web analytics

Fallece en Segovia Lucía Bosè, a los 89 años

Ha fallecido en el Hospital de Segovia a los 89 años y víctima de neumonía Lucía Bosè. La actriz y artista italiana estaba afincada en Brieva (Segovia) desde hace ya muchos años. Ha sido su hijo, Miguel Bosé quien a través de redes sociales y desde México, donde vive, informaba del triste suceso. “Queridos amigos … os comunico que mi madre Lucía Bosé acaba de fallecer. Ya está en el mejor de los sitios”, explicaba en Instagram el cantante.

Todo indica que la “segoviana del pelo azul” ha caído víctima del coronavirus, si bien el diagnóstico no está confirmado y fuentes familiares explicaban que en los últimos años Lucía Bosè había atravesado diversas neumonías. La actriz ingresó en el hospital de Segovia hace tres días. Por motivos del Estado de Alarma su funeral será en la más estricta intimidad.

Nacida en Milán en 1931, mujer bellisima, fue precisamente su físico lo que le abrió las puertas del cine en la etapa de gloria del los estudios italianos. Miss Italia en 1947, debutó como protagonista en 1950, con Non c’e pace gli uilivi, de Giuseppe de Santis, pero su mejor papel, y lo que le abrió las puertas de la cinematografía internacional fue con el debut de Antonioni, ese mismo año, en Crónica de un amor. Convertida en musa del cine italiano, rodó en España varias coproducciones, entre otras Muerte de un ciclista y Así es la aurora (de Buiñuel). Allí conoció al torero y play boy, Luis Miguel Dominguín. Contra todo pronóstico, se casaron en Las Vegas en 1955 (en octubre de ese mismo año por la iglesia), de quien se separaría en 1967, tras tener tres hijos, Miguel, Lucia y Paola, en lo que es una de las sagas más glamurosas del papel couché.

Lucía Bosè, bellisima, en sus inicios tras devenir Miss Italia.

Con Dominguín Lucia Bosè se enamoró de España y muy particularmente de Castilla. Tras su separación volvió al cine, en España la serie la Señora García se confiesa supuso un verdadero boom, y la redescubrió para el gran público como lo que era, una mujer libre, independiente y absolutamente liberada del qué dirán, en muchos aspectos, una adelantada a su época. A partir de los años 90 se distancia de su profesión. Polifacética, verdadera matriarca de un clan con artistas señalados como su hijos Miguel BoséPaola Dominguín o su nieta Bimba Bosé, aunaba ingenio, descaro y una vasta cultura, amén de un carácter creativo y emprendedor y fruto del cual es su Museo de los Ángeles, un proyecto que la vincularía a Segovia hasta su muerte.

Inicialmente Lucia quería ubicar el museo en el castillo de Turégano. Era del todo punto inviable, pero a golpe de insistencia, con ayudas de las administraciones, logró la cesión de una vieja harinera en la localidad donde abrió el museo. En el año 2001. Por esa época se muda a vivir a Brieva, la que consideraba su casa, integrándose en la localidad como una vecina más, eso sí, también la más llamativa, con amigos de la prensa del corazón, la jet-set, y ese pelo corto azul eléctrico que eran ya un rasgo distintivo. El museo fue un desastre económico y cerró sus puertas en 2009, pero Bosè mantuvo su vecindad en Brieva, que nunca abandonaría.

Lucía Bosè no tenía pelos en la lengua. En parte, achacaba la falta de éxito de su museo al olor a purín, pues Turégano es el núcleo de la principal zona de producción porcina del centro de España. Denunciar lo obvio, que aquello olía a purín y era una marranada, le valió el desapego de los políticos locales,por las formas contundentes y nada diplomáticas con que Bosè se despachaba en los medios de comunicación. “Castilla es cutre”, decía, lo que fue un pequeño escándalo en su tiempo.

Enamorada de Castilla y Segovia

Con Martínez de Irujo, enseñando sus espejos decorados en 2019.

Lo cierto es que estaba enamorada de Castilla y en especial de la campiña serrana segoviana. En ABC explicaba “Castilla me impresionó la primera vez que la vi, y siempre lo he dicho. Me entusiasma su fuerza, su sobriedad, su belleza. Recién casada con Luis Miguel Dominguín, instalados en la finca «Villa Paz» (Cuenca), él me advirtió: «Ojo, vas a vivir en la tierra más dura, en Castilla, y estás lista si no te haces dura tú también: ¡te comerán!». Y aquí estoy, desde hace cuarenta y seis años. Me entusiasma Castilla a pesar de su dureza, o precisamente por ella”, explicaba.

Rural y cosmopolita. Apreciada tanto por sus vecinos como por personajes de fama. Excéntrica pero a la vez cargada de sentido común, Lucía Bosè no sabía estarse quieta. Siempre andaba con algún proyecto creativo. Justamente hace un año, con 88, desvelaba su última afición, los collages y la decoración de espejos y platos. Creativa hasta el final. En una entrevista en Televisión Castilla y León, a la vista de la Mujer Muerta contaba al periodista. “¿La ves? Le llaman la Mujer Muerta pero yo la llamo la faraona, porque si estás embarazada no puedes estar muerta”. Descanse en paz.

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *