web analytics

De la conveniencia al amor

Bien podría ser este el título de una película o de una canción, o podía haber sido un enunciado original para titular este articulo. Pero esta vez ha sido fácil. Han sido presidente y vicepresidente de la Junta quienes han proporcionado tan original nombre a la opinión de esta semana.

Así han definido y resumido su año de gobierno de coalición Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea. Aunque yo le pondría mejor “Que bien tan mal” una canción de Ojete Calor, que “tiene la teoría de que mal es bien” y “que peor es mejor”. Y eso es lo que pasa a este matrimonio que ha pasado de la conveniencia al amor.

 ¿Qué ha pasado con el Francisco Igea que decía que los consejeros de Castilla y León se habían rodeado de aduladores y que impedían que se oyera el clamor de los administrados? Lo decía justo cuando se descubrió que un escrito de altos cargos de Sacyl cuestionando la manifestación de 2018 en defensa de la sanidad pública había salido del consejero. ¿Dónde está el Francisco Igea que acudía a las manifestaciones en defensa de la Sanidad Pública?

 El vicepresidente ha hecho realidad el mantra cuanto peor mejor, sobre todo para él, al estilo Rajoy. Ahora tan solo dos años ha pasado de manifestarse en defensa de la Sanidad Pública a retar a la oposición sobre la situación de los consultorios en el medio rural y negar la necesaria reconstrucción económico que necesita la Atención Primaria en nuestra Comunidad Autónoma, que ha dejado de invertir, según un informe de Amnistía Internacional, un 19,53% en la última década.

 Y es que peor es mejor para Igea, porque ahora exige medidas al Gobierno de Sánchez para poder imponer confinamiento si es necesario, pero hace unos meses era la última Comunidad, hasta que no lo impuso el Gobierno, en cerrar por ejemplo los colegios.

 De la conveniencia al amor ha pasado en menos de un año, cuando denunciaba la Administración paralela, se quejaba del alto número de Altos Cargos y del “despilfarro” que suponía para las arcas autonómicas. Mientras que ahora lo ve normal “por ser un gobierno de coalición”.

 Mención aparte merece el ITACYL. Donde habrán quedado esas palabras del por entonces procurador “raso” Manuel Mitadiel, que denunciaba lo innecesario del Instituto Agrario por duplicidad de funciones, a poner como directora a la ex diputada por Valladolid de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados.

Pero un año da para mucho, aunque más da parecen siete días. De defender el refuerzo de la Renta Garantizada de Ciudadanía para afrontar el impacto de la crisis post-covid en Castilla y León, a permitir el envío de cartas a las personas más vulnerables para pedir el Ingreso Mínimo Vital en un plazo de un mes, con la consecuencia de que si no lo hacen se retirará la ayuda. En este punto, echamos en falta una carta de similares características, aquellos que desvían sus fondos a paraísos fiscales o deciden defraudar.

 Por una vez estaré de acuerdo con Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea han pasado de la conveniencia por mantener y conseguir un sillón respectivamente, al amor. La fusión perfecta de una pareja, donde ya es imposible distinguir quién es quién porque ambos representan lo mismo.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

2 Comments

  1. Si lo de Mañueco e Igea es conveniencia y amor según su sesgada visión, lo de Sánchez e Iglesias debería ser oportunismo y lascivia, no?.

    Post a Reply
  2. Nadie saltaba el Muro de Berlín hacia el lado Comunista. Piensa un poco.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *