web analytics

“El nuevo edificio de Juzgados tiene carencias que no se han previsto”

Ignacio Pando Echevarría, Presidente de la Audiencia Provincial de Segovia

Ha comenzado un nuevo año judicial y, en principio, parece que la máquina va funcionando con más calma que en otras ocasiones aunque se nota que alrededor del mundo de la Justicia, en Segovia también, algo se mueve. La construcción del nuevo edificio que se convertirá en la sede de los Juzgados, junto al Parque de Bomberos en el barrio de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, lleva una buena marcha. Esta obra permaneció un tiempo parada pero desde el mes de julio de 2020 ha retomado su ritmo y se espera que concluya para la primera mitad de 2023. Este curso ha comenzado aún en pandemia y, aunque la normalidad se va imponiendo, los Juzgados de lo Social y Mercantil tienen una mayor carga de trabajo a causa de la situación económica creada por la Covid. Además, comenta Ignacio Pando, Presidente de la Audiencia, “hemos cambiado en nuestra forma de vestir. Ahora los Magistrados, Fiscales, Abogados… vamos más de calle. Antes llevábamos traje pero, con la Civid, teníamos que llevar los trajes al tinte permanentemente y, con ropa más de sport es más fácil, se lava mejor”.

Pregunta.— El pasado mes de septiembre comenzó un nuevo año judicial ¿Cómo se ha planteado este nuevo periodo? ¿Hay novedades significativas?

Respuesta.— No, hemos comenzado igual que terminamos el anterior. Es una apreciación personal pero, los Jueces de Instrucción me comentan que en las últimas guardias están teniendo algo más de trabajo pero, no sé si obedece a una cuestión puntual o si, pasado el tiempo, se seguirá dando la misma situación. También se observa que, frente a lo ocurrido otros años, tenemos los juzgados de los pueblos con demasiados interinos: Los Juzgados de Santa Maria Sepúlveda están cubiertos por jueces sustitutos en este momento. En el de Sepúlveda, la gran mayoría de los funcionarios, incluido el Juez y el Secretario, no son titulares, lo que es un problema para estos juzgados y para cualquier órgano judicial. En este caso no es que hagan falta más jueces, que también es cierto, el problema viene de la distribución actual de los jueces, porque hay mucho trabajo y el Ministerio considera que no es un problema estructural sino una cuestión puntual derivada de la crisis, están poniendo jueces de refuerzo por toda España.

P.— Antes ha mencionado a la “crisis” e imagino que se refiere a la Covid y a lo que ha supuesto la pandemia en el mundo judicial ¿Cómo están viviendo la pandemia? ¿Se está notando mucho en el Juzgado de lo Social?

R.— Aquí, el Juzgado de lo Social tiene una carga de trabajo muy importante, muy superior a la que se considera como “carga máxima” de entrada en un Juzgado de los Social, derivado de los problemas de Ertes y Eres y de las situaciones que han causado, que venían ya de la anterior crisis que se estaba superando pero con la pandemia ha vuelto a afectar. Creo que este juzgado y Mercantil, son las dos jurisdicciones que se ven más afectadas por los resultados de la crisis de la pandemia y de la paralización económica. No tenemos datos concretos porque, para empezar, la Jurisdicción Social es ajena a la Audiencia, forma parte de los Jueces de Segovia pero es ajena a la estructura de la Audiencia Provincial. Es decir, aquí no vemos los recursos de lo Social, van directamente a Burgos, como los contenciosos. Van un poco aparte…

P.— Siguen en marcha las obras del nuevo edificio de Justicia, en el barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, junto al Parque de Bomberos…

R.— Las obras van bien. En principio van con continuidad y es posible que terminen en el tiempo previsto (En julio de año 2020 se dijo que tardaría 20-24 meses). Se supone que la obra civil, el edificio, debería estar terminado para la primavera del año que viene para luego proceder a la preparación de sistemas informáticos, cables, mobiliario… y prepararlo para su función

P.— ¿Cuándo está previsto que se realice el traslado?

R.— Eso no lo sé porque además hay un problema añadido que ya se advirtió a los arquitectos a poco de retomarse las obras en el verano del 2020. Hay cuestiones que no se han tenido en cuenta como que hay un segundo Juzgado de lo Penal o que se ha pedido un nuevo Juzgado de lo Social. Hay espacios que van a quedar vacíos pero, nada más terminar la obra, habrá que comenzar a acondicionarlos para estos nuevos juzgados. Es un poco incomprensible, un asunto burocrático debido a “esto lo lleva uno, aquello el otro…” pero, con los plazos tan ajustados que han dado a la empresa, no quieren hacer ningún cambio. El edificio en sí, aunque tiene espacio suficiente, se da la paradoja de que tiene carencias y cosas que no se han previsto. Las Salas de Vistas no están preparadas para un juicio en el que haya varios abogados. En el estrado hay espacio para dos abogados en un lado y dos en otro pero, son muchos los juicios en los que hay varias partes y hay cuatro o cinco Abogados en cada lado… y, en este caso, no habrá espacio. En su momento se comentó que alguna de las ocho Salas de Vistas que están previstas, fuera más grande y con más espacio para profesionales y, en principio, no se ha hecho. No lo sé pero quizás, una vez que se entregue la obra, habrá que empezar a hacer otras obras más pequeñas de acondicionamiento.

P.— ¿Cómo va la Justicia? Últimamente se habla mucho de ella…

R.— En Segovia, no va mal. Comparado con el resto de España, en Segovia vamos muy bien. Que se podía ir mejor, indudablemente; que hay algunos puntos que pueden mejorar como los Juzgados de los pueblos, Sepúlveda o Santa María pues… la ralentización llega. Un Órgano Judicial, aunque tenga un buen Juez, si no tiene buenos funcionarios, los juzgados no funcionan porque la tramitación del asunto se hace desde la oficina… Habrá que hacer un seguimiento de estos Juzgados de la provincia y del Juzgado de lo Social, para que siga funcionando y, en lo demás, a la espera de lo que ocurra en el Juzgado Número dos de Mercantil. De momento está bien pero estamos esperando que en cualquier momento venga “el tsunami”, con una avalancha de asuntos, y se lo lleve.

P.— Ha comentado ya el incremento de trabajo en los Juzgados de lo Social y Mercantil a causa del Covid. A causa del aumento de fallecimientos habidos en la provincia ¿También se observa mayor movimiento alrededor de las herencias? Precisamente las herencias suelen aportar mucho movimiento a los juzgados…

R.— Todavía no. A nivel de los Juzgados de Primera Instancia, por lo que he hablado con los compañero, no parece que haya una preocupación especial por esta materia. También hay que tener en cuenta que, para que haya juicios por herencias, tiene que pasar cierto tiempo. Primero se resuelven todos los “papeles” de la herencia, cuando van a hacer el reparto es cuando surgen las discrepancias y, no se va inmediatamente a un juzgado… primero se intenta hablar, se discute… y, cuando se decide ir a la vía judicial es porque ya no hay otra alternativa pero, eso lleva un tiempo. En cualquier caso, no creemos que tengamos que ver un número exagerado de estos temas.

P.— En los inicios del curso judicial, siempre comenta que han solicitado nuevos Jueces o Magistrados ¿Este año también?

R.— ¡Siempre lloramos un poco! No, aquí tenemos pedido, para la Audiencia Provincial, que se cree un cuarto Magistrado de plantilla. Ahora somos tres y tenemos uno más de refuerzo, un Magistrado de Valladolid que también trabaja allí y que nos va ayudando pero, por carga de trabajo, en la Audiencia, sería necesario tener otro Magistrado más. Eso pensamos nosotros pero la planificación del Consejo y del Ministerio…

P.— Parece que han comenzado el curso, muy tranquilos.

R.— Esta vez estamos haciendo algunas mejoras en el sistema de grabación pero, son cuestiones técnicas. Cuando vamos a tener que hablar de cambios, si siguen los calendarios de las obras previstos, va a ser para el año que viene con el cambio al nuevo edificio porque también va a suponer el cambio de la estructura de los juzgados. Se va a crear la Oficina Judicial y se reasignarán los puestos de trabajo de los Funcionarios… para el año que viene sí, habrá muchos cambios.

P.— ¿Que va a ocurrir con el edificio de la Audiencia?

R.— Nadie lo sabe. Aquí se va a quedar la Audiencia Provincial pero, con la nueva Oficina Judicial, si entra en funcionamiento, y pensando en que de este edificio de la antigua Audiencia se llevan a casi todos los Funcionarios, nos vamos a quedar 3 Magistrados, o 4 si nombran a uno más, la letrada o letrado que lleve la Secretaría de la Audiencia, y otros tres Funcionarios…

P.— ¿No será un poco incómodo estar unos en la parte nueva y otros en el viejo edificio?

R.— En estos tiempos, con el expediente digital no hay mucho problema pero, es en el aspecto personal, es otra cosa. Si tienes que hablar con algún compañero de algo, subes o bajas, comentas… pero, estando aquí, aislados…

P.— Van a tener espacio para bailar claqué…

R.— Lo que he comentado en reuniones con el Ministerio o la Gerencia es que podían aprovechar la planta baja, donde tenemos una Sala de Vistas que se puede modificar fácilmente, para hacer unas aulas de formación y organizar cursos del Ministerio de Justicia que permitirían dar utilidad al edificio y daríamos vida a Segovia. El Consejo de Poder Judicial, antes de la pandemia, organizó cursos para jueces porque en Madrid era complicado alojar a los alumnos… La dieta que nos dan no era suficiente para pagar un hotel en Madrid.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *