web analytics

Los invisibles

Existe un grupo de personas que ha estado invisibilizado durante esta crisis sanitaria  pero al que probablemente afectará con mucho impacto la futura crisis social y económica. Ya hemos visto las terribles consecuencias en los mas mayores, pero ¿qué pasa con los menores?

Durante más de 40 días, los niños y niñas han estado confinados en sus hogares. Los adultos también, pero en cierta manera sobre ellos recaía una suerte de letra escarlata al considerarles “supercontagiadores”. Además a esto se ha unido que muchos niños y niñas se han visto confinados en hogares con carencias de suministros básicos y/o de alimentación.

Fueron los primeros en salir, aunque no sin cierto revuelo ya que al principio sólo podían acompañar a sus padres y/o madres a comprar y hacer las cosas que ellos podían hacer y luego se rectificó con el 1/1/1/1: una hora, un kilómetro, una persona, una vez al día.

Mientras pasaban los días se fueron redistribuyendo los horarios para que todos pudiéramos, con seguridad, intentar volver a la normalidad. Pero ahí quedaron los niños y niñas congelados en las ciudades con alta población en su 1/1/1/1.

Puede que sus salidas sean lo de menos, o no, la salud mental de los menores en desarrollo dependen mucho de sus relaciones sociales fuera de la familia, pero tarde o temprano, esperemos que sea más bien pronto, esto se solucionará pero ¿qué solución se va a aportar para todos aquellos menores que están y estarán en situación de vulnerabilidad?

La crisis del covid19 está generando una terrible desigualdad, que necesita de una acción inmediata para que estos niños y niñas no queden estancados y perpetúen su vulnerabilidad en la edad adulta.

En primer lugar se ha abierto una grieta educativa entre aquellos con necesidades de apoyo, así como entre aquellos que no disponían de los dispositivos necesarios para hacer frente a la educación a distancia.

Esta última, la digital, se ha intentado paliar con mayor o menor eficacia por parte de los distintos gobiernos autonómicos, que por fin han sido conscientes de la brecha digital existente en las distintas familias. Aunque los datos estaban ahí. Según el Instituto Nacional de Estadística,  el 43% de los hogares con rentas menores a los 900€ no disponía de ordenador, y un 25%, es decir, 1 de 4 familias no tenía acceso a Internet. De hecho en la última campaña de Save The Children #Quenadiequedeatrás ,varios niños y niñas preguntan a los políticos cómo hacen las familias sin tablet, ni ordenador para realizar los deberes en esas casas donde padres y madres han perdido el empleo.

¿Pero qué pasará con aquellos que han quedado rezagados? De las propuestas que surjan en las próximas semanas tanto por parte del Ministerio de Educación como de las diferentes Comunidades Autónomas, dependerá el futuro de muchos escolares, y por eso es necesario que el tacticismo político quede fuera y solo quede presente en el debate el futuro de estos niños y niñas.

La educación presencial también era una recurso indispensable para que los menores se garantizaran al menos una comida al día. Las Comunidades Autónomas han tenido que hacer frente a esta situación, algunas con mejor que suerte que otras. Lo peor y no podemos pasar sin decirlo, ha sido los famosos menús de comida rápida repartidos por la Comunidad de Madrid. La peor de las decisiones sin duda, criticada por nutricionistas, médicos, pediatras e incluso la fundación de los hermanos Gasol envió una carta para denunciarlo. Situación además que fue defendida, con mucha altanería por cierto, tanto por Isabel Díaz Ayuso como por alguna diputada, que tuvo la desvergüenza de decir a través de las redes sociales que se trataba de algo “optativo” como si la pobreza lo fuese.

Pero la situación puede agravarse. En el año 2019 Castilla y León, según la consultora AIS Group, tenía un 21,5% de menores en situación de pobreza. Es decir, casi 1 de cuatro niños y niñas se encontraban en situación de vulnerabilidad. Según Unicef, la cifra puede aumentar a 1 de cada 3 y situarse en niveles de 2014.

Existen muchos retos por delante, uno de ellos es no volver a tomar decisiones sin ese enfoque de infancia tan necesario. Pero sin duda el más urgente será afrontar el futuro para que ninguno de nuestros niños y niñas quede atrás, que no sean invisibles. No podemos olvidar que son el futuro de nuestro país.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

9 Comments

  1. Se le acaban los temas para sus tontunas.. sabe de todo.. cuéntenos una de Mortadelo. Porfa.

    Post a Reply
  2. Ahora que todos en España nos hemos quedado atrás gracias a sus golfos que nos gobiernan, que todos vamos a ser más pobres, con recortes brutales y rescatados por Europa y sin trabajo. Usted va a arreglar éste caos a cambio de un cargo y un sueldo vitalicio. Que es lo único que le importa. Ya está bien de vendedores/as de crece pelo y elixires de la juventud. Vividores, no gracias.

    Post a Reply
  3. ¿Donde ha pasado Usted el arresto domiciliario, Doña Natalia?……¿en Somalia?………”muchos niños y niñas se han visto confinados en hogares con carencias de suministros básicos y/o de alimentación”……ojo, “MUCHOS NIÑOS Y NIÑAS”. Si tan segura estás, di cuantos,….. 10, 50, 200, 100, 1.000, 100.000,… algo,…….. ¿que milongas nos cuenta?……. ¿pero que sabe Usted?….. no te jode,…… pues ni que fuera Usted ahora “Cáritas”.
    ¿Y que es eso de que “La educación presencial también era una recurso indispensable para que los menores se garantizaran AL MENOS UNA COMIDA AL DÍA”?….. ¿Donde?…… Eso es directamente MENTIRA, y Usted lo sabe.
    Al final, esos niños van a tener que emigrar a Venezuela, donde según su ex-compa ex-podemita Errejón, el “niño de la beca-black”, todos los niños comen TRES VECES AL DÍA.
    También me sorprende, que estando actualmente los “Asuntos Sociales” al mando ÚNICO del Marques de Galapagar, haya algún niño en esa situación que inanición. Y lleva dos meses, bonita. ¿POR QUÉ NO LE LLAMAS A ÉL Y SE LO CUENTAS? Para que haga algo, claro. Digo yo.
    La solución a todo eso que te “preocupa” sobre los niños y jóvenes confinados , que no sé porque cojones son ahora “invisibles” (ya nos explicarás en otra epístola el por qué), va a ser, sin ninguna duda muy sencilla y típica sociata-podemita.
    La creación de centenares de chiringuitos, de las más variadas y absurdas tonterias que se le ocurran al podemita de turno.
    A ver si tiene Usted suerte, Doña Natalia, y le “enchufan” en uno. Por podemita no será.

    Post a Reply
    • Calimocho… Que guapo ibas en la caravana de coches de vox… Ahí ondeando tu bandera de “España”

      Post a Reply
      • ¿Guapo?….. imposible. Con la mascarilla gano un poco, pero no. Me habrás confundido con otro, Covadonga, maja.
        ¿Y que es eso de “España”?………. ¿tu tampoco puedes decir ESPAÑA, como el mamarracho del Marques de Galapagar?

        Post a Reply
  4. Estoy de acuerdo en algunas cosas que dice la Sra. Del Barrio y en otras no,pero al menos apoya sus comentarios con datos.
    Lo fácil es descalificar e insultar sin más razonamientos.
    Lo agusto que se queda uno ladrando, verdad Calimocho?

    Post a Reply
  5. Natalia utilice el lenguaje inclusivo por favor: niños, niñas y niñes.
    Y deje de encorsetar a nuestros menores en la anticuada calificación binaria de sexos.

    Un saludo, saluda, salude, saludx, salud@.

    Post a Reply
  6. Puede que en muchas familias no tengan ordenadores, pero moviles de muchos cientos de euros no les faltan.

    Un PC para necesidades básicas ronda los 400-500 euros (o menos incluso).

    Hay familias donde priorizan el movil y el PC que se lo regalemos los demás.

    Y si, no es lo mas sano la pizza, pero en medio de una pandemia con todo cerrado era una forma rapida de que llegara comida, al fin y al cabo es mejor comer pizza que no comer nada, mejor la dieta insana de la comunidad de Madrid (que ya han retirado por otra opción mas saludable) que la dieta venezolana que garantiza la muerte.

    Por cierto, el próximo artículo lo dedica usted a las casas, que el confinamiento no ha sido igual para todos, y cuando hable de los mas favorecidos que se han recluido en sus casoplones, no se olvide de sus jefes.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *