a la anterior, la concentración parcelaría de Gomezserracín. 

La zona regable del Carracillo comprende 7.500 hectáreas de las que anualmente se riegan 3.000 hectáreas repartidas en once municipios de la provincia de Segovia, divididos en dos zonas. La zona Norte engloba los municipios de Sanchonuño, Arroyo de Cuéllar, Chañe, Fresneda de Cuéllar y Remondo, y en la zona Sur se ubican los municipios de Gomezserracín, Chatún, Campo de Cuéllar, Narros de Cuéllar, Samboal y Pinarejos.

La zona sur se riega gracias a la recarga de invierno del acuífero superficial con aguas invernales del río Cega, a través de pozos superficiales. Se aprovechan los sobrantes de agua invernales para bombear agua del Cega a los pozos superficiales. Por su parte, la zona norte, que no cuenta con acuífero superficial, se realiza mediante sondeos profundos de alto coste. Es en esta zona donde actualmente se está realizando la concentración parcelaria que permitirá la futura consolidación y modernización del regadío. El proyecto tendrá además un beneficio ambiental al reducir la utilización de los recursos de agua procedentes del acuífero profundo de la zona que tiene actualmente un nivel alto de explotación.

Modernización del Carracillo

La modernización del Carracillo se ha dividido en tres fases. Dos de ellas ya se han realizado y queda pendiente la tercera que tiene como objetivo abastecer de agua de riego a los municipios en los que no existe acuífero superficial, y por tanto, sin capacidad de recarga, ubicados en la zona norte de la comarca. La junta aporta el 71% del importe de los trabajos asumiendo la comunidad de regantes el 29% restante.

Para ello se contempla un proyecto basado en la recarga y explotación de un acuífero superficial, que se denomina ‘zona almacén’, en la zona de pinares de Gomezserracín, desde el cual se extraerá agua a través de sondeos y se llevará mediante tubería, y su correspondiente red de riego, hasta las parcelas de la zona norte. Actualmente, en esta zona se está iniciando la concentración parcelaria, proceso que ha sido declarado por la Junta de Castilla y León de utilidad pública y urgente ejecución el pasado 19 de septiembre. En paralelo se acomete la concentración parcelaria de la zona, que está actualmente en la fase r. Se está comenzando a realizar el estudio técnico previo de la zona para ordenar superficies y optimizar el uso de las infraestructuras.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. No todo vale para lo que hemos llamado desarrollo, ni para la fijación rural y el crecimiento económico. Debemos ver las consecuencias negativas de este modelo intensivo agrario, donde los agricultores son sustituidos por macroindustrias y solo importa el rendimiento a corto plazo.Este proyecto llamado de recarga, lleva en marcha algo más de 15 años y los resultados son nulos o escasos, puesto que la situación cuantitativa y cualitativa del acuífero siguen igual, incluso han empeorado, por lo que los objetivos de reducir los problemas de sobreexplotación y contaminación que motivaron el proyecto no se han cumplido.
    No se han cumplido por dos motivos, uno porque el consumo de agua lejos de reducirse, sigue creciendo y lo mismo ocurre con el aporte de lixiviados agropecuarios. Y el otro motivo es que el río Cega como donante de la recarga, no trae los caudales que demanda el proyecto.
    Con esta 3ª fase que es un experimento complejo e incierto, pretendemos una vuelta de tuerca para explotar aún más a la Naturaleza. Se miente cuando se dice que se van a coger las aguas sobrantes invernales ( un término económico, porque al río nunca le sobra agua). Querer derivar 7 meses al año, cogiendo hasta 1370 l/sg a partir de un caudal de tan solo 610 l/sg, es poder coger el 70% del caudal circulante por el río, algo que debería avergonzar a cualquiera.
    Tampoco se dice la verdad cuando se manifiesta que en la zona almacén, es decir el pinar de los vecinos de Gomezserracín, solo se extraerá, lo previamente derivado del río. Puesto que se altera la serie de recarga-extracción equitativa para comenzar con extracción, y luego con independencia de lo derivado del Cega, siempre se extraerá el volumen máximo de la concesión ( 14,2 Hm), incluso 2 años consecutivos que no hubiese recarga. esto convierte al proyecto en una explotación manifiesta de la zona almacén. por cierto la única masa de agua de la comarca sin contaminar, un error histórico que como sociedad debemos evitar.
    Esta sucesión de extracción-recarga tendrán unas consecuencias impredecibles para el pinar de los vecinos de Gomezserracín, que exponen su propiedad para beneficio de terceros. Estas consecuencias como el propio documento reconoce pueden llegar a la muerte de los pinos. Un riesgo que abarca a 1200 Has de pinar, y por ello también inasumible como comarca.
    Una cuestión añadida a este proyecto es la fractura social entre opositores y quienes lo apoyan. Sin duda el agua y los recursos han sido motivo de enfrentamientos a lo largo de la Historia. Por ello deberíamos saber que no podemos vivir por encima de las posibilidades físicas del medio, porque la factura los pagarán nuestro descendientes.

    Post a Reply
  2. Este mal llamado proyecto de recarga no ha funcionado, ya que la sobreexplotación y contaminación en el Carracillo siguen empeorando, al no actuar sobre el abuso en el consumo ni en las malas prácticas agrarias. Además no es de recarga porque el río Cega no trae caudales para derivar, y porque en esta última fase lo que se pretende es explotar el acuífero del pinar y abaratar los costes de extracción a quienes nos han conducido a la grave situación actual.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *