Acueducto2

¡Basta ya!

Llevo horas con el corazón encogido. Esa es la definición. Descubrir el final de Olivia reconozco que me ha destrozado. Lo hace cada víctima de violencia machista. En Segovia, desde hace un par de años nos concentramos por todas y cada una de las mujeres, niños y niñas que han sido asesinados víctimas de la violencia de género. Porque no son números, son personas con nombre y apellido víctimas del patriarcado, sí del patriarcado. Patriarcado, que en muchas ocasiones, demasiadas, utiliza la violencia vicaria, para hacer el más profundo daño a una mujer, a una madre.

Concentración contra la violencia de género el 11 de junio en Segovia.

Víctimas de la violencia de género, esa que algunos todavía se empeñan en negar y para los que la única solución propuesta es la cadena perpetua, la prisión permanente revisable o incluso, como he llegado a leer, la pena de muerte. Como si alguna de estas tres cosas fuera a detener a los hombres que deciden poner fin a la vida de sus hijos, hijas y parejas porque o son de ellos o de nadie más.

Y no, esta ley, ni el feminismo va contra los hombres. Por hacer cierta analogía, como ya dijo Anais Bernal, la nueva ley de protección a la infancia protege a los menores y nosotros por ser adultos no nos sentimos ni interpelados ni discriminados, todo lo contrario, queremos la mejor de las protecciones para los niños y niñas de nuestro país (menos algunos claro que votaron en contra).

Nadie en la actualidad pone en duda las diferentes leyes en distintas Comunidades Autónomas e incluso a nivel estatal de víctimas del terrorismo que causó durante los años de existencia de ETA más de 900 víctimas. Nadie cuestiona la particularidad de estos crímenes basados en ideología política y nadie cuestionaría en este momento que estos asesinatos quedaran englobados en asesinatos “comunes” porque es evidente que no lo son. Pero con las mujeres sí. Se cuestiona todo el rato la particularidad de estos crímenes consecuencia de un sistema desigual que asesina a las mujeres por el hecho de ser mujeres y que desde que se tienen registros han sido más de 1.000, es decir más que víctimas de ETA.

Y aún se sigue cuestionando a pesar de los datos. En la Memoria de la Fiscalía presentada en septiembre de 2020 se indicó que de las 168.057 denuncias, 7 habían sido falsas, es decir lo que implica el 0,0069%. Pero el mantra de la falsedad ahí queda, incluso por propios jueces y esto último se llama justicia patriarcal.

Durante años se ha dicho a las mujeres que no eran ciudadanas, basta con leer un poco. Durante siglos se nos ha negado la autoría de obras, se nos ha impedido estar en la universidad, trabajar o se nos ha negado la propia historia como si no hubiéramos formado parte de los acontecimientos históricos del desarrollo de nuestro país, de nuestro mundo. Se nos ha dicho que nuestro papel era estar sometidas y que nuestro espacio era la esfera privada. La subversión del orden establecido, que aún tienen pendiente muchas mejoras en igualdad, fue conseguida gracias a la defensa decidida de miles de mujeres. Subversión que ha molestado y ha marcado un patrón de asesinatos basados en la condición de ser mujeres, un patrón que el propio Tribunal Constitucional ha avalado por “las altísimas cifras” y la “frecuencia”.

Y claro que existe un patrón, más cifras para aquellos que gustan de no usarlas. Según el Instituto Nacional de Estadística en su Estudio sobre Violencia Doméstica y Violencia de Género de 2020, de las 37.494 víctimas, el 78% fueron mujeres víctimas de sus parejas o exparejas y de las 29.135 personas denunciadas por violencia de género el 87% fueron condenadas.

A pesar de las cifras, datos, estadísticas, se sigue citando desde potentes altavoces como el Congreso de los Diputados o grandes medios de comunicación que “la violencia no tiene género”. Afirmaciones cómplices, sí cómplices, porque luego todos, como escribí hace tan solo unas semanas, nos llevamos las manos a la cabeza y nos preguntamos cómo ha podido suceder.

Por el contrario aquellas personas que les rebaten y que lo hacen con datos, que demuestran que eso que gritan no es verdad, que les ponen en tela de juicio, esas personas son acosadas, vilipendiadas y perseguidas en redes sociales.

Pero si solo fuera eso, porque eso no es lo peor. Lo peor es que impiden a miles de mujeres denunciar, no se dan cuentan, o sí, que con estos posicionamientos lo único que hacen es negar la denuncia a miles de mujeres, niegan que puedan pedir ayuda por miedo a la estigmatización y convirtiéndose de nuevo en cómplices de maltratadores.

El dolor por cada una de las mujeres, niños y niñas asesinadas es tan insoportable como lo es escuchar todas las falacias. Frente al odio, frente a los gritos, aquí estamos miles de mujeres y hombres comprometidos, sí hombres también que de ninguna de las maneras se sienten interpelados ni odiados por la Ley Contra la Violencia de género o por el feminismo.

Es cierto que hace tan solo un par de semanas que escribía sobre la importancia de tener una sociedad comprometida porque sin eso no habrá protocolos que valgan para impedir que mujeres, niños y niñas sigan siendo asesinadas. Pero mientras exista una sola víctima más, las miles de veces que se hable o los miles de artículos que se escriban serán insuficientes para explicar que las mujeres siguen siendo asesinadas por ser mujeres.

Y mientras esto siga pasando, aquí estaremos, miles de personas comprometidas frente al odio negacionista. Por todas, por las que ya no tienen voz, seguiremos diciendo ¡Basta ya! !Ni una menos!


Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

8 Comments

  1. Comparar las matanzas de ETA con otro tipo de muertes? Tu estás bien?

    Post a Reply
  2. La semana pasada sucedió este repugnante caso:
    La madre que dió una sobredosis de pastillas y luego asfixió con una bolsa a su hija de 4 años confiesa que la mató para vengarse de su ex pareja. Sucedió en Sant Joan Despí (Barcelona).
    De esto, ni “mu” porque no encaja en el discurso morado.
    Ves lo que es demagogia? Ya lo decía tu jefe coletamoños: “Hay que politizar el dolor”
    La bajeza moral de la que hacéis gala es infinita.
    Todo asesinato es condenable. Todos, vengan del género que vengan.
    No sé cómo osas comparar los crímenes de eta con una violencia que no distingue género. La diferencia está en que los terroristas que han matado están en las instituciones y son “amigos” de la formación morada, y socios de éste perverso gobierno, mientras que las víctimas, siempre inocentes, ya no se pueden defender… pero claro, nada de lo anterior te “encoge” el corazón.

    Post a Reply
  3. https://www.lavozdegalicia.es/noticia/espana/2021/04/09/prision-permanente-revisable-madre-mato-hijo-7-anos-almeria-mayor-dano-posible-padre/00031617962230013678859.htm

    Y de esto qué opinas doña Natalia? La madre mató a su hijo de 7 años para hacer el mayor daño posible al padre.

    No dirás ni mú, como siempre. Sólo te interesan los asesinatos y el sufrimiento según quién sea la víctima.

    Debieras condenar todos los actos de violencia maja, los de las mujeres, los de los hombres, los que se hicieron en la dictadura franquista y las masacres de tu amigo Stalin. Cuando lo hagas tendrás credibilidad alguna, mientras tanto eres una periodista de tres al cuarto.

    Adiós, no te molestes en responder, como siempre.

    Post a Reply
  4. De qué sirven los protocolos y planes del ministerio de igualdad para atajar esta lacra ?? ..están más preocupados en utilizar políticamente las víctimas y portar parcantas que en aportar soluciones, y no será por falta de presupuesto y asesor@s a dedo..d.e.p. todas las víctimas..y l@s culpables que lo paguen..

    Post a Reply
  5. Basura de artículo como en ti es habitual. Asco da el ver la politización de cosas tan trágicas como esta, y sobretodo alarmante tu bajeza moral en la mención y comparación a Eta. Tanto que alardeais de igualdad las feminazis lo primero que deberíais hacer es exigir “igualdad”, no la criminalización del hombre por sistema. Revísate datos de niños asesinados por sus madres e igual te llevas una sorpresa. Y el colmo el texto que dices… “En Segovia, desde hace un par de años nos concentramos por todas y cada una de las mujeres, niños y niñas que han sido asesinados víctimas de la violencia de género”. Que verguenza hija. Por los hombres asesinados víctima de la violencia de género no os manifestais? SINVERGÜENZAS

    Post a Reply
  6. Pero si los de Eta ahora son tus compadres, que eso era lucha armada contra la represión del Pueblo Vasco. Y están todos en la calle, que la cárcel no era la solución. Decía Otegui hace poco entre risas:”A lo mejor nos pasamos un poco. Ja ja, que la solución era política”. Cuéntale la verdad a los 1000 muertos. Por una vez. Tú condenas la violencia de los asesinos de Eta?. Muy bajo mencionar estos crímenes etarras para restarles importancia. Respecto a este crimen, la violencia la ejercen por igual hombres y mujeres. Estadísticamente matan más los hombres que las mujeres. Verdad. Un asesino/a siempre matará cuando pueda y no esté en la cárcel. Desde 2004, se ha conseguido criminalizar a todos los hombres agravando las penas por el sólo hecho de ser hombre, eliminar su presunción de inocencia, ser culpable por ser hombre. Ahora soy malo por naturaleza por ser hombre y porque lo dice Natalia del Barrio y elementos así. Si una mujer presenta una denuncia falsa de malos tratos va derecho a la cárcel el hombre, sin pruebas, unas semanitas y por supuesto jamás ha ido a la cárcel una mujer por una denuncia falsa. Si un hombre denuncia malos tratos de una mujer las risotadas en la Comisaría se oyen a kilómetros. Si una mujer denuncia falsamente por malos tratos en un divorcio se garantiza arruinar al hombre, que tendrá que malvivir de por vida y que no pueda ver a sus hijos. Si lo denuncia un hombre se echan a reír los jueces de ese pobre idiota que no conseguirá nada. Quizás por estas razones o porque nuestra sociedad es más violenta en general, ahora hay más violencia sobre la mujer y sobre el hombre, que yo condenó y condenaré siempre. Pero al mismo tiempo si una mujer mata a un hombre o a sus hijos, socialmente se dice: no se dio cuenta, fue legítima defensa, pobre mujer, hay que indultarla. Me parece que un asesino es siempre un asesino, con independencia del sexo. Y una mujer también puede ser una asesina. Es que es algo obvio. Pero hay que decirlo. Y la utilización de este horrible crimen para tus fines políticos es simplemente terrible.

    Post a Reply
  7. Por qué condenais de distinta forma los mismos hechos en función del género de autor? Os debería dar vergüenza
    Lo ocurrido con las niñas de Tenerife es una tragedia pero lo mismo habría que decir cuando la autora de unos hechos similares es una mujer y en éstos casos os callais.

    Post a Reply
  8. No tenéis moral ,ni respeto a nada y a nadie, todo os vale para sacar tajada política, y seguir justificandoos, hace falta ser miserable para escribir este artículo y sus maquiavélicas comparaciones rastreras: “Nadie en la actualidad pone en duda las diferentes leyes en distintas Comunidades Autónomas e incluso a nivel estatal de víctimas del terrorismo que causó durante los años de existencia de ETA más de 900 víctimas. Nadie cuestiona la particularidad de estos crímenes basados en ideología política y nadie cuestionaría en este momento que estos asesinatos quedaran englobados en asesinatos “comunes” porque es evidente que no lo son. Pero con las mujeres sí. Se cuestiona todo el rato la particularidad de estos crímenes consecuencia de un sistema desigual que asesina a las mujeres por el hecho de ser mujeres y que desde que se tienen registros han sido más de 1.000, es decir más que víctimas de ETA”. Que opinaran de Vd. los miles de familiares de victimas de esos asesinatos a sangre fría, que motivos políticos hay para el atentado de Hipercor, expliquese. Dicho esto estará .Vd. tan ufana, no da Vd. mas de sí. Es insufrible y comprometida ¿con que? ¿con quien?, son todos unos estómagos agradecidos que ven que su menguante fanatismo se les va al traste y se agarran a cualquier cosa para sobrevivir políticamente. Tic, tac, tic, tac

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *