web analytics

Cartelera Segova: Alicia a través del espejo

AliciaDespués de todo, no encuentro otro sentido a ver Alicia a través del espejo que volver a trillar el universo estético iniciado por Tim Burton en Alicia en el país de las Maravillas (2010). Y ni así. Pues en lo que en la original sorprendía (algo) en la segunda parte resulta pesadez barroca, falta de ritmo, un guión malo de narices y unos actores (un anodino Johnny Depp, que parece que llega a la película como para recuperarse de una apendicits) que como el productor (Tim Burton) y el director (James Bobin), parecen meramente conchabados para sacarle unos duros a la Disney, pagana final del engendro.

Qué manera de ciscar un argumento como la alocada continuación de Alice in Wonderland. En la obra original, Lewis Carroll se libraba a un mareo de juegos de palabras, una síntesis con el folclore, con la lógica, todo articulado a través de una enorme partida de ajedrez. En la penosa versión que comentamos, de todo eso no hay ni atisbos, con un argumento tontaina de una Alicia capitana de barco, que pierde el barco, que se enreda en una aventura por infratierra, que tiene que buscar una cosa para salvar a un amigo y finalmente, como todo el mundo sabe, lo salva. Patético. Se diría que disponiendo ya de un software de diseño la cuadrilla perpretadora quiso rentabilizarlo en una nueva entrega, y queriéndose ahorrar la pasta del guionista improvisaron sobre la marcha.

Y para que parezca que hay algún eje conductor entre toma y toma, la cinta se instala en la moralina disneyiana “imposible is nothing” hasta empalagar. Le dices a Alicia que “esto es imposible”, y Alicia, todo pundonor y superación, lo consigue. Y es que no hay mejor manera de chafar una película de fantasía que encuadrándola en una moralina “imposible is nothing”, de una pobreza argumental sin salvación posible. En definitiva, que como videoclip quedó extremadamente largo. Un engendro.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *