web analytics

Concejales descolocados

Guillermo San Juan.

La municipalización, o no (al final fue que no), del aparcamiento de la estación de autobuses y del depósito de la grúa municipal ha dejado en el Ayuntamiento de Segovia varias conclusiones que habrá que tener en cuenta para los casi tres años que quedan de mandato, empezando por el más trascendente en la política local: el Gobierno tiene pies que pueden volverse de barro con relativa facilidad. Los pactos de investidura no lo son de Gobierno —quizá fue más fácil no forzar compromisos más potentes en aras a una foto llena de sonrisas— y el populismo es goloso para todo el mundo. ¿A qué partido no le gusta hacer de paladín defendiendo lo que todo el mundo defendería?

El Gobierno de PSOE e IU ha tratado en las últimas semanas de aparentar que el golpe asestado por la oposición con el concurso de su colaborador habitual de Podemos —la palabra “socio” quizá sea demasiado comprometida en este momento— no tenía demasiada trascendencia, pero lo cierto es que si la tenía: se trata de la primera derrota de importancia que sufre el Gobierno y lo hace defendiendo una iniciativa de “base ideológica”: la municipalización de servicios, ejemplo de la progresía de nuestros tiempos frente a la tiranía de las empresas y la economía de mercado de conservadores y liberales. Un revolcón de los que despelleja rodillas y codos para los gobernantes.

Si sería importante el asunto que la alcaldesa se plantó en el pleno quemando a la desesperada un último cartucho tan inesperado como irregular: un informe firmado, leído y presentado sobre la marcha por el interventor para apoyar las tesis del informe de los técnicos en cuanto a que la subrogación de los trabajadores de la plantilla del aparcamiento sería improcedente si el servicio se municipalizaba. Fue el último intento de convencer al podemita, Guillermo San Juan, que lejos de tragarse la píldora mostró su indignación por la maniobra. Definitivamente ya no había nada que hacer.

Bueno, si. Que los grupos aceptaran dejar el asunto sobre la mesa como pidió Podemos, pero todos dijeron que no a esa posibilidad. Por cierto, esto se voto dos veces, una de manera irregular y otra de acuerdo con la norma. Fue por mero nerviosismo y también por desconocimiento por parte de la alcaldesa, Clara Luquero, que tras 17 años en el Ayuntamiento parece tener aún pendiente estudiar el Reglamento municipal como es su obligación en calidad de concejal, presidenta de la Corporación y directora de los plenos.

Los lideres de PP y Cs , Otero y Pérez.

No hubo novedades en el debate que estaba más que desarrollado en sucesivas ruedas de prensa a lo largo de los últimos días. Tampoco hubo sorpresas en el resultado de la votación: PP, Cs y Podemos, un extraño trío, tumbó por 13 votos a 12 la iniciativa de PSOE e IU. El aparcamiento no será municipal y ahora hay que empezar un largo proceso de licitación del servicio para adjudicarlo a una empresa. No es mucho consuelo, pero sabiendo la bajísima velocidad a la que el Ayuntamiento de Segovia redacta los pliegos y completa los procesos administrativos, la plantilla de trabajadores mantendrá sus contratos en precario durante un buen periodo de tiempo.
Algo debió dejar insatisfecho a todo el mundo en esta discusión cuando algunos grupos, como Podemos e IU, emitieron notas de prensa nada más terminar la votación para aclarar sus posiciones, como si sus explicaciones en el debate y en los días previos no les resultaran suficiente. Otros grupos, como el popular, incluso barajaron citar a los periodistas para dar estas explicaciones. No lo hicieron pero la intención ya es clarificadora.

Y es que este asunto ha trastocado un poco las bases ideológicas de los partidos. A Podemos le ha llevado a votar contra una municipalización, que es parte del a,b,c, de su ideología. Su portavoz optó por el populismo que significa la imposible defensa de los puestos de trabajo en el aparcamiento y añadió para salpimentar elementos como las referencias lacrimógenas al empleo femenino, al parecer más trascendente que si en la plantilla hubiera habido hombres.

Los ediles de IU, Peñalosa y Galindo.

La misma cuestión ha permitido ver a la concejal de IU, Ana Peñalosa, centrarse en los beneficios económicos que el Ayuntamiento podría lograr haciéndose con el servicio: lo nunca visto. También escuchar al conservador, Pablo Pérez, defendiendo la parte de humanidad que aporta la plantilla al servicio en la estación de autobuses y a proclamar que, hasta si hay concesión a una empresa privada “si no mantiene los puestos de trabajo votaremos en contra”. ¿Qué fue del PP de los despidos flexibles y la rentabilidad empresarial por encima de todo?

Resuena el silencio como respuesta a la pregunta lanzada a los socialistas desde Ciudadanos —no parecen haber disimulado nada. Son liberales y rechazan las municipalizaciones— durante el debate: “¿Son ustedes partidarios de municipalizar o lo hacen para contentar a sus socios?”.

La socialista Claudia de Santos también soltó una buena para la reflexión de los cinco grupos tras este extraño baile de roles: “no se puede soplar y tragar al mismo tiempo”. A pensar.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

6 Comments

  1. El populismo y la demagogia de Guillermo San Juan le va a pasar factura, no solo como bien dice le artículo es inasumible el que el Ayto se quede con unos trabajadores que no son del Ayto, sino que cuando por su culpa los técnicos saquen el nuevo pliego de condiciones para adjudicar la gestión privada será de la misma manera, Ami me parece penoso la forma que ha tenido de jugar con las trabajadoras, porque el mismo sabe que no queda otra opción, este personaje de podemos es lo que es en la política, populista y demagogo

    Post a Reply
  2. En este asunto se han pronunciado todos los grupos políticos. Yo creo que lo importante es el mantenimiento de los puestos de trabajo, antes incluso de la municipalización del servicio. Hay de felicitar a Guillermo San Juan y a PODEMOS por la defensa de las 7 trabajadoras y por mantener su ideario político. Y el PSOE e IU, mal muy mal, parece mentira que digan que son partidos de izquierda, y no importarles las trabajadoras del aparcamiento con varios años de antigüedad y entradas en años algunas de ellas, con hijos la mayoría. El PCE, Partido Comunista de España, integrado en IU, izquierda Unida, defendiendo la rentabilidad económica por encima del apoyo de los trabajadores, lo nunca visto, qué opinión tienen sus afiliados de este cambio de dogma político, es vergonzoso ver a los Peñalosa, Luis y ahora Ana, comunistas ellos, el cambio de rumbo. Y Ángel Galindo que hasta que pasó a ser socio de gobierno y tocó el poder con el PSOE, era otro comunista reivindicativo y fiel a sus ideales. Pero ahora no, ya no, cuántos sapos y culebras más se tendrán que tragar los del PCE para continuar en el gobierno municipal.

    La municipalización del servicio no es rentable si no se mantiene el empleo, bravo por PODEMOS y por Guillermo San Juan.

    Post a Reply
  3. Un “bravo” por Guillermo y por PODEMOS, con las críticas y presiones que está recibiendo es de valientes continuar con sus ideales políticos. Ver a IU, formación en donde está integrado el PCE o Partido Comunista de España, defendiendo la rentabilidad económica en detrimento de mantener los 7 puestos de trabajo de 7 mujeres con hijos, es inaudito. ¿Lo hacen por mantenerse en el Gobierno municipal?

    La municipalización de un servicio NO es rentable si se pierden 7 empleos, con lo que supone de drama para siete personas y sus familias. Y esta premisa está por encima de los idearios políticos. Bien a PODEMOS, PP Y CIUDADANOS, y mal, muy mal el PSOE e IU.

    Post a Reply
    • Lo que más me jode en este asunto es la utilización de las trabajadoras como si fueran mercancía usándolas por PP PSOE y Podemos para sacar rédito político, cuando saben que se munipalice o no la gestión es imposible mantener su puesto de trabajo por las nuevas tecnologías y porque no son empleadas del ayuntamiento, a San Juan se llega ido de las manos la cosa, además el interventor le quitó todos sus argumentos, es muy bonito todo lo que dice Podemos, pero no es real, Guillermo San Juan se ha unido a PP y Ciudadanos mintiendo a los Segovianos cuando y ayer se puso nervioso cuando le sacaron los colores, puedo decir que doy mi enhorabuena a los que toman decisiones por el bien general de los segovianos, gracias PSOE, gracias IU

      Post a Reply
      • Quería decir que las trabajadoras son usadas por PP Ciudadanos y Podemos,no por PSOE

        Post a Reply
  4. Señora alcaldesa Ahora toca envainársela. Espero que no haya represalias hacia los trabajadores. Señor San Juan esta vez ha acertado.Bravo!!!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *