web analytics

Cartelera Segovia: Transcendence

vlcsnap-2014-02-01-02h24m44s2051-300x249La sombra de Matrix y de Origen es alargada y aquí está la prueba. Trascendence es un thriller de ciencia ficción dirigido por Wally Pfister, quien fuese habitual director de fotografía de los films de Christopher Nolan (véase El caballero oscuro o la propia Origen), que como tal hace gala de todo el potencial visual que demostró en las pelis del propio Nolan.

Transcendence ha sido recibida con palos y con unos resultados en taquilla tan flojos, que todo apunta que será un gran fracaso comercial. El problema que le veo a la película es el siguiente, y es que en lugar de tratar de idearse un film con identidad propia, el director ha ido a tirar demasiado de las influencias claras de los films que intenta emular.
Como bien es sabido, pelis como Matrix, u Origen, han logrado un amplio estatus de culto y por ello, hay gente que las sitúa en lo más alto del panorama cinematográfico, como obras maestras. En mi opinión, lo siento por los devotos que lo puedan leer, no pasan de ser meros blocksbusters causantes de que los típicos intelectualillos empiecen a hacer sus divagaciones acerca de las moralejas paranoico-raras que quieren transmitir sus mensajes profundísimos, vamos lo que yo llamo hacerse los listos.

Transcendence intenta ir por esa línea y en mi opinión, no fracasa del todo, tiene una historia ciertamente compleja, sus tintes críticos-morales y la suficiente potencia visual como para que merezca la pena disfrutarla como Dios manda en una pantalla de cine. A su vez, yo me considero un fan absoluto de Johnny Depp (actor que me ha encantado desde siempre) y debo decir que en su línea, se curra mucho su interpretación y está la mar de convincente (mejor que Keanu, sí). El resto de actores, pues también están la mar de decentes (a destacar a otro que me mola bastante que es Cillian Murphy, también visto en Origen sin ir más lejos). No digo con esto que este film sea una obra maestra, para nada, pero que se merezca ese aluvión de desprecios, en su casi mayoría precedidos por el odio de los más devotos fans de las ”cultillas pelis” de Nolan, como si viesen en su existencia un ultraje o algo por el estilo, tampoco lo considero justo. Además, teniendo en cuenta que (desde mi punto de vista, por supuesto), este años 2014 está siendo nefasto en cuanto a la producción cinematográfica (¡cuánta basura ha poblado las pantallas en lo transcurrido hasta ahora!), pues debo decir que Transcendence, sin ser ninguna maravilla, puede resultar un digno espectáculo por el que merezca pagar una entrada (a poder ser con descuento, eso sí), por lo menos resulta lo suficientemente dinámica como para distraer y entretener un par de horitas.

Author: Cultura

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *