web analytics

Luquero reconoce que no se respetó la distancia social en el canto público a San Frutos

La alcaldesa de Segovia niega tener cualquier sensación de arrepentimiento por haber reunido a decenas de ciudadanos a cantar el en la plaza Mayor el pasado domingo, día de San Frutos, pese a que en aquel momento ya estaba en vigor el toque de queda nocturno decretado por la Junta ante el incremento de los casos de infectados por covid19. Aunque reconoce que no se guardaron las distancias entre personas durante el acto y tras su finalización, Clara Luquero prefiere destacar la “emotividad” vivida en ese momento que considera de exaltación de “nuestra identidad y tradición”.

Los asistentes no utilizaron las referencias de las cuadrículas para mantener la distancia de seguridad.

“No me arrepiento de haberlo convocado porque los ciudadanos demandaban ese acto popular y tengo que reconocer que me conmoví profundamente”. La alcadesa de Segovia, Clara Luquero, ha salido así al paso de las voces que han criticado los riesgos de contagio asumidos durante la convocatoria lanzada desde el Ayuntamiento para que el domingo, festividad de San Frutos, los ciudadanos acudieran a la plaza Mayor a cantar el villancico del patrón y el himno a Segovia, durante el cual no se respetaron las distancias marcadas en el suelo por las cuadrículas que se habían pintado previamente y que terminó con los asistentes apelotonados bajo los soportales por la intensa lluvia que comenzó a caer.

La alcaldesa reconoce que “es verdad que no se respetaron las cuadrículas en sentido estricto como nos habría gustado”, pero a la vez quiso quitar hierro a la evidencia que reflejan las fotografías de la jornada porque las imágenes “dependen de la perspectiva” y “si se ven grupitos, tienen que ver más con familias y unidades de convivencia”.

Eludiendo hacer referencias a los momentos posteriores a los cánticos —los denominados momentos de la amistad en los que, bajo los soportales, se dejaron de respetar distancias y se repitieron los saludos más o menos efusivos— la regidora si admitió algo de pesar en el desarrollo del acto reconociendo que “nos hubiera gustado que la gente se hubiera colocado sobre las cuadrículas”.

Asistentes apelotonados bajo los soportales mientras arreciaba la lluvia, tras los cánticos.

Negó, no obstante, cualquier arrepentimiento en base a lo que considera que fue “un momento que forma parte de nuestra identidad y nuestra tradición” durante el que además “me conmoví”, y pese a que en ese momento ya se había decretado el toque de queda nocturno, precisamente por la escalada de cifras de incidencia de la pandemia de Covid en toda la comunidad. “Se tomó la decisión de hacerlo con las cuadrículas y no hubo ni concierto, sólo los cánticos. La gente estuvo ahí ¿cuánto?” Se preguntó en voz alta.

Otra cosa es que una escena similar pudiera repetirse a corto plazo: “Si todo evoluciona a negativo y esta decisión hay que tomarla dentro de un mes y estamos superando limites hay que decir que no lo haríamos”, aseguró.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

8 Comments

  1. ¿Cuánto estuvo la gente? Pasaremos palabra. No es la pregunta. Y por mucho que trate de ‘Ayusizar’ su respuesta no suavizará las convocatorias públicas a mogollón (del carácter que sean). Por muy populares que le parezcan, los representantes políticos, ahora más que nunca, han de demostrar que están a la altura de las circunstancias y si estas son impopulares, mala suerte.

    Post a Reply
  2. Fue todo muy emotivo? Como la procesión de San Lorenzo, la de Madrona, y todas cuantas no se hicieron por responsabilidad y estando la situación infinitamente mejor. Que no señora, fué una gran cagada. Dimita

    Post a Reply
  3. Es que no la entendemos. Decía hace escasos días la señora Alcaldesa Clara Luquero “que si dice la Junta de Castilla y León que hay que confinarse, se cumple y punto, sin rechistar, a rajatabla” Pero luego yo hago lo que me da la gana, la faltó decir, que para eso soy la Alcaldesa y lo hago todo requetebién. Los ciudadanos, eso es otro cantar, ellos a cumplir bajo amenaza de denuncia. Lo cierto es que a esta Alcaldesa la sobra prepotencia y soberbia a raudales.

    Post a Reply
  4. Mucho confinamiento de ciudades y CC.AA. y en cuanto hay ocasión hacemos un “happening” para arrejuntarnos todos bien y pasarnos el Covid. Donde no hay cabeza…hay propagación del Virus. Eso sí, dimitir, para qué??

    Post a Reply
  5. Resultó muy lamentable ver a tanta gente apelotonada ante el villancico a San Frutos, y todo promovido por el ayuntamiento. No Sra Luquero, usted es la primera que tiene que cumplir y hacer cumplir las normas que su propio gobierno promulga, sean agradables o impopulares. Estábamos ya con el toque de queda y las peticiones del Gobierno de demostrar cordura en todos los actos sociales, se producían todos los días. No era momento de cantar el villancico a San Frutos. San Frutos, su recuerdo, no se verá dañado, si un año no se puede celebrar, como tampoco se celebrará, creo yo, la Navidad ni la cabalgata de Reyes de estas navidades. Lo más importante es proteger a la población y evitar que acabemos todos confinados en casa una vez más, y con más contagiados y muertos. Ya faltan muchos segovianos, no queremos que falten más. En estos momentos estamos aislados en toda la comunidad y nos están advirtiendo de la posibilidad de quedar confinados en casa si la situación no mejora; si seguimos organizando actos como el de San Frutos, seguro que no mejorará. Lo mismo pasó con “El Circo Chino” que se celebró en el Juan Bravo el día 6 de Marzo, y al que yo asistí porque se decía que no había peligro; el día 8 se hizo la manifestación contra el hombre y el día 14 se declaró el Estado de Alarma. No es momento de fiestas y sí de medidas de protección a la población, usted, como alcaldesa, tiene la obligación de cuidar que se cumplan todos los requerimientos del Gobierno, dejando para otro momento todo aquello innecesario y que suponga un riesgo. Si quiere dar algo a los segovianos, baje los impuestos, ayude a las economías destrozadas por la pandemia, facilite que muchas familias puedan adquirir mascarillas como una medida básica de protección, y no se limite a darles una para todo el tiempo; hay familias, muchas, que no pueden pagar los 3 euros de una mascarilla y tenerla que renovar cada dos días. Baje los impuestos a las empresas para que estas puedan proporcionar más medios a sus empleados, como mantener sus puestos de trabajo; suprima el impuesto de terrazas, los bares y restaurantes crean trabajo y están prácticamente en la ruina; limpie y desinfecte las calles, regándolas por las mañanas… Hay muchas cosas que puede hacer por los segovianos, que no son de riesgo, y que todos se lo agradecerían. Mucho más que poder cantar el villancico a San Frutos. Consulte a la calle, pregunte, encontrará muchas respuestas.

    Post a Reply
  6. Irresponsabilidad de la alcaldesa por convocar el canto en la Plaza Mayor. Mal ejemplo.

    Post a Reply
  7. Es vergonzoso que la alcaldesa afirme sentirse orgullosa de haber puesto en peligro la salud de los segovianos. Vergonzoso!

    Post a Reply
  8. Si la alcaldesa se conmueve y solloza cantando … que le eche un vistazo a las cifras de afectados y fallecidos, se de un paseo a pie por la ciudad a contar los negocios cerrados y pida al SEPE los datos de segovianos en ERTE y desempleados … va a llorar a moco tendido.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *