web analytics

Diario de la cuarentena: los ricos también votan

Erotismo antiviral. Ardo en ganas de trincarle el ojo a la novela ¿Qué ocurre en la cocina mientras muero? Novela erótica con trasunto fáustico a cargo de una de estas heroínas de la epidemia, una auxiliar peguera de La Alameda de Nava de la Asunción, Carmen García Rodríguez Alonso A, que ya dejó constancia de su buen hacer (literario) en Tu gloria será eterna, una muy currada y más que recomendable novela histórica de trasunto pañero en tiempos inquisitoriales. La nueva novela, además de inflamar los ánimos, presenta también una faceta solidaria antiviral, lo que se recaude será para investigar contra el virus. Esto es la cuadratura del vicio: su conversión en círculo virtuoso.

Vivir en la burbuja. Hay que hacer el amor incluso en la guerra. Especialmente en la guerra y ni les cuento en la política. Pero para quererse mejor hay que comprenderse. ¿Interesa? Creo que más bien poco. Que unos y otros están a gusto en la polarización. Vivir de espaldas al otro, especialmente del que discrepa, te facilita no tentar a la suerte de que la delgada pared de tu burbuja estalle. Así pasa que nos rasgamos las vestiduras si unos cacerolos se concentran en el Azoguejo contra el Gobierno de nuestros amores, la cosa cambia si la quedada es para aplaudir la cosa pública, sus mártires y santos.

Peñalosa vs la carcundia ¿Tan cortas de entendederas son las izquierdas para comprender que del mismo modo que hay un “anti-PP” visceral, existe un “anti-PSOE pasional? ¿Gente para la cual haga lo que haga el PSOE siempre será no ya malo sino desastroso, de la misma manera que todo lo que hicieron Rajoy o Aznar, todo, para esta izquierda hooligan es simple y llanamente odioso? Pues parece que no llega el majín para tanto. ¿Cómo puede ser que ciudadanos con estudios, gente normal, no un atajo de drogatas psicópatas, no vea los incomparables aciertos del Gobierno? ¿Cómo es posible que no caigan rendidos cual Pablo camino de Damasco por la luz de la incontestable verdad de la izquierda?  Y he aquí que nuestro muy admirado en tantas cosas Luis Peñalosa la encuentra. Son malas personas. Son los herederos de Franco, nos dice, la carcundia de toda la vida, la derechota, y con eso ya está todo explicado. Son los parásitos del barrio de Salamanca, gustan decir en las redes los conmilitones, gente amargada porque les han cerrado el club de golf. No son, en realidad, el abnegado, sufrido y proletario pueblo español. El pueblo español es otra cosa mucho más noble y digna, dónde va a parar. Es realmente una pena que el voto de tanto Cayetano no valga -10.

Cayetanos vs Podemitas. Pero resulta que esos “parásitos” son gente absolutamente normal. Tan pueblo como el que más. Ni fascistas, ni enfermos mentales, ni carcundia, ni otra cosa que gente que al igual que otra mucha de izquierda milita en la visceralidad.  En la política entendida como delirio emotivo. El populismo. A los más  el confinamiento les está generando un agujero económico, y eso duele y como son anti-PSOE ya tienen un culpable. Leen noticias que les confirman en sus sesgos e ignoran las que lo contradicen. Exactamente igual que hacen tantos y tantos votantes de izquierda. Como el propio Peñalosa, para el cual ¿hay alguna sombra de duda que si en lugar del  PSOE y Pablo Iglesias hubieran estado al frente esa “España franquista” esto no hubiera sido una suerte de desastre de Annual?  Y larga cambiada hacia los recortes, las privatizaciones y demás cuando si me pongo a mirar qué residencia de Segovia lo ha hecho peor en esta crisis, de largo me sale la Asistida, 100% pública y con más de 60 muertos. ¿Quiere esto decir que el modelo de residencias privadas es una panacea? No creo. Si me pongo a mirar, resulta que uno de los ministerios que más se ha lucido (para mal, claro) es precisamente el de Trabajo, encomendado a IU,  incapaz de montar una miserable web en condiciones que soporte la tramitación de miles de Ertes, razón por la cual 700.000 trabajadores llevan sin paga desde febrero. Y esa es gorda, más viniendo de la ministra Yolanda Diaz, del PCE  incapaz de facilitar un mecanismo de pagos y que ha dejado sin ingresos a millares de familias. ¿Por qué será que esas cosas no pasan cuando se trata de pagar impuestos…? Qué daría yo que llegando el día del IVA, con millones de gestores entrando datos, el sistema hiciera puff y un mensajito avisara de que “por error informático, los impuestos de este trimestre se pagarán en octubre, disculpen las molestías”. ¿Y cuánto duraría un ministro tan inútil? ¿Eso no lo ven los Peñalosas de la vida?

Postigo y los vajilleros. Pero tampoco me olvido de los cayetaners . Que son la otra cara de la moneda del populismo de izquierdas. El mirar por un solo ojo. Que peña como Jiménez Revuelta o Jesús Postigo anden a diario repartiendo estopa contra el Gobierno haciendo el Tancredo a la hora de enjuiciar la “memorable” gestión de Díaz Ayuso tiene dos explicaciones: o derrame cerebral de estas que te funde un lado de la sesera pero solo uno, o ganas de agradar al jefe. Al respecto, impagable el diputado Postigo participando del tan dudosamente legal encuentro con un móvil que emite (bien que bajito) rifirrafe vajillero. Burdo intento el suyo de trasladar a Castilla y León la estúpida crispación que se traen en Madrid para convertir a la mentada Díaz Ayuso en la vacuna anti-Vox. Tenemos la suerte en Castilla y León de contar con un Vox residual y haber generado un bonancible clima de entendimiento entre todas las partes. Y hete aquí que viene Postigo a romperlo, no sea que Vox le quite mercado. ¿Es bueno eso para Segovia? No creo, para su carrera tal vez. Eso sí, puestos a ir con cacerola que sea virtual y los decibelios rebajados. Que no es buena foto salir en plan Manolo el del Bombo de los anti-Sánchez. Donde el bombo -por cierto en venta por miseria del propietario- queda en sartén y cucharón. Se ha lucido don Jesús. La próxima manifa, mejor que la haga por Zoom.

Petete ataca de nuevo. Entiendo el disgusto del Cayetano que se ha quedado sin cobrar sus arriendos de locales (y que espere sentado, de esta le toca mudarse a Seseña). Más difícil me resulta tragar con el que lidia virus con banderas en plena fase 0. Se puede ser tonto y luego ya, si se desea profundizar, nacionalista. Que no se cansa uno de advertir de los peligros de sacar la bandera de casa  Sé lo que me digo: las banderas todo lo más cuando juega La Roja, pues no pueden ser patrimonio de partidos, Ni el Estado… ¿Eh señor José Luis Concepción? El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castillla y León y segoviano, Petete para los amigos, ya meó bastante fuera del tiesto con ocasión del procés y sus extemporáneas justificaciones de un golpe de Estado imaginario (al menos según sus superiores). Ahora vuelve a la carga diciendo que el Gobierno usa la crisis de la epidemia para “otros asuntos”. Y ahí lo deja… Justo es preguntarle al jefe de la justicia de la región ¿qué otras cosas? ¿Qué pruebas tiene su señoría? Y dónde están que las veamos… Cada vez me dan más asco determinadas reacciones de este país. Nos invadiera Portugal y el de allá despotricando que que mal se ponen los tanques, el otro negociando por su cuenta con Lisboa, otro pidiendo un cheque en blanco para su autonomía por apoyar la movilización de tropas.. Todos arrimando el ascua a la sardina a ver que nos cae de provecho… Y José Luis Concepción insinuando que el Gobierno usa la guerra “para otras cosas”. Muy jurídico, sí… Y de una encomiable lealtad hacia la institución que te da de comer.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

5 Comments

  1. Sr. Editorialista, tranquilo. No por atizar cual pim pam pum a diestra y siniestra, se encuentra el equilibrio. En política, como en la vida misma, a veces se encuentra el equilibrio en la justa ponderación de los hechos y sus consecuencias, y no hay necesidad en desvirtuar a los actores para que la obra sea mejor y peor. Es interesante jugar en el filo del comentario y mejor, si se quiere atizar, ser contundente con ambos lados, pero el filo, al final, suele cortar a quien se pasea por el.

    Post a Reply
    • Buena prosa, sin duda, Daniel,pero el editorialista tiene toda la razón. En mi humilde opinión, claro.

      Post a Reply
    • Hola Daniel y gracias por su atinado comentario, que tendré en cuenta y que desprende un amable interés hacia mi persona. Efectivamente, no es sano pasear por filo de la navaja. Sin embargo no estoy en esto por equidistancia o por un mero atizar (aunque alguien debe asumir ese papel en la prensa local, a menudo harto acrítica), creo que a fecha de hoy el populismo es el peor enemigo por cuanto conlleva una polarización social destructiva. Hay que situar en el centro el interés general y las soluciones (si las hay) útiles más que las banderas ideológicas. Para ello aprovecho este pequeño espacio para denunciar los posicionamientos populistas allá donde estuvieran.

      Post a Reply
  2. Y se habla de Venezuela plus ultra. ¡No! La tenemos muy cerca. Esperemos no se desborde el río. Con los políticos -?- que tenemos la ciénaga se va llenando. Salvo abrir la manguera al tun tun poco más saben hacer, desde luego regar acordando turnos para el bien de todos, no.

    Post a Reply
  3. Muy acertado, Sr. Besa.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *