web analytics

El cáncer de la política

La corrupción, sin duda, es el cáncer de la política. Un tumor cuyos efectos migran por la organización y generan metástasis. Hace unos cuantos años un buen amigo, a raíz del caso Roldán, me comentaba que todo aquel que justifica la búsqueda de recursos para financiar un partido u organización pública, acaba financiándose a sí mismo bajo el paraguas de la institución a la que dice representar. Desde los 90 hasta este momento ha llovido mucho, pero este axioma ha estado presente en la mayor parte de los casos de corrupción que se han sucedido hasta el día de hoy.

Los efectos de la corrupción son perversos para la institución que los padece y para la sociedad. Con ella se quiebran los principios y valores que deben presidir las relaciones sociales, se malversan fondos públicos y se deteriora la relación social. Los socialistas sufrimos la vergüenza de los casos Roldán y Filesa. A partir de ese momento establecimos un código ético muy exigente, que lo hemos endurecido aún más en los últimos cuatro años, y un sistema de control y seguimiento para acceso a cargos públicos y el ejercicio de sus funciones. Y aun así algún caso ha surgido. No ha ocurrido lo mismo en el PP. El caso Naseiro, el caso Zamora y otros de la misma época se resolvieron buscando la inmunidad judicial, bien por caducidad o articulando defensas que convergían en éxito con la complicidad de quien impartía justicia. Federico Trillo era el mago. No había caso que no se le resistiese por la vía de la inmunidad judicial. Sus méritos judiciales le auparon a la Presidencia del Congreso y a ocupar el cargo de ministro de Defensa.

La laxitud del PP para dar respuesta a los casos de corrupción les ha llevado a la situación actual. Los casos Gürtel, Púnica, Lezo o Rato son una consecuencia de esa actitud. Rajoy no tomó nota y se puso de perfil con Bárcenas. Se limitó a darle ánimos y a pedirle que fuese “fuerte”. Con esa actitud estaba legitimando la acción corrupta en su partido, que era el partido de Gobierno. Y no conforme han intentado apagar el fuego con gasolina. Han intentado utilizar la Fiscalía para controlar y tapar sus miserias. Hoy están en la cárcel el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y su vicepresidente, Ignacio Granados. Una vergüenza democrática que puede terminar en convulsión social, si es verdad, como apunta algún periodista estudioso y entusiasta de estos procesos, que las grabaciones de la UCO -Unidad contra el Crimen Organizado- al Sr. González terminarán con el PP y profundizarán la brecha existente entre políticos y sociedad.

Los 550 profesionales que integran la unidad de élite dentro de la Policía Judicial de la Guardia Civil (UCO) están realizando un magnífico trabajo. Su acción no sólo contribuye a que la justicia pueda reparar los daños y penalizar a quienes practican la corrupción, sino también inciden en la acción preventiva. Ellos deben trabajar siempre bajo la superior dirección de jueces y fiscales, quienes no sólo han de desarrollar sus competencias con pulcritud e independencia, sino que han de velar para que la investigación se lleve adecuadamente y se eviten filtraciones utilizadas con fines espurios. La corrupción vende, y la prensa la rechaza pero a la vez la instrumentaliza.

La corrupción está ligada estrechamente a la actitud personal. La pulcritud y el respeto por lo público es el mejor antídoto para evitarla. Sin embargo, esta cultura no está ni ha estado presente siempre en los pueblos latinos y mediterráneos. La sociedad se escandaliza con las prácticas corruptas que practican unos pocos políticos, pero hay mucha gente a título personal que comparte las mismas virtudes: defrauda hacienda, hace un uso fraudulento de ayudas públicas, enmascara información para conseguir lo que persigue al margen de la ética…

Es un problema de actitud. En contra de lo que muchos ciudadanos puedan pensar la corruptela de lo público está muy limitada. Sólo aquéllos que ocupan cargos preponderantes de gestión y tienen asignadas grandes cifras de recursos presentan riesgo. Es el caso de los altos cargos que asignan y adjudican presupuestos, como fomento, sanidad o servicios sociales, por ejemplo. No es el caso de las personas que se encuadran adscritos a puestos legislativos o administrativos. Pero la alarma social ha cundido.

Los efectos de la corrupción en el descrédito de la política y los políticos son perversos. Hoy la sociedad ha colocado la etiqueta de corrupto a todo aquel que participe en la vida pública. La reacción ante un caso de corrupción es indiscriminada. Se adjudica por igual a todas las formaciones políticas, o incluso se llega a justificar la corrupción del partido al que se vota igualando a todos por igual. Pagan justos por pecadores. Pero el problema es aún mayor. El clima que se respira puede llevar a una eclosión social y a una inestabilidad política. Hoy, más que nunca, es necesario actuar enérgicamente contra estas prácticas y erradicarlas de la acción política. La quimioterapia política es imprescindible. Que pueda neutralizar el tumor es otra cosa.

Author: Juan Luis Gordo

Diputado del PSOE en el Congreso por Segovia.

Share This Post On

10 Comments

  1. Veo, Diputado Gordo, que el “golpe electoral” le ha descolocado los “chakras”. Créame, que a mi también.
    Pero según dice Ud., ¿cómo es posible “utilizar la Fiscalía para controlar y tapar sus miserias (las del PP)”, y que estén en la cárcel Ignacio Gonzalez y Granados? ¿no le parece que se contradice? Explíqueme eso. ¿O es que el PP es malo hasta “utilizando a la Fiscalía”?.
    “Utilizar a la Fiscalía” habría sido si se van “de rositas” estos dos pájaros y el resto de sinvergüenzas que meten la mano en la caja (sean del partido que sean).
    Usted que tiene información, Sr. Gordo, ¿sabe de algún caso de corrupción que no este “saliendo a la luz” por una “utilización de la Fiscalía”? ¿sabe de algún “chorizo” que no esté entre rejas por una “utilización de la Fiscalía”? Si tan seguro está de que eso es así, nos podía dar una exclusiva.
    El problema, Sr. Gordo, y Ud. lo sabe de sobra, pero no hacen nada por que, además de producirles mucha “pereza”, y que “con la Iglesia hemos topado”, es el tema de la Justicia. Que está hecha “unos zorros”, y nadie sabe por donde meterla mano para que funcione. El colmo son los “jueces mediáticos con club de fans” y los “jueces ex-políticos”.
    Y es que a los primeros que les interese que no funcione bien es a los políticos, Sr. Gordo. Actualmente, la Justicia es un “arma arrojadiza” para los Partidos. La “justicia” que ahora se lleva, es la del telediario, el tuiter, y el Facebook, que es “inmediata”. ¿Para que esperar 10 años a una sentencia “Judicial”, si la del tuiter es instantánea?
    Por cierto, que no sabía que hay dos unidades dentro de las Fuerzas de Seguridad, con el mismo nombre UCO, la UCO “Unidad contra el Crimen Organizado”, y la UCO “Unidad Central Operativa”. De eso Ud sabe más, pero si es así, alguna de las dos debería cambiar las siglas para evitar confusiones, ¿no le parece?.

    Post a Reply
    • El Sr. Gordo, que no es ni Santo, ni de mi devoción, en este caso tiene toda la razón.
      Los casos de corrupción en el PP en los últimos años se agolpan, como cuando venia el 7º de Caballeria.
      Que sea la fiscalia, la UCO, o como lo queramos llamar; los de “a pie” ni lo sabemos ni a veces nos importa, implemente están ahí.
      Sr.Calimocho, sin perder las formas, a usted se le olvidan los casos de Caja Segovia, Segovia 21, Atilanos, etc., que tan magnifica actuación esta teniendo la fiscalía, ¿o no?.
      En Segovia, sin ir mas lejos, tenemos unos cuantos casos, que son dignos de carcel, y la fiscalía ni esta ni se la espera.
      Ahh, y lo de “podemita” y otros exabruptos sobran, los comentarios, igual que la política que debería venir, ya no admite estos tintes tan exaltados.

      Post a Reply
      • Pues vas a tener razón. Ser podemita es un exabructo.
        No se me olvida ningún caso, amigo. Simplemente no critico a la Fiscalía, porque ni tengo la capacidad de hacerlo, ni el conocimiento de los casos (solamente lo que cuentan los interesados). Hoy todo el mundo piensa que está en condiciones de criticar cualquier actuación de la Fiscalía. Si el Fiscal acusa, porque acusa, y si no acusa, porque no acusa. Ni soy Fiscal, ni mi capacidad intelectual me da para ello, ni tengo la información de los casos.

        Post a Reply
  2. Nos habla el señor Gordo de los casos Roldan y Filesa y luego a dar caña al PP, se le olvidan los casos,Ave, Almenas,Arcos, Astapa, CCM, Campeon, Filesa, Flick, Gerra, Harrag, Ibiza centre, Interligare, Lasarte, Limusa, Marea, Marguello, Matsa, Merca Sevilla, Plaza, Plaold, Plasenzuela, Poniente, Riopedre, San lucar, Santa cruz de paniagua, Seat, Teran,Rotonda de Armilla, ERE,Cursos de formacion, Nevada, Vertidos Armilla, EDUende, Pulpo y los que van a pachas con el partido popular, jubilese y deje de dar la brasa y lecciones de moral, son todos unos chorizos pero con una diferencia monumental, mientras el PSOE se lo lleva solo crea paro y cuando se lo lleva el PP España crece

    Post a Reply
    • El Diputado Gordo dice,….. “Federico Trillo era el mago. No había caso que no se le resistiese por la vía de la inmunidad judicial. Sus méritos judiciales le auparon a la Presidencia del Congreso y a ocupar el cargo de ministro de Defensa”.
      Y que casualidad que,….”José Bono era el mago. No había caso que no se le resistiese por la vía de la inmunidad judicial. Sus méritos judiciales le auparon a la Presidencia del Congreso y a ocupar el cargo de ministro de Defensa”.
      Le repito la frase con permiso de MISCO,…. “son todos unos chorizos pero con una diferencia monumental, mientras el PSOE se lo lleva solo crea paro y cuando se lo lleva el PP España crece”.
      Y añadiría,….. y cuando se lo lleven los podemitas España desaparece.

      Post a Reply
  3. En esto de la corrupción, asumiendo que corruptos ha habido, hay y habrá en todos los lados. Los del PSOE son unos monaguillos al lado de los papables del PP y, la UCO debería cambiar de nombre, como apunta el beodo: Federación de Caza de PPcUCOs

    Post a Reply
    • Solo los casos eres 1200 millomes de euros mas 2000 millones de los cursos de formacion 3.200 millones de euros repito con todos los numeros 3.200.000.000 euros , repito con letras, tresmildoscientosmillones de euros, caso Barcenas 50 millones, caso Punica 250 millones, caso Gurtel 120 millones total 420 millones, me jodo yo con los monaguillos del PSOE y con los listos que lo unico que quieren es que no les roben los del PP pero se dejan sodomizar por cualquiera del PSOE.

      Post a Reply
      • Es que son varas de medir distintas, amigo. Además, recuerda que la “izquierda” y además “progresista”, es la que da los carnets de demócrata, y los carnets de corrupto.

        Post a Reply
        • Como siga contestándose a si mismo le va a dar a usted algo, sera por el calimocho, claro.

          Post a Reply
        • No se preocupe, que por ahora no me da por eso.
          No es el primero que me lo dice, pero si, el calimocho, muy fresquito y muy rico, claro.

          Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *