web analytics

Para mondarse

La verdad, no me extraña nada que al regidor Arahuetes le entre la carcajada cuando le llegan los ecos de las decisiones de la Presidencia de IU a través del coordinador, José Ángel Frías en rueda de prensa, que incluyen “exigir” —¡Uy, qué tajante!— que se marche de la Alcaldía por estar entre los llamados por el juez para que explique lo de las retribuciones millonarias en Caja Segovia. Piden lo mismo en el Senado para Santamaría; en la Junta para Sanz Vitorio y en la diputación para De Vicente y Sanz Merino, pero no presentarán un solo papel en ninguno de esos hemiciclos. La exigencia es sólo en los medios.

Cierto, parece algo improvisado. El organismo de la coalición integra, entre otros, a Luis Peñalosa, el colaborador necesario del regidor para seguir gobernando, pero si se le pregunta a aquel, ya apunta que la petición de dimisiones que ha decidido la presidencia “es un poco precipitada”; si le dices si va a “apretar” a Arahuetes, reconoce abiertamente que no; y si le preguntas por la reacción del regidor ante la noticia, te explica que “no fue demasiado expresiva, que estábamos allí en lo de los militares [los actos del día de Santa Bárbara, patrona de la Artillería en plena Plaza Mayor, con el “todo Segovia” por allí dando vueltas] y no hablamos demasiado tiempo”. Muy serio todo.

Ni siquiera hace falta preguntar a Peñalosa si va a apoyar los presupuestos municipales de este año, que la respuesta es que sí, o si prepararía una moción de censura, mano a mano con los chicos de Jesús Postigo, que la respuesta es que no. Y Arahuetes, claro, se monda y hasta reta a que le cesen… Un no parar de reír este Ayuntamiento, se lo digo yo.

A ver si va a tener razón UPyD y va a resultar que la coalición, tarde, mal y nunca, viene ahora a posicionarse, que los escándalos de la Caja van a provocar, sin duda, terremotos en nuestro pequeño mundo político, y claro, hay que estar ahí… Los del color magenta también andan subiéndose por las paredes, que los casos de la Caja se están llenando de gentes y entidades personadas y eso deja a los muchachos de Ortiz sin exclusivas judiciales que atribuirse… Que IU se apunte a pescar también en esta agua putrefacta no les apetece en absoluto.

Anda, si resulta que llevo varios párrafos y aún no he hablado de los “grandes partidos” y sus reacciones a las últimas decisiones judiciales o a la aparición de la hasta ahora callada IU… Es que resulta que no las hay. En las cúpulas de PP y PSOE hay silencio hacia la galería y por dentro parece que, o te buscas la vida por tu cuenta o te quedas. Será por eso la salida individual del vicepresidente De Vicente, que ha dejado descolocados a sus compañeros que se preguntan qué ha pasado, que si no íbamos juntos en esto a por Atilano Soto y sus compañeros de la cúpula de la Caja…

Pues hombre, digo yo que algo tendrán que hacer, que no sé cuánto tiempo va a permanecer el PSOE con cara de poker tratando de obviar la presencia en el expediente judicial de varios de los suyos, pero especialmente en el PP, que pese a que su presidente provincial, Francisco Vázquez, permanece indemne a este asunto, buena parte de los nominados son o han sido pesos pesados de los suyos.

Políticamente, en este caso pueden haber encontrado, por fin, una línea contundente por la que atacar al enemigo número uno, Arahuetes —es la bomba como lo de la incombustibilidad del alcalde asimilado al PSOE de una ciudad de 55.000 habitantes (y bajando) llega a ser obsesivo, incluso en las esferas más altas del partido del Gobierno— pero atacar esa pieza obliga a decidir si se quiere sacrificar (o dañar enormemente) a, al menos, cuatro piezas propias, que no son peones precisamente en la escena política local o en su partido, pero que claro, deberían ser el ejemplo decapitado…

Mal panorama, que estamos a año y medio de elecciones, a mucho menos aún de formalizar listas para unos complicados comicios municipales, regionales y nacionales (todo seguido, como un pasodoble) y según dónde esté cada uno en cada momento, puede quedarse dentro o fuera. Ya sabe de qué le hablo, que lo hemos visto más veces.

Si quiere mi opinión –ojo, hablamos de juzgados y ahí hacer de augur tiene su riesgo- creo que por el asunto de las retribuciones, las repercusiones judiciales sobre los que fueron consejeros van a ser muy pocas o nulas por ser difícil de tipificar la complacencia, la molicie y la falta de atención. Otra cosa es lo que pensamos usted, yo y la sociedad segoviana, después de ver fotos de viajeros por la cara, conocer dietas y comprobar lo extenuante del trabajo que realizaban y sus resultados, que es un juicio que no causa cárcel, pero que también impone penas duras. ¿No?

Hombre. Otro asunto es el de Navicoas y las aventuras inmobiliarias de la Caja, que eso se ha complicado mucho más en el ámbito judicial —ya hay imputados formales— y puede tener un recorrido mucho más largo y consecuencias penales de las serias…

Hablamos de ello en pieza separada ¿le parece?

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *