web analytics

Camino a la anarquía (presentación libro)

Camino a la anarquía. La CNT en tiempos de la Segunda República.

Ángel Herrerín López. Siglo XXI de España Editores, S.A., 2019.

Presentación: Viernes 13 de diciembre, 19:00 H.
Real Sitio de San Ildefonso.
Ayuntamiento: Salón Siglo XXI.

Piensen los lectores en la enorme desproporción que hay entre lo que las masas revolucionarias españolas han dado a lo largo de sus luchas y lo que han obtenido. Y entre la fuerza que tienen y la eficacia con la que la emplean. Detrás de todo esto puede haber muchas cosas pero lo que hay por encima de todas –y es lo que a mí me interesa- una generosidad heroica a veces verdaderamente sublime”.

Las palabras que anteceden de Ramón J. Sender, en su libro Siete domingos rojos, forman parte de esa entradilla que muchos escritores hacen suya al comienzo de una obra, de algún modo los representa.

El profesor Ángel Herrerín, Doctor en Historia, y titular en el departamento de Historia Contemporánea de la UNED, presenta el libro Camino a la anarquía. La CNT en tiempos de la Segunda República, hoy viernes a la siete de la tarde en el Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso.

El libro.

Si atendemos a la parte trasera de la tapa o cubierta del libro, vamos a encontrar la esencia misma del estudio que el profesor Herrerín realiza, de manera muy exhaustiva, de la vida y los pasos llevados a cabo en el seno del movimiento anarquista español en los años de la Segunda República Española; analizando de forma íntegra y tenaz los distintos grupos y tramas que conformar un ‘mundo’, a veces utópico, dentro de las tendencias anarquistas, anarcosindicalistas, ‘treintistas‘… en estos convulsos años:

España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organizan en régimen de Libertad y Justicia, rezaba el primer artículo de la constitución de 1931. A pesar del espíritu social que animaba la carta magna de la primera y genuina democracia establecida en España, el devenir de la Segunda República estuvo atravesado por una importante conflictividad laboral y levantamientos insurreccionales. Buena parte de las investigaciones históricas responsabiliza de esta inestabilidad a la Confederación Nacional del Trabajo, tachándola de sindicato insurrecto y violento. Este tipo de análisis, que no tiene presente la vida interna de la Confederación, que tampoco pretende definir su ideología ni delimitar sus prácticas de la lucha por el poder y que obvia la importancia del individuo y el peso de la historia, resulta del todo insuficiente para explicar cuál fue en realidad el decisivo papel que desempeño la CNT en el proceso republicano.
Ángel Herrerín López ha realizado unas exhaustivas investigaciones en centro nacionales e internacionales, como los archivos de la Guardia Civil y el Ejército o los archivos diplomáticos franceses, para demostrar la senda que el sindicato escogió como solución a los problemas de la España de principios de siglo y muestra los hitos para que recorramos el camino a la anarquía.

A los archivos consultados indicados, habría que añadir las horas de conversaciones con viejos anarquistas, archivos particulares depositados en distintas entidades y el repaso de una amplia biografía que aparece reflejada en una interesante introducción al cuerpo principal del texto.

Un extenso estudio que, seguro, no dejará indiferente a nadie. El profesor Herrerín, desde una óptica profesional e historiadora, deja su impronta en las páginas del libro, como ya lo hizo en algunos de sus anteriores trabajos La CNT durante el franquismo. Clandestinidad y exilio (1939-1975), 2004 y 2005, resumen de su tesis doctoral y finalista en el Premio Nacional de Historia de 2006; El dinero del exilio. Indalecio Prieto y las pugnas de posguerra (1939-1947), 2007 o Anarquía, dinamita y revolución social. Violencia y represión en la España de entre siglos (1868-1909), 2011.

Camino a la anarquía, pág.: 92-93.  Violencia y represión en II. La lucha por el poder: Del sindicalismo a la insurrección (julio 1931-abril 1932):

No faltaba en Cataluña, quien se refería a estos jóvenes radicalizados de una forma despectiva ‘murcianos’, ‘andaluces’, ‘extremeños’, y que aprovechaba su foraneidad para marcar la diferencia con aquellos ‘auténticos catalanes’, obreros cualificados que poblaban fábricas e industrias, más moderados, y que intentaban imponer su experiencia sindical al impulso desmedido de los primeros. Estos jóvenes radicalizados eran señalados, en un claro ataque xenófobo, por su lugar de procedencia, en vez de relacionar su actuación con la falta de formación y necesidad de ocupar puestos de trabajo mal remunerados y, por lo tanto, sobreexplotados, Porque la diferencia entre radicales y moderados, violentos y pacíficos, no era una cuestión de procedencia, sino algo mucho más complejo en lo que entraba en juego la ideología, pero también, de forma especial, las circunstancias vitales…

Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *