web analytics

El vacunado senior y el vacunado insensato

El término científico es jarrear. Cae un diluvio sobre el Pedro Delgado, de esos que obligan a los empleados municipales a poner los cubos en los puntos estratégicos. En el interior, la cola de los veteranos casi rodea la segunda planta del graderío. Con cabeza, la organización ha preferido meter la cola dentro que a la intemperie, que a ciertas edades el reuma puede ser peor que el covid. Son los preboomers, “senior”, los de la Guerra de Ifni, llámenles como quieran, la quinta del 49 y del 50, que el sábado 4 de diciembre recuperaba el pabellón segoviano como vacunódromo en el turno de tercera dosis para menores de 70 años.

A las 11 han dado permiso a los medios para entrar y retratar, con alguna que otra bronca de la enfermera, “No saques caras”, me espeta una convertida en inspectora de protección de datos.  ¿Caras?, no hay manera de sacar una con todo quisqui con la mascarilla encasquetada. Aunque camino de los dos años de pandemia ¿es nuestra macarilla ya parte de la cara? ¿Debemos pixelar las mascarillas?

Es la hora de los pacientes Aries y Tauro, pues esto va por mes de nacimiento, y que son los que lo tienen peor, pues a su hora se juntan los Piscis tardones del anterior grupo y los Geminis mañaneros. Media horita de plante no se la quita nadie. Casi mejor, porque fuera, ya digo, jarrea. En la cancha, unos niños, puede que nietos de alguno, están echando un partido de futbolsala. A sus 70, Braulio los mira con melancolía y me dice. “De crío jugaba yo en el Turégano”.

Habrá unos 300 esperando turno. Éxito absoluto. Todos tienen algún conocido vacunado que ha pillado el covid, aunque el hecho de que los Ucis entre vacunados esté en el 0,3% y al 6% las hospitalizaciones, es razón más que sobrada para no saltarse el turno. Saben que la vacuna, en una de malas, minimiza daños, y que con la cosa de los virus se precisa una dosis de refuerzo para resetear el sistema inmunológico. Y que la necesitan, habida cuenta que vienen vacaciones, y con ella hijos y nietos, y con ellos ¡qué distancia de seguridad ni ocho cuartos! El Tengamos la Fiesta en Paz sobrevuela el ambiente. Quieren fundirse a abrazos, como antes, que ya va tocando. Y el camino pasa por vacunarse.

La veteranía es un grado. Contrasta el civismo de los senior con esta sub oleada de nuevos vacunados que la inminencia del pasaporte covid está conduciendo a los vacunódromos (sobre 200 tipos al día en Segovia). Si se lo paran a pensar, dice bien poco del género humano. O sea que para salvaguardar la salud de todos incluida la suya, no, pero a la que peligra ir al bar, el viaje o largarse a esquiar, entonces sí. ¡Hay que joderse! En fin, en bien de todos, demos una calurosa bienvenida al, aunque egoísta, vacunado pródigo. Han sido unos irresponsables. Si bien conviene distinguir entre dos tipos de irresponsables.

Un 7% de la población es tripanofóbico, tiene miedo a las agujas. Así que en ese 20% de segovianos que pudiendo no se han vacunado los hay, y muchos, que simplemente no han encontrado hasta ahora valor para pincharse. Tripanofóbicos en diversos grados, claro, pues hay que estar un poco pinzado para que te guste clavarte hierros en el pellejo. Son los procastinadores, siempre encontrado excusas para aplazar lo inaplazable. Lo que en la escuela nacional franquista se conocía por “cobarde gallina capitán de la sardina”. Reconocen que no duele, pero el mal rato que pasan no se los quita nadie. De ahí que para ellos habría que buscar una ambientación menos sanitaria, sin esperas, con velas de aromaterapia, música ambiental de sitar y pasatiempos relajantes. Ahí lo dejo.

El escéptico pragmático, ese tonto

Junto a estos hay -felizmente los menos- una clase de tonto muy especial. Es “escéptico pragmático“. Es el tipo que, como es así de listo, cree o más bien poco en las vacunas, o demasiado en las rayadas de coco con que se ha dejado calentar la cabeza. Total, que sea por incrédulo, suprainformación, por gandul (que los hay) o por tonto de cuna, no se vacunó. Y lo hace ahora por lo dicho, porque no le vayan a dejar a la puerta del bar. O porque será obligatorio para viajar. A mi me recuerdan al típico “enterado” que de niño se metía a falangista para jugar al ping-pong. No creía en Franco, pero oye, jugar al ping-pong…

En el mundo del negacionismo está el obstinado recalcitrante (nada que hacer) y el  negacionista frívolo (el que se hacía franquista por el ping-pong). Y en lo tocante a la salud, la frivolidad es como un cáncer. A un fulano que ha tenido un año para vacunarse y no lo ha hecho y va y trinca el covid, yo a ese le obligaba llegado el caso a internarse en la privada. Y pagando. No es plan porque, a buen seguro, serían de los que se pasarían lo peor rilando en un bar (así son). Pero las ganas no me las quitan. En definitiva, lo que es no saber leer un gráfico. (Aviso, el color rojo es de los no vacunados, sí, el encarnado).


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

46 Comments

  1. Señor Besa, váyase a dar un paseo al fresco y a ver si de paso aprende usted a expresar sus ideas sin insultar a nadie, que ya va siendo mayorcito.

    Deje ya de criticar a quien no piensa como vd quiere.

    ¿Por cierto, va a pagar usted los daños al que le dé un ictus, un trombo o un infarto por la vacuna? ¿Eh? De eso no dice ni mú.

    ¡Hala a paseo majete!

    Post a Reply
    • Sin ánimo de ofender: hay que ser estúpido para no vacunarse y para hacer este comentario cipotero con los buenos datos aportados por el señor Besa. ¡Hala a cascarla! De quitarse el sombrero don Luis 😉

      Post a Reply
      • Otra mente privilegiada insultando. Si es que no se os puede pedir más…

        Pues nada Juan, encantado me voy a cascarla contigo cariño. !Muackkk!

        Post a Reply
    • Estimado Robustiano. No suelo entrar en polémicas con los comentaristas. “Tontos de cuna” es lo menos que se merecen los negacionistas, como ya digo, por merecerse se merecerían la inmediata separación de la sanidad pública por insolidarios y mentecatos. Eso es una aclaración. Con todo mi réplica va por la crítica “a los que no piensan como yo”. En lo tocante a los antivacunas no es una crítica, es una censura total. Es enojo. No se puede equiparar la supercheria con conocimiento epistomològicamente validado práctica y teóricamente. Supercherías hay de tres tipos. Las entrañables, tipo Reyes Magos, que no hacen daño a nadie y a su alrededor se genera un movimiento colectivo alegre y esperanzador. Las neutras, que ni fu ni fa. Y por útlimo las claramente lesivas. El negacionismo antivacunas es claramente de este tercer tipo. Es un deber ético combatirlo. Otra cosa será debatir los límites de la ciencia, los excesos de un cientificismo (debate que ahora mismo no tiene sentido) aplicado a la vida, etc… Pero a fin de no confundir a nadie es mejor posponer ese tipo de controversias filosóficas. Ahora lo que se impone es la defensa a ultranza de la vacunación y poner freno a todas las estupideces equiparatorios del tipo, esa esa su opinión, para gustos los colores, o en otras circunstancias graciosos enlaces a páginas.

      Post a Reply
      • ¿Tonto de cuna? Hasta ahí he leído.

        Pero mejor eso que no nazi de nacimiento como usted.

        Anda y que te den, majete. No tienes educación ni nivel para estar escribiendo en un medio de información. Reflexiona sobre ello. Y deja de insultar al que no piensa como a tí te da la gana.

        Post a Reply
        • A ver, cipoton (no puede poner mejor apodo) ya que habla de pagar, y dejando aparte la o sensatez y estupidez supina de no vacunarse poniendo en riesgo miles de vidas, ¿Quién paga los miles de ingresos de majaderos que están internados por no vacunarse? Luis, no entre usted en discusiones con cabezas con la única neurona de la consigna mañanera de partido, no merece la pena.

          Post a Reply
          • La única que a lo mejor pones en peligro es la vida del que no se vacuna.

            La vacuna no te impide ni coger el virus ni transmitirlo, nos lo han dicho miles de veces por lo que tanto un vacunado como un vacunado lo pueden transmitir.

            Por cierto, el insulto de majadero se lo podía haber ahorrado. Llevan insultándome desde hace tiempo simplemente por opinar diferente. Pero tranquilo que no me voy a poner a su altura, yo no le voy a insultar por opinar diferente a mí, simplemente le diré que no comparto su opinión pero la respeto.

            Por cierto, Robustiano Cipotón es un personaje literario de nuestro querido Camilo José Cela. Le recomiendo que lea usted un poco más, le ayudará a entender mejor la realidad.

            No pierdo más el tiempo con gente que insulta sistemáticamente en los debates.

        • Estás fatal de la cabeza Marta cipotiana… Vaya necesidad de atención que tienes y afán de protagonismo. Tiene que ser jodido vivir siendo como eres. Tú lo del respeto como que no va contigo. En fin, que no se qué hago perdiendo el tiempo contigo…

          Post a Reply
          • ¿Me puedes decir Pedrito a quién he faltado yo al respeto?

            Esperando quedo.

        • Eres una impresentable… Relee tus mensajes y lo entenderás.

          Post a Reply
          • “Estoy fatal de la cabeza” “Soy una impresentable”…

            ¿Es usted capaz, PedroRz, de dialogar sin insultar? No es mucho pedir, en primero de E.G.B. ya se trabajaban estas habilidades básicas del ser humano para convivir en sociedad.

            Un consejillo más: cuando las flatulencias mentales le nublen el raciocinio no venga aquí a escribir comentarios, váyase a evacuar al W.C. más cercano.

      • Artículo 14 de la Constitución Española:

        Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

        Qué mejor día que hoy para que el señor Besa y tantos otros se lean la constitución.
        Lo digo por esta afirmación suya: “lo menos que se merecen los negacionistas, como ya digo, por merecerse se merecerían la inmediata separación de la sanidad pública por insolidarios y mentecatos”

        Léase la Constitución Española señor Besa, falta le hace.
        Y léase también usted y otros de los que aquí comentan lo que es el Delito de Odio.

        Un cordial saludo (que va a ser respondido con insultos visto lo visto).

        Post a Reply
        • Lo dicho a la Marta Robustiana la falta un pistón… Pobrecita ella!!! Ánimo hija….

          Post a Reply
          • En tu cilindro está, subiendo y bajando sin cesar, mientras el inyector libera el veneno inflamable en su interior con furia porcina.

    • Sois pocos, pero hacéis mucho mucho ruido. Y lo más lamentable de todo: mucho daño. La idea de cobrar a los antivacunas los gastos sanitarios derivados del covid debe imponerse cuanto antes. Qué menos, mientras aumentan las listas de espera para operarse de otras patologías. Esto no es cuestión de opinión hombre, son matemáticas, es la salud de los que más quiero, de la mía, de la economía de mi país… invito a quien quiera con dudas a acompañarme a trabajar al hospital.

      Post a Reply
      • Claro y a los fumadores el cáncer y a los obesos los infartos y …

        No te jode. Nazismo puro y duro estáis haciendo.

        La vacuna debe recetarse, con prescripción médica, ¿Qué médico está firmando las prescripciones?

        Post a Reply
        • Los fumadores no me afectan, la ley impide que respire su humo, y los obesos aún menos..pero mentes como la tuya continúan llenando los hospitales y quebrando la economía… Esto es una emergencia mundial. Ahora ya autorizas los insultos y nos llamas nazis? Esos son todos tus argumentos?
          Además de vacuna, mucha lectura y mucho sentido común.

          Post a Reply
          • Las vacunas no te impiden coger el virus. Ni impiden que lo contagies a otros

            ¿Qué parte no entiendes?

  2. ¿Qué tal este otro destino Juan?

    https://es.m.wikipedia.org/wiki/Villapene

    Seguro que es de tu agrado. Pero no te puedo acompañar, está en tierras gallegas y piden pasaporte COVID. Así que disfruta tú solo del lugar viciosillo.

    Post a Reply
  3. Estoy de cuerdo con el articulista de no entrar en debates directos, es por eso que aprovecho el lance para expresar una idea nacida de la experiencia propia.
    Sería de agradecer que el actual empeño del sistema sanitario y sus dirigentes emplearan el mismo celo que dedica a la necesidad de la vacunación anticovid, que tengo que reconocer que “algo hace”, con otras áreas también de su obligación.
    Uno acaba siendo, lamentablemente, algo “quevediano” frente a la variada profesión de galenos; incluso vuelve a acordarse del merengue de J.L. Guerra “El Niágara en bicicleta”, cuando; por ejemplo, vas a las urgencias del hospital segoviano con una cojera, y regresas a tu pueblo a más de 100 Kmts llevando la pata arrastras; o cuando te presentas en ese laberinto abigarrado del hospital con tu progenitora de 91 años, y la diagnostican que tiene mucha edad.

    Post a Reply
  4. La vacuna es indispensable, te pongas como te pongas, Marta. Como la de la malaria, la antitetánica, la meningitis, la viruela y tantas otras. No hay más.

    Post a Reply
    • Es posible “Un observador”.
      Los efectos a medio y largo plazo de dichas vacunas ya veremos cuáles son en este tipo de “vacunas”. Se han saltado la tercera fase de experimentación y eso es algo que puede traer consecuencias muy serias.

      Pero que la prescriba un médico (es un medicamento que se debe aplicar con receta médica) y que las farmacéuticas se hagan responsables de los efectos adversos graves.

      Y que aclaren si tienen óxido de grafeno o no. Cada vez que se lo preguntan a un alto cargo político o se levanta y se va o no responde a la pregunta.

      De todas formas ¿nadie se extraña de la cantidad de gente, en especial deportistas sanos que están falleciendo de repente en los últimos tiempos?

      Que cada uno haga lo que considere, sin obligar a nadie a nada.

      Post a Reply
  5. Tenía dudas de si vacunarme o no . Después de leer los rebuznos de Don Cipotiano Rebuscón pagaré en la reventa por una entrada lo que me pidan .

    Post a Reply
    • Otro insultando. ¿No les da para más la oratoria?

      El insulto suele ser fruto de una indigencia cognitiva severa por lo que no parece adecuado emplearlo en una conversación. Es el recurso de los que no tienen recursos.

      Menudo nivel educativo demuestra Juan.

      Post a Reply
    • No vacunados Bienvenidos a los tiempos difíciles son la depuración de los cobardes.
      Han engañado a mucha gente y en vez de volverse contra quién les engañó y les sigue engañando, se vuelven contra el no vacunado.
      Amigo Robustiano hay un concurso en TV. ¿Es V. Más Listo que un Periodista o un tertuliano? Nadie gana.
      Y sí, el que quiera jugar al pong pong que se haga de la OJE. Y el que quiera saber Permanencias.
      Qué tiempos.
      Desde el fondo de un barranco
 dos negros cantando están. Dios mío, quién fuera blanco
aunque fuera catalán.

      Post a Reply
  6. Y a mi que me parece que el tal Robustiano, Marta, Risa y estos comentaristas que hay por aquí contra la vacuna son le mismo o la misma cambiándose el apodo. A lo mejor te crees que cambiando ee nombre parecéis más y tu rollete de mentiras v a parecer más creíble… Hala, que ya hemos visto lo que piensas en tus múltiples personalidade., no nos marees más y vacúnate de una vez.

    Post a Reply
    • ¿Rollete de mentiras?

      Opina sobre el artículo de La Razón del enlace amigo y a mí déjame tranquila. Argumenta y no descalifiques.

      Por cierto yo ya estoy vacunada.

      Post a Reply
      • Hay dos opciones:,usted tiene un claro desdoblamiento de personalidad, tres al menos claras:Rosa, Robustiano y Marta que haya visto hasta ahora, algo para lo que debería buscar ayuda en la psiquiatría, o trata de tomarnos el pelo con diferentes seudónimos como si fueran muchos los negacionistas, insolidarios que no se vacunan y nos cuentan sus milongas porque les dejan en este medio en vez de mandarlos a Telegram a retroalimentar sus argumentos entre ellos mismos. (Por cierto, sus gurús se enriquecen a su costa) Supongo que los de este periódico le dejarán seguir diciendo bobadas y volverá a contestarme con alguno de sus múltiples personajes.yo ya he terminado de hablar con usted. Cuide su salud mental y también la otra. Y vacúnese de una vez Robustiano-Rosa-Marta.

        Post a Reply
        • Nomevacunoymecreoquesoyvariaspersonas:

          No puede usted hablar de desdoblamiento de personalidad y a continuación citar tres personajes distintos. Hay una incongruencia numérica que desafía la lógica matemática.

          Por otro lado lleva usted razón, al orto saludo al nuevo día como D. Robustiano, al almuerzo paso a ser Marta, en la siesta me entrego a Morfeo como Rosa y al ocaso cierro la jornada como Leonardo Da Vinci. Le aseguro que vida es de lo más entretenida.

          Un cordial saludo.

          Post a Reply
  7. Art. 510 C.P.:

    1. Serán castigados con una pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses:

    a) Quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad.

    b) Quienes produzcan, elaboren, posean con la finalidad de distribuir, faciliten a terceras personas el acceso, distribuyan, difundan o vendan escritos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para fomentar, promover, o incitar directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo, o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad.

    Post a Reply
    • Opino personalmente que el que no se la quiera poner que no se la ponga. También estoy a favor de los pasaportes COVID para entrar a ciertos sitios sin mascarilla.
      A parte de que el antiguo insulto como fascista o nazi, a perdido su significado de tanto escucharlo a personas que no opinan como uno o un grupo determinado. Tampoco hace falta decir leyes para presuntamente, parecer que vas a ir a la comisaría por tener una discusión escrita. Me parece que ya no os acordáis de aquel anuncio de los ofendiditos de campofrio…

      Post a Reply
      • En ocasiones nazi no es un insulto sino una mera descripción de la personalidad y forma de actuar de un individuo.

        Post a Reply
  8. Algunos cipotones y algunas martas dejarían conducir a un drogadicto o borracho un autobús de niños, aduciendo ‘libertad’ (esa libertad que entienden la panda voxantivacunas) que pone en peligro a los demás.

    Post a Reply
    • No está mal In sensato. Por lo menos no ha insultado.

      Demuestra usted tener más educación que el resto.

      Un cordial saludo.

      Post a Reply
    • Qué miedito!!! Pues que coloquen primero las denuncias cipotonas de los que ocupan las plazas por contagio sin vacunar (si no mueren antes y no les da tiempo a protestar por existir el virus, claro).
      Yo voy a pedir que me dejen circular en dirección contraria en las carreteras… Por mi libertad de ‘chocar’ con el personal.
      Menudo cipote está hecho usted, está claro que piensa con él. Lo de seso y sesera para el raciocinio de la estupidez como que no lo tiene muy claro.

      Post a Reply
      • Virusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón…

        Virusito, a la cola que te toca el cuarto pinchazito. Y no te olvides la bufanda que hace frío.

        Un saludo don Virusito, un saludo devoto y pío, de don Robustiano y su cipote, orgullo de patriotas y espejo de foráneos.

        Post a Reply
        • Y los que hagan falta, Cipotón, por respeto a mi mismo y a los demás, sobre todo a mis mayores. Que han luchado por una sociedad igualitaria, en libertad y respetando a los demás. Sin poner en peligro a nadie. Kamikaze, está claro que la irresponsable y la estupidez van de la mano.

          Post a Reply
        • En cada comentario Martita demuestras más lo mal que estás. Chiquilla igual con un bien profesional lo puedes sobrellevar y pasar un poco más inadvertida. No quiero ni imaginarme lo que tiene que ser tu día a día. Ánimo hija… Ahhhh y ahora me contestas que claro queda que te gusta tener la última palabra. Que lastima de chica…

          Post a Reply
          • A liberar las excrecencias cognitivas al W.C. Pedrito.

            Ya se le ha indicado con anterioridad.

      • Me voy a poner 17 vacunas seguidas ¡quiero vivir! Gracias Fragoneta. El que quiera poner el cipoton en la UCI allá él, pero lejos 😉

        Post a Reply
        • De nada cielo.

          Ha sido un placer.

          Disfruta de tus 17 vacunas.

          Cuando llegues a 25 te darán un cipotillo de solapa en reconocimiento a tu obediencia.

          A los 50 pinchazos cipotillo de oro.

          Post a Reply
  9. https://youtu.be/SK70CCDKPRI

    Excelente anuncio de Campofrío.

    El mensaje del mismo le vendrá bien a más de un acojonado de los que crecen por los campos patrios en los últimos tiempos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *