web analytics

Cartelera: La Vida Inesperada – Pompeya

VidainesperadaBien es sabido que en España se lleva mucho eso de hacer “cine social”, con un componente más intimista y tal y tal, lo que parece estar mejor visto desde el punto de vista crítico que la concepción del, podíamos llamarlo, cine mainstream (o sea, hacer blockbusters de consumo masivo), no porque no haya directores capacitados para ello, sino porque existe una cierta pedantería que lamentablemente parece caracterizar a la industria de nuestro país. Son impresiones personales, desde luego, pero me parece que no es justificable el hecho de agarrarse a eso llamado “tintes sociales”, para configurar una historia digna de ser alabada, y aquí está la prueba.

La Vida Inesperada nos cuenta el encuentro de dos amigos, un triunfador y otro que no ha conseguido todo aquéllo que se proponía digamos, en la ciudad de Nueva York, cuya convivencia les hará descubrir los entresijos ocultos de sus vidas. Lo que nos encontramos es una especie de comedia que no se decanta por la comedia, con tintes de drama que tampoco resultan efectivos desde el punto de vista dramático. La historia se ve fría y distante, se hace muy difícil conectar con los personajes y en resumidas cuentas sus vivencias acaban resultando (como la película en sí, apagadas), banales y poco interesantes. La pedantería vuelve a hacer acto de presencia, cuando se encuentra uno ante un desencanto total en un film cuyo encanto personal se supone que debería de ser el mayor de sus actractivos. No le hace ni grato favor el uso de un doblaje lamentable, pues la versión original alterna tanto el español como el inglés, y claro todo doblado al español (de forma bastante patatera) le quita mucha gracia al asunto.

En resumidas cuentas, no me parece un film digno de merecer un desembolso de dinero por verlo en una sala de cine, que el precio de las entradas está bastante desorbitado y uno se tiene que meditar muy mucho la opción de entrar a ver una determinada película, por miedo a que sea un cagarro. “La vida inesperada” puede que no sea un cagarro en sí, pero sinceramente le recomendaría a quien pudiese estar muy interesado en su visionado, que se espere a verla tranquilamente en el sofá de su casita, tendrá menos sensación de estafa.

Pompeya

PompeyaBueno, cuando uno va a ver una película como Pompeya, ha de tener en cuenta algo fundamental, no va a ver una película de un guión excepcional, ni un film que aporte muchas sorpresas argumentales. Si digo esto es, porque me ha sorprendido leer ciertos comentarios que tachaban a Pompeya de ser un mal film, por características como éstas.

El film parece estar llevándose una soberana ostia en taquilla y la verdad, me parece bastante injusto. Vamos a ver, efectivamente no es una película magnífica ni una obra maestra ni nada por el estilo, pero no por ello creo que se merece el aluvión de críticas tan negativas con las que se la está atacando. La película pertenece a esta nueva oleada que parece haberse puesto de moda de resucitar historias épicas a la gran pantalla, plagadas de vistosos efectos digitales y mucha parafernalia visual. Aquí es donde se encuentra el principal atractivo de la película y por lo que precisamente, considero que merece la pena visionarla en cine. El film presenta un grato espectáculo visual, no es para menos, hay que tener en cuenta que ha costado 100 millones de dólares y eso se nota en todo el tema referido a la recreación escénica.

Todo aquél que haya disfrutado como películas como Troya, 300 o la más actual Noé, creo que pasará un rato en el cine; Pompeya no es nada del otro mundo, pero como blockbuster de entretenimiento da justo lo que se espera de ella.

Author: Cultura

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *