web analytics

Carrefour cuelga su nombre en la Casa de la Lectura por 30.000 euros

El “Parque de los libros”, la sala infantil de la Casa de la Lectura del Ayuntamiento —la antigua biblioteca pública de la calle Real— tendrá el apellido de la marca de supermercados Carrefour durante tres años, la duración del convenio alcanzado entre la firma comercial y el Ayuntamiento que a cambio recibe 30.000 euros utilizados para pagar el mobiliario de la misma sala. El acuerdo obliga también a colgar en el lugar el logo del supermercado que también aparecerá obligatoriamente en cualquier publicidad que se haga de las actividades que se desarrollen en el “Parque de los libros Carrefour”.

Un hombre introduce mobiliario infantil en el edificio, en septiembre pasado.

La Casa de Lectura del Ayuntamiento se inaugurará oficialmente, en el marco de las fiestas de San Frutos, el próximo martes tras las prolongadas obras de adaptación de los espacios después de la cesión por parte del Ministerio del edificio que fue biblioteca hace 15 meses, según confirmó este 19 de octubre la alcaldesa, Clara Luquero.

En esa adaptación se han invertido 120.000 euros en total, aunque hace semanas que el departamento de Cultura que dirige Marifé Santiago había anunciado que en esa cantidad se contabilizaban 30.000 euros de un patrocinador privado, finalmente Carrefour, aunque las condiciones concretas del convenio se han conocido este jueves, tras su aprobación por la Junta de Gobierno Local.

Recreación del “Parque de los libros Carrefour” según el proyecto presentado en abril.

Básicamente, el acuerdo supone que Carrefour aporta 30.000 euros con los que dotar de mobiliario la sala infantil —que se espera que sea una de las más utilizadas de la Casa de la Lectura— a cambio de que la sala lleve su nombre, su logo aparezca en la señalética de la propia Casa junto al nombre “Parque de los libros Carrefour” y en la publicidad que se haga, en cualquier formato, sobre la programación de actividades durante los tres años de duración del convenio.

Además, el Ayuntamiento se compromete a celebrar la firma del contrato en rueda de prensa; realizar un acto de inauguración de la sala con presencia de los representantes de la marca junto a los del Ayuntamiento —la programada el próximo martes— y contar con un ponente que designe la firma francesa en uno de los “Aperitivos culturales, espacio de Economía y Cultura” que organiza la administración local.

IU lamenta la “mercantilización” de un espacio público

El concejal de IU, Ángel Galindo.

El convenio con Carrefour ha recibido el rechazo inmediato del grupo municipal de IU, que si bien subraya que no está en contra de la firma de acuerdos de colaboración entre el Consistorio y empresas privadas, también advierte que “no es conveniente dejar que las marcas acaben mercantilizando el espacio público e incluso apropiándose de la imagen del mismo independientemente de la cantidad económica que aporten”, una cifra, 10.000 euros al año, que “no parece muy elevada para la contraprestación que da el Ayuntamiento a la empresa”.

El portavoz del grupo, Ángel Galindo, muestra también su desagrado por el hecho de que se use para este acuerdo de patrocinio un espacio cultural de titularidad pública y en una instalación destinada al público infantil. “Los niños y las niñas son los que menos deberían estar expuestos a la publicidad y el hecho de que esta sala infantil se inaugure bajo el nombre de una marca crea un precedente poco recomendable”.

Concluye Galindo opinando que la sala debería de tener un nombre acorde con su temática y haberse optado por obras, personajes, conceptos o nombres vinculados a la literatura infantil, e incluso hace una propuesta concreta, el nombre de Gloria Fuertes, cuyo centenario se está conmemorando este año.

Presupuesto cuadruplicado

El edificio de la calle Real que fuera cárcel durante siglos y después biblioteca pública de titularidad estatal hasta enero del 2016, cuando se abrió la nueva infraestructura en el barrio de Ciudad y Tierra, se utilizará desde el próximo martes como Casa de la Lectura municipal, un espacio que el Ayuntamiento pretende convertir en uno de los principales focos de cultura de la ciudad.

Aunque las primeras previsiones municipales pasaban por una inversión de unos 30.000 euros para “limpiar y pintar”, según se dijo entonces, la actuación fue adquiriendo mayor dimensión, sofisticación y necesidades económicas hasta llegar a 88.000 euros procedentes de tres modificaciones presupuestarias, la última en septiembre pasado, a los que se suman finalmente los 30.000 euros aportados por la marca de supermercados para mobiliario infantil. Al final, 120.000 euros.

La alcaldesa, Clara Luquero, y la concejala de Cultura, Marifé Santiago.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Aluego, en su día, protestabamos por los nombres de las paradas de Metro en Madrid en su día. Ver para creer… ¡Visca el socialismo segoviano y ‘Zu curtura’ emancipadora! Y los de las protestas mercantilistas, menos bla, bla, bla en los medios para sacar el careto y justificar el sueldo y más acción y mandar de compra al Carrefú equipo de Gobierno (no olviden que son los que sostienen TODA la política que se realiza ‘toa, toita, toa’.

    Post a Reply
  2. Vamos a ver señor IU, la inmersión mercantilista mala, de acuerdo. Pero más o menos como la curturá que nos apuntan o la lingüistica en otros lados… En su mano o manos está el solucionarlo ¿no?

    Post a Reply
  3. De doble rasero anda la cosa pues si hace unos días por parte del ayuntamiento se decía de todo por un cartel de la Junta de Castilla y León puesto sobre una pared de una iglesia rehabilitada por esta institución, ahora por despecho podría ser, va el ayuntamiento y lo hace con un logotipo de una empresa privada que no de una institución.
    Haber si nos empezamos aclarar y cuando es blanco es blanco siempre y cuando es negro es negro siempre.

    Post a Reply
  4. Vamos a ver qué se puede pedir a personas, políticos es mucho decir, que bien valdrían para manager cultural o, mira tú, para Hermanitas de los Pobres. Cualquier segviano, con algunas canas, recordará a la ‘francesa’, pasando faltriquera por las casas. Qué maja era ¡coño!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *