web analytics

Otra vez ese “déjà vu”

dejavuEl Gobierno que preside y personaliza el alcalde, Pedro Arahuetes, ofrece a los ciudadanos con periodicidad casi milimétrica -mediado el periodo municipal en cada uno de los tres que lleva- la posibilidad de experimentar la que los científicos llaman paramnesia, los franceses “déjà vu” y los de aquí, simplemente, “ya visto”.

Como en 2005 y 2009, en 2013 las malas formas, los insultos difíciles de ser considerados así por un juez, pero insultos a fin de cuentas, las soberbias retiradas de palabra en los plenos y otros aliños -lo de multar al portavoz de la oposición es igualmente recurrente- han logrado mostrar la imagen repetid de concejales abandonando el salón de plenos, de declaraciones altisonantes y de rupturas institucionales.

Como frente a Francisco Vázquez y Beatriz Escudero, a Jesús Postigo, el alcalde Arahuetes le ha colocado justo en el lugar que tantos réditos proporciona: aceptando las imposiciones sobre los asuntos que se discuten y los que no en supuestas mesas de diálogo -la experiencia demuestra que no pasan nunca de ser meros teatrillos con tiempo de vida tasado y ninguna consecuencia- en las que el propio regidor actúa vestido con capa de gracioso y generoso en sus concesiones, dialogante y demócrata de toda la vida.

Resulta que, hasta ahora, si se quiere hablar, ha de hacerse de empleo y empresas ( de cajón) y del CAT, curiosamente un asunto “estrella” en el programa de Arahuetes en el que es obvio que ya no puede seguir actuando por libre y necesita el apoyo de la oposición y mucho más para salir de aquel monumental lío.

Para otros asuntos, simplemente se rechaza el apoyo de la oposición, que se bastan los socialistas y sus socios de IU, según se desprende de las últimas declaraciones leídas.

La máxima de que sí algo funciona, no hay que cambiarlo, se aplica de nuevo en el Consistorio segoviano. Puede que sea cierto: tras las mesas de 2005 y posteriores, Arahuetes logró su, hasta ahora, única mayoría absoluta en el Ayuntamiento; tras la enrevesada trama que rodeó el espacio dedicado a la “mano tendida”, en 2009, la oposición acabó de los nervios y paseando por sus escaños hasta al número 24 de su lista por padecer hasta nueve dimisiones…

Se supone que Postigo y su equipo conocen estos antecedentes por lo que la expectación es máxima ante las opciones que tomará en esta encrucijada en la que la paramnesia se torna peligrosa si no logra alterar su desarrollo final.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *