web analytics

¿Un nuevo hospital?

La crisis del covid19 ha despertado en nuestra provincia el debate sobre la necesidad de un segundo hospital en Segovia. Un debate que durante años los dirigentes autonómicos habían dormido, ignorando las voces que lo reclamaban desde incluso antes del cierre del Policlínico.

Aunque la memoria es frágil, el cierre no se hizo en silencio. Sindicatos, Asociaciones de Vecinos y Plataformas se opusieron. Y no al final de sus días, sino que durante años lo vieron venir y como siempre no fueron escuchados. La dejadez era manifiesta y la escasa inversión hizo que desapareciera lentamente.

Su cierre era una evidente disminución de recursos sanitarios en nuestra provincia a pesar de que en 2007, Juan Vicente Herrera, por entonces presidente de la Junta de Castilla y León, reinaugurara el Complejo Hospitalario y así correr un tupido velo al cierre del Policlínico. Desde entonces nada nuevo: pocos recursos económicos, falta de personal, equipo anticuado e infraestructuras deficientes que durante más de diez años se han ido tapando con parches, provocando una deficiencia estructural sanitaria en la provincia agravada por los recortes, aún sin recuperar, iniciados con la crisis económica de 2008, y que única y solamente ha podido ser solventada, como siempre, por los trabajadores y trabajadoras del Hospital.

El deterioro de la sanidad pública no ha visto su reflejo en la sanidad privada, que lejos de disminuir sus recursos, ha visto incrementado sus ingresos a través de conciertos y derivaciones provocadas por la falta de inversión.

Llegó la crisis del covid. Nada que no se haya escrito ya y que no sepamos de todos los trabajadores y trabajadores del Hospital. Pero sí una novedad, las prisas ahora por la Consejería de Sanidad por la construcción de un nuevo hospital. Olvidando quizá la defensa que algunos hicieron en su momento del Policlínico en diferentes ámbitos, incluso la Diputación de Segovia con Francisco Vázquez como presidente y ahora flamante vicepresidente de las Cortes de Castilla y León firmó una Declaración Institucional hace unos años por la apertura del Políclinico como centro para camas de media estancia.

Y cuando se habla de nuevo hospital ¿ de que estamos hablando? Por si la memoria falla de nuevo, no hay más que recordar el Hospital Universitario de Burgos, el famoso HUBU. Un modelo de contratación, que como denunció la Plataforma Sanidad Pública Sí, fue tremendamente controvertido por los sobrecostes e incluso llevado a la Fiscalía, entre ellos, por el actual Gerente del Sacyl, Manuel Mitadiel, después de que la Comisión de Investigación abierta en las Cortes de Castilla y León, fuera torpedeada constantemente por el PP.

El modelo del Hospital de Burgos, es un modelo conocido como PFI en sus siglas en inglés que significa Iniciativa de Financiación Privada. Un modelo muy conocido en la Comunidad de Madrid donde en menos de un año, entre 2004 y 2005 se adjudicó la construcción de siete hospitales de estas características, entre ellos el actual Hospital Puerta de Hierro, y que en la actualidad, algunos de ellos, se encuentran en manos de fondos especializados en infraestructuras que cotizan en bolsas europeas.

Este modelo, además de la construcción, se adjudica la explotación de servicios no sanitarios, durante un periodo de tiempo que no suele ser inferior a 25 años. Servicios no sanitarios, que sí tienen gran impronta en la calidad final del servicio público, por no hablar de los grandes desembolsos de las Administraciones Públicas que no hacen más que engordar los bolsillos de las constructoras y empresas encargadas de la gestión de estos servicios. Dinero que aumenta cuando se van dando modificados y sobrecostes sobre la licitación original, como ocurrió en el Hospital de Burgos, que hacen por ejemplo que se pagara 75 millones de euros por el uso de la infraestructura en 2014 a pagar 81 millones en 2018.

Así que cuando tenemos una infraestructura que puede ser reutilizada, ¿por qué hablamos de nueva construcción? Tendremos que estar atentos, la construcción de un nuevo hospital puede traer un regalo envenenado, ya no solo por el tiempo que pudiera tardar en construirse, sino por los nuevos modelos de financiación para nueva construcción de infraestructuras prestadoras de servicios públicos, que se han estado practicando en los últimos años, que privatizan y recortan derechos fundamentales como la salud.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

10 Comments

  1. Ahora solo nos falta, que alguna vez nos hable de la comunidad de vecinos o quiosco de castañas que haya gestionado algún podemita.

    Post a Reply
  2. El Policlinico es un edificio obsoleto, con deficiencias estructurales, con mal acceso, con solo unas pocas plazas de aparcamiento disponibles en la calle trasera para las ambulancias y con una puesta al día muy cara. Es mejor opción un hospital nuevo y derribar ese mamotreto que desentona en el entorno. No creo que la diferencia de coste sea mucha si los terrenos los cede alguna administración.

    Post a Reply
    • No te molestes, RuiFaria. Si a los podemitas les da igual si hay uno o dos hospitales, y si es mejor o pero ampliar, rehabilitar o hacer nuevo. No tienen ni puta idea. Solo les interesa la propaganda y engañar a millones de bobos (y bobas). Y lo están consiguiendo. Y en la mayor crisis que va a conocer este pais, por poco tiempo llamado España.

      Post a Reply
  3. Lorazepam calimocho, y la bolsa para respirar

    Post a Reply
  4. Tienes razón Natalia, la prueba de que ese edificio puede recuperarse es que ya hubo alguna empresa que solicito montar una residencia de mayores. También se alegaron deficiencias estructurales insalvables, que técnicos independientes demostraron ser falsas.
    En cuanto a la accesibilidad no existe tampoco problema alguno porque hay sitio para aparcar ambulancias y vehículos privados que traigan o recojan a los pacientes. En el caso de visitas, esta perfectamente comunicado mediante transporte publico taxis. Incluso esta previsto un aparcamiento subterráneo, de esos que tanto les gusta a algunos, bajo los restos del convento de san Francisco. En resumen, que el SACYL se ponga a estudiar seriamente el coste de la adaptación de ese edificio y que vaya pensando en como financiarlo. Lo demás, en mi opinión, son pamplinas.

    Post a Reply
    • Ahora los defensores de peatonalizar el casco histórico quereis meter ambulancias a toda hostia por el estrechamiento del Quintanar… dejad de hacer el ridículo.. por favor

      Post a Reply
      • jajajajajaja,……. que ya te digo que lo de los podemitas y new-podemitas es solamente para tocar los huevos. No hay dinero para tiritas,…….¿y van a a hacer un nuevo hospital?……. jajajajaja…….. y además en el peor sitio posible.

        Post a Reply
        • El mejor y más tranquilo espacio para descentralizar algunos servicios. Ni requiere ‘ambulancias a todo trapo’ ni peatonalizacionque no sea posible ni drástica, simplemente racional. Pero donde no hay no roban y hay seguirá la hidra mocha con mil cabezas-nombres, obsesionada con podemitas y cualquier cosa que no huela a ‘trumpvoxderechacerril’para comentar siempre lo mismo.

          Post a Reply
      • Ambulancias, coches de familiares de pacientes, médicos, enfermeras, visitas, furgonetas de abastecimiento… Tó pa dentro del casco histórico.

        Mejor era ampliar el hospital actual y hacer un puto aparcamiento en superficie en condiciones.

        Post a Reply
    • Nada, hacemos un intercambiador de transportes allí. Oléeeeeeeeeeeeeeeeeeee

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *