web analytics

La ampliación de la zona peatonal de la plaza Oriental, para septiembre

El Ayuntamiento de Segovia ha iniciado las pruebas para incrementar la zona vedada al tráfico de protección del Acueducto, medida que se quiere implementar en septiembre. Según explicó el alcalde en funciones, Alfonso Reguera, el proyecto tiene tres fases. En una primera se habilitarían conos y elementos móviles para separar la zona peatonal. Tras unos días de estudio del trazado, se procedería a adelantar los pilones actuales de protección a la nueva linde. Posteriormente, en una tercera fase, se procedería a la sustitución del adoquinado por un acerado más en consonancia con un espacio urbano peatonalizado. La medida, aunque sea su fase experimental, se quiere implementar sin más dilación en septiembre.

Durante estos días técnicos de tráfico han estado probando sobre el terreno las soluciones barajadas. Básicamente, se contempla ganar metros en la zona central con accesos tanto desde el corredor de Ochoa Ondátegui a la plaza Oriental, donde esta la parada de taxis que seguiría más o menos como está hoy, y por la calle San Juan.

El problema, o uno de ellos, está en los autobuses que bajan y suben por San Juan. “Aunque en teoría tu trazas al compás el radio giro y calculas cómo pueden pasar los autobuses en la práctica esto es bastante más complicado”, explicó Reguera, añadiendo que se están estudiando las diversas alternativas para compatibilizar el tráfico de autobuses con la nueva zona de protección. Entre ellas, aunque poco probable, la posibilidad de que la zona peatonal sea excepcional y exclusivamente apta para autobuses.

Otro problema estriba en la función de “muelle de carga y descarga” de vehículos particulares que tiene actualmente la zona de los bolardos. Aunque teóricamente está prohibido, la zona es habitualmente utilizada por los segovianos para cargar y descargar pasajeros. Es el punto de encuentro de recogida y bajada clásico de la ciudad. La nueva configuración impedirá de todas todas esta funcionalidad, obligando a habilitar un “muelle” en otra zona más alejada, probablemente, en el inicio del estacionamiento de Vía Roma.

A más largo plazo la solución pasa por una reconfiguración integral del entorno, y a más largo plazo todavía, por la construcción de una nueva estación o apeadero de autobuses, “sin que suponga cerrar la actual”, recalcó Reguera, más arriba del inicio del Acueducto para que la plaza Oriental deje de ser el núcleo del transporte público capitalino.

 

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

7 Comments

  1. TODAS LAS MEDIDAS QUE SE TOMAN TIENEN COMO EFECTO MAS DIRECTO ENTORPECER LA VIDA DE LOS CIUDADANOS CON EXCUSAS TURISTICAS Y PATRIMONIALES QUE SE PASAN POR EL FORRO CUANDO LES CONVIENE A LOS MANDAMASES

    Responder
    • Se puede estar de acuerdo en el abuso que hacen los ‘mandamases’ con la ciudadanía, don Antonio, y en que se puede compaginar circulación de ciudadanos residentes y servicios básicos (en automóvil, claro). Pero no de señoritos de vermú y ‘chunda-chunda bobogorra’ pasea coches. Pero, si proteger el acueducto es una excusa (en este caso concreto), ¡apaga y vámonos! Por cierto lo de los buses más que de compás, señor Reguera, necesita nuevos vehículos, con ruedas adecuadas y, a poder ser, de dimensiones adaptadas a un casco medieval, vamos como los del Servicio de Limpieza que igualmente son mamotretos.

      Responder
  2. Volviendo de un largo viaje en el tiempo, y después de ponerme al día en cuanto a noticias se refiere, indicar que posiblemente si existieran dirigentes profesionalmente preparados se acometerían reformas en la movilidad urbana capaces de mejorar el entorno.
    Los ensayos en casa y con gaseosa.

    Responder
  3. Ya no saben que hacer y se olvidan de las prioridades. En lugar de invertir en experimentos innecesarios háganlo en arreglar las calles que buena falta hace desde hace muchos años. Que tiene de malo que dicha plaza sea un sitio de quedada para tanta gente, mejor mandarles a vía Roma! Y en la próxima década algún alcalde decidirá dejar un hueco en nuevo segovia no? Vamos de mal en peor….

    Responder
  4. Menudos atascos se formaran!!!…la solucion es dejar la callecsan juan en un solo sentido, y sakur del centro por otro sitio

    Responder
  5. Lo de apartar los coches del Acueducto, me parece genial. En las principales ciudades de Europa esta prohibido llegar hasta los monumentos con coches y algunos no tienes la importancia del Acueducto. Algunos es que irían con el coche hasta la cocina….y Segovia se puede recorrer andando…eso si con una buena flota de autobuses para loscque lo necesiten…

    Responder
  6. Una idea genial pero sin terminar de desarrollar como todo lo que se hace en esta ciudad que es a medias y para cubrir expediente. Protejamos el acueducto, sí pero de una vez por todas, dejémonos de mediocridades y hagamos todo el casco histórico peatonal,llenemos las ciudad entera de terrazas que solo nos permitan andar en las procesiones, no hagamos nada que puedan dañar el acueducto, protejamos el acueducto de los segovianos y pongámonos a construir otra Segovia nueva, pero más alla de la nueva Segovia, en la que la ciudad se quede para los turistas que dicen que tanto dejan y los segovianos ala al alfoz que es donde menos molestan, pero eso sí cuando vengan las elecciones ha empadronarse en la capital que hay que votar, no se el qué, ni a quien y ni para qué, si los políticos de Segovia de uno y otro bando van dando tumbos y lo que unos hacen los otros lo desdicen y cuando les toca hacer se siguen desdiciendo, que estos sí, son los que en uno de esos tumbos van ha tirar el acueducto.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *