web analytics

Cartelera Segovia: Líbranos del mal

El cine de terror hace ya mucho que dejó de ser grande. Su época de esplendor, claramente ya pasó y en la actualidad se ha convertido en algo similar a un inmenso pozo de mierda, en la que la originalidad y la creatividad brillan por su ausencia. Este 2014, ha sido un año en el que la presencia del terror en las pantallas ha sido prácticamente nula, de hecho Líbranos del mal es el primer (y tardío) estreno de este género en taquilla en lo que va de año, en contraposición con el año anterior, ya que en el 2013, el terror tuvo bastante notoriedad en los cines, cosechando importantes éxitos de taquilla films como MamáExpediente Warren, lo cual no quiere decir que estos infames montones de basura hayan deslumbrado por su calidad artística o de ganas de sorprender al espectador curtido en la materia (sino todo lo contrario) . Rematado el año anterior con el estreno del cochambroso remake de Carrie, el terror ha quedado por completo aparcado y se ha visto privado de su lugar en las salas comerciales hasta ahora, con un film realizado por un digamos entre comillas “experto” en su campo, Scott Derrickson, autor de la notable El exorcismo de Emily Rose o Sinister.

hard10Bueno, la verdad es que hay pocas cosas que comentar sobre esta película, estamos ante la millonésima vuelta de tuerca al tema de las posesiones y exorcismos, por lo tanto, insisto, personas como yo que hemos visto cine de terror como para parar un camión, pues no vamos a llevarnos ninguna sorpresa, todo lo visto nos sonará a refrito de otras muchas pelis hechas ya antes y por lo tanto sufriremos los inevitables síntomas que producen la monotonía y el aburrimiento. Visualmente, vale, la peli cumple, se nota que el trabajo de fotografía y tal es bastante loable, las interpretaciones no están tampoco del todo mal, de hecho, el actor protagonista Eric Bana (visto en pelis como Troya o Munich), me parece que lo hace muy bien; pero lo dicho, Líbranos del mal no deja de ser una sucesión de secuencias más vistas que el tebeo, así que del factor sorpresa, olvidémonos. ¿Cuál es la consecuencia? Una película nada memorable, fácilmente olvidable y totalmente innecesaria. Como admirador del terror no dejo de frustarme una y otra vez, pues ya llevo unos cuantos años llevándome decepción tras decepción; es una lástima que un género que ha dado tanto (sobre todo en su época de apogeo, véase los setenta o los ochenta) y del que se han hecho prodigiosas joyas, se haya visto víctima de un detrimento tan absoluto y nefasto. ¿Hasta aquí es hasta donde el género ha podido llegar?, ¿ya ha tocado fondo?, ¿en serio no hay ni una puñetera mente pensante capaz de componer algo que sorprenda y sea ciertamente novedoso a estas alturas?, ¿estaremos condenados de por vida al reciclaje de espantosos remakes de mierda y refritos continuos de éxitos de décadas pasadas? Visto lo visto, lamentándolo mucho me parece que la respuesta a todas estas preguntas es la más negativa existente. Posiblemente, sólo recomendable para los poco curtidos en el tema del terror, o sea ésos que ni tan quisiera conocen la procedencia de la frase: “¿has visto lo que ha hecho la cochina de tu hija?”, que aunque parezca increíble, los hay.

Author: Cultura

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *