web analytics

“A principios de 2022 veremos la realidad de lo que se ha llevado la pandemia”

Manuel Muñoz, Presidente de la Agrupación de Comerciantes Segovianos

No hace falta esforzarse para ver que el comercio no atraviesa su mejor momento. La, o las, crisis que se han sucedido en los últimos tiempos y, para remate, la pandemia con un confinamiento que nos apartó de Madrid con lo que esto significa para Segovia, han dejado las cosas como las vemos. Intentar conocer de cerca la problemática que vive el sector y las posibles soluciones a lo que se vive aquí, en Segovia, y se extiende de manera general al resto del mundo, nos ha llevado a conversar con quien desde hace años, muchos, dirige la Agrupación de Comerciantes Segovianos (Acs) y cuenta con experiencia en momentos mejores y peores aunque, por lo visto, nunca tan malos como los actuales, Manuel Muñoz.

Pregunta.— Tras el año y medio de pandemia que estamos sufriendo ¿La situación del comercio es tan mala como parece?

Respuesta.— Lo cierto es que va por sectores, no se puede generalizar. Hay sectores, zonas o comercios en particular, sobre todo zonas que aún no están al ritmo que debían porque la pandemia aún no ha pasado. La confianza no ha vuelto al consumidor y eso a nosotros nos afecta de modo importante.

P.— ¿Qué sector es el que se ha visto más afectado?

R.— Creo que todos en general porque al vivir del consumo… al final el consumo se recorta salvo en los productos de primera necesidad como la alimentación, aunque en la propia alimentación hay sectores que lo han pasado mal porque, en ciertos momentos, la gente consume productos de “cierta calidad” y las grandes superficies han estado ahí pero todo, en general, lo que ha tenido que ver con consumo, y no de primera necesidad, se ha visto afectado. El tener que ir a las tiendas, el tener que hacer cola en la puerta para entrar… Como a la hostelería, que la pandemia les ha dañado pero también al comercio… la gente ha elegido otras opciones de compra. Ahora habrá que devolver la situación a la normalidad si somos capaces

P.— Antes de comenzar la pandemia ya comentabas que el comercio online o electrónico era un hecho y había llegado para quedarse ¿Ahora se ha generalizado más?

R.— Creo que al comercio online les ha beneficiado, de modo no intencionado, la pandemia. El tipo de compra que se ha hecho por no salir a comprar a la calle o por no entrar en contacto con la gente ha favorecido el que muchos buscaran que se lo llevaran a casa. Esto ha sido el caldo de cultivo para que el comercio electrónico se haya visto beneficiado, lo que va en perjuicio de todos: Los grandes, los medianos y los pequeños porque, las grandes plataformas no tienen nada que ver con las grandes superficies y estas, aunque tengan comercio online, no pueden competir con ellas. Es, por lo tanto, una fórmula de venta que ha venido para quedarse, que va a coger un “buen cacho” del mercado y al final, la tarta se va repartiendo y va quedando un poco menos para todos.

P.— ¿Ha afectado el cierre con Madrid?

R.— Pues… Madrid es el granero de Segovia en muchos aspectos, sobre todo en el tema de hostelería y turismo pero, al final, eso deja dinero en Segovia y si se benefician estos sectores y el empleo se mantiene, esa gente gasta dinero en Segovia, lo que significa que, directa o indirectamente, nos beneficia. Son millones de personas las que están allí, a 50 minutos. Algunos tardan menos en venir a Segovia que en cruzar Madrid y, eso claro que repercute a la economía segoviana.

P.— ¿Hay datos sobre el número de comercios que se han visto obligados a cerrar en estos últimos meses? Puede ser por adelanto de jubilaciones, por no poder hacer frente a los alquileres…

R.— Nosotros no tenemos los datos, los tienen otras administraciones que los hacen públicos cuando consideran… La realidad es que cuando acabe el año, a principios del año 2022, veremos claramente la realidad de lo que se ha llevado la pandemia por diversos motivos: Unos por no haber podido sujetarse por el tema económico, otros porque han precipitado la jubilación aunque podrían haber aguantado algo más pero han decidido marcharse, otros por gastos como los alquileres o la luz … como los precios no se pueden subir, harán sus cuentas y en enero o febrero…

P.— En cualquier caso, sin llegar a Navidad… da pena pasear por la ciudad y ver muchos locales cerrados.

R.— Da pena o… El problema es que la calle Real, la zona central de la ciudad, con el turismo, antes siempre estaba llena de gente pero, ahora mismo, aunque la situación se esté recuperando aún falta… Estamos viviendo del turismo nacional y este, de lunes a viernes viaja menos, lo hace durante los fines de semana. El turismo que venía de fuera de España, de momento, falta. Si ya te vas a otras zonas de la ciudad donde no ven a los turistas porque no son zonas turísticas, las calles están igual de vacías… La gente está en su casa y va a costar que vuelva a salir y que vuelva a tener confianza porque sigue pensando que se puede contagiar. Va bien todo pero aún no podemos pensar que es muy difícil contagiarse y que todo ha quedado en lo que es una gripe. Estamos un poquito lejos de eso y de coger confianza para poder salir y, el comercio necesita confianza y gente en la calle.

P.— Tal y como me cuentas que están las cosas… ¿Cómo ves el futuro? ¿En dos o tres años crees que las cosas pueden cambiar? ¿Cambiará el tipo de comercio? Algunos de los comercios tradicionales de Segovia ya no están…

R.— No lo sé. Obviamente la vida, en estos momentos, no cambia a 15 años vista, lo hace cada 6 meses… Creo que cierto comercio se tiene que seguir manteniendo pero no solo ha sido la pandemia la que ha afectado a la situación económica. Llevamos mucho tiempo hablando del relevo generacional… no hay gente joven que sustituya a la generación que en cinco a diez años se jubilará en el comercio. Eso es lo que más me preocupa, lo que va a pasar con ese tipo de comercio, el de “toda la vida” que no cuenta con ese relevo, con unos hijos detrás que continúen con el trabajo. No se están tomando las medidas necesarias para que estos comercios sigan adelante… Se habla de “medidas fiscales” con reducciones de 30% en el IAE pero, no facturan lo suficiente… Lo mismo ocurre con la deducciones del IBI… son “parches” de 300 o 400 euros que no “sujetan” un comercio. Tendríamos que ir a “algo más”, a incentivos a los “caseros” y a los comerciantes… medidas que de verdad incentivasen a los comercios que tienen una clientela, un público, un fondo de comercio extraordinario… que se va a perder.

P.— En Segovia, se comenta con frecuencia, tenemos una gran ventaja y un gran inconveniente: Tener Madrid a 90 Kilómetros… Lo que actualmente está ocurriendo en Segovia, que se debe a la pandemia pero no solo a ella ¿Se puede extrapolar al resto de la Comunidad de Castilla y León? ¿Es un problema general?

R.— Es general pero no solo en la Comunidad de Castilla y León, es un problema de todas las provincias de este tipo. Están todas igual porque cuando van aumentando en número de habitantes, tienen muchas más grandes superficies, más desarrollos estratégicos para que el comercio online se mueva… según aumenta la población aumenta la competencia, lo que produce los mismos problemas.

P.— Manuel Muñoz, personalmente, ha estado siempre ligado al mundo del comercio ¿A qué cree que se debe que el sector no tenga más seguidores? ¿Que quiénes trabajan en este sector no encuentren fácilmente relevo?

R.— El comercio, ahora mismo, necesita un esfuerzo económico y familiar muy importante y la gente joven está buscando otra salida. Incluso, los mismos padres no hemos dirigido a nuestros hijos hacia el comercio. Cada uno lo vive de una manera y ve que esto no tiene una continuidad tan fuerte como cuando lo vivimos nosotros. Para poder vivir de ello desahogadamente son muchas horas en las tiendas de lunes a sábado, las vacaciones son las que son, arriesgas tú dinero, vives al día literalmente… unos esfuerzos que no se ven compensados. Por otro lado, el sector comercial ha sido el peor tratado por la administración, nunca han hecho nada por él. A otros sectores se les han concedido incentivos y ayudas, como a la automoción… No es envidia, me parece estupendo pero, los alcaldes o presidentes se hacen una foto cuando despiden en una empresa a 30 empleados, que es durísimo, pero muchas veces se han ido 30 empleados en el comercio de un tramo de una calle de Segovia, por ejemplo, y no ha ido nadie a hacerse la foto. Creo que pronto vamos a ver ciudades vacías. Ahora pasamos por las calles y los locales están vacíos, muchos locales van a “morir de éxito” porque no se van a alquilar. No es que el casero baje o suba el precio del alquiler, es que no es fácil mantener un negocio abierto con los gastos fijos que tiene y con lo que se le ha estado maltratando.

P.— ¿Cuántos años lleva al frente de la ACS?

R.— Muchos. Ya va tocando a su fin… pero, tienes que continuar porque alguien tiene que hacer este trabajo y tengo unos directivos que están apoyando mucho pero, es difícil. He estado desde hace muchos años, con otros presidentes como Joaquín de Frutos o, en FES con José María Antona. Comencé muy pronto desde el gremio de joyeros. Siempre me ha gustado esta lucha, esta labor… llevo ya 15 o 20 años muy dedicado a esto.

P.— En todo este tiempo ¿Este es el peor momento que se ha vivido en el comercio?

R.— Sí, sin lugar a dudas. Aparte del movimiento de competencias estamos en  este momento económico en el que todo el mundo ha asimilado que lo que ocurre no es culpa de nadie pero es culpa de todos. Antes tenías el “derecho al pataleo” porque habían puesto más grandes superficies, porque habían cortado el tráfico o habían puesto zona azul… Intentabas luchar contra algo que veías pero ahora, lo que haces es luchar contra algo que no se ve.

P.— Durante estos meses ¿Algún comerciante te ha comentado algo que se te ha quedado grabado sobre la situación que atraviesa?

R.— Todos me cuentan lo mismo. No sé si te acordarás de un gran alcalde que tuvo Segovia, desde mi punto de vista, Ramón Escobar. Con él eran célebres sus paseos por la ciudad porque aducía que “para ser alcalde tengo que conocer mi ciudad” y, le veías por las mañanas dándose paseos… Pues a mí, que me ha gustado siempre pasear por Segovia, y lo sigo haciendo casi a diario, a mi paso salen y me preguntan… y todos me dicen lo mismo: “Lo estamos pasando muy mal” “no sé qué va a pasar dentro de cinco o seis meses”, el futuro tan incierto que tienen es lo que más les preocupa… Y tiene difícil solución.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On
468 ad

2 Comments

  1. El futuro de esta ciudad depende de la repoblación de empresas, comercios y actividades económicas. Es la única manera de parar el éxodo de jóvenes y mayores de Segovia. Nos jugamos mucho en los próximos meses.

    Post a Reply
  2. ¿Pero este señor tiene algún comercio?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *