web analytics

Cartelera Segovia: Maléfica

vlcsnap-2014-02-01-02h24m44s2051-300x249

Que mi comentario aquí sirva como método de advertencia, para todo aquél incauto que lea mis palabras y que se pudiese haber llegado a creer, viendo el interesante trailer, que Maléfica podía llegar a resultar una película mínimamente decente. No lo es. Ya lo digo muy claro. Probablemente estemos ante la peor película concebida en lo que va de año, y me quedo corto. Maléfica es decepción en estado puro, un producto orquestado por la batuta de Angelina Jolie (como productora ejecutiva) para lucirse, dejar muy claro que es muy sexy, y que sigue conservando sus curvas (gracias seguramente a un par de pasos por el quirófano) ya pasados los cuarenta y…, vendido como una nueva revisión del clásico cuento La bella durmiente, el cual fue adaptado a la pantalla en versión animada en 1959 por la factoría Disney, habiendo resultado un entrañable clásico.

La idea era, a simple vista, según nos la han vendido, ofrecernos dicho relato desde el punto de vista de la villana de la historia. Sí, porque recordemos que Maléfica era mala, muy mala, era diabólica, estaba llena de ira y odio y no tenía ningún tipo de escrúpulo. Según parecía indicarnos el trailer, este film iba a ser más bien tétrico, ciertamente oscuro, no podía ser de otra manera, la protagonista era la mala del cuento.

Debo reconocer que la idea a mí me resultó muy atractiva y fui de esos múltiples incautos que picó el anzuelo y se vio preso de una soberana estafa. Maléfica es un film infatiloide y ñoño a más no poder, ¿cómo se concibe que la peli de dibujos animados con más de medio siglo de antigüedad se vea más siniestra, más oscura que esta pantomima? Nuevamente volvemos a ver claramente como la panda de cenutrios que se hacen llamar guionistas actuales, han vuelto a pecar de lo mismo de siempre, de ese amariconamiento que parece infectar todo producto mainstream que sale destinado al gran público, por miedo de resultar pasado de rosca. Eso no es lo peor, lo peor es que se cargan la esencia del cuento con un guión, de verdad, que parece haber sido escrito por gente con un amplio retraso mental. La historia es ridícula, los personajes cargantes al máximo, véase las tres hadas buenas que son gilipollas, el príncipe que es un monigote que no pinta un cagarro en la película y la propia bella durmiente pasea de aquí para allí con una sonrisa lela, que parece que se ha fumado un porro. Pero claro, llega lo más desconcertante, y es que Benéfica, ¡perdón!, quiero decir Maléfica, esa mala tan mala, tan perversa y tan oscura y tenebrosa, aquí sufre una mutación y desde el minuto uno deja muy claro que de mala no tiene más que el nombre (¡manda huevos!), algo que desvirtúa por completo la esencia de la historia original, y por supuesto, atenta contra ella y contra el buen gusto.

Maléfica es un amplio despliegue de efectos digitales en pro de generar un frenético espectáculo para que revienten los ojos de los espectadores a través de los cristales de las gafas 3D (sinceramente yo no sé cómo hay masocas que disfrutan con este sistema tan, en mi opinión, taladrante), pero lo que es argumentalmente hablando es uno de los mayores sacrilegios e insultos que se les puede hacer a los espectadores. Desde aquí declaro mi deseo de que este montón de basura infecta se estrelle en taquilla, por la bochornosa tomadura de pelo que nos han querido restregar por la cara. En serio no merece la pena que nadie pague por verla. 

Author: Cultura

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *