web analytics

25 años de cocido segoviano en Madrid

Para los segovianos es habitual reunirse en la Plaza Mayor, en el Azoguejo, en las Plazas de nuestros barrios, en los bares junto a nuestras casas o las puertas de nuestras parroquias pero ¿Qué ocurre con quienes viven, por diferentes motivos, en Madrid?

Un puñado de segovianos que no tienen la posibilidad de charlar a la sombra o el abrigo del Acueducto porque les pilla más cerca la Calle de Alburquerque, lugar en el que se encuentra el Centro Segoviano en Madrid desde hace más de 90 años, disfrutan en este lugar de presentaciones de libros, conferencias, exposiciones y actividades culturales de todo tipo, dirigidas, con mucha responsabilidad y más cariño, por su presidente Antonio Horcajo.

Horcajo, nacido en febrero del año 1931, muestra una vitalidad arrolladora y, con su capa castellana, aparece saludando a todo el mundo y llenando cada rincón del Centro. El último jueves del mes (salvo que sea fiesta) en el comedor del Centro Segoviano se sirve un cocido, desde hace 25 años, que pretende recuperar el olor a nuestra tierra y el contacto entre paisanos. Para disfrutar del cocido es necesario realizar una reserva en los días anteriores pero ¿Cual es la historia de esta tradición que ha alcanzado el cuarto de siglo?  Antonio Horcajo, presidente del Centro Segoviano en Madrid, quien se sienta junto al Historiador y Cronista de Sepúlveda, Antonio Linage Conde;  y Encarnita Alcalde, responsable del restaurante del centro, nos cuentan algunos detalles.

P-¿Cuál es la historia del cocido “castellano” que reúne cada último jueves de los meses de otoño e invierno a los segovianos residentes en Madrid y otros que nos dejamos “caer” para disfrutar de los garbanzos de Valseca y la excelente compañía?

Antnio Horcajo: Hace años, no sé cuantos, en el Centro Segoviano de Madrid decidimos que había que reunirse, por lo menos una vez al mes, al margen de otros actos que hubiera, y que lo mejor sería que el “motivo” estuviera relacionado con la gastronomía. Decidimos que  lo mejor sería reunirse en torno a un “cocido segoviano” porque, como bien sabemos, hay cocido madrileño pero aquí se tiene que distinguir la particularidad del cocido de nuestra tierra, sobre todo pensando en los comensales.

Esta reunión nos da también la oportunidad de invitar a algunas personas para que compartan con nosotros un buen rato y para que podamos mostrarles el Centro con nuestra gratitud a quien han presentado un libro o como homenaje a alguien por algún éxito profesional o acontecimiento familiar. Siempre, buscando el calor humano, la gente se aficiona y casi siempre superamos las expectativas… Sentarnos juntos y disfrutar de una cosa tan sencilla como son unos garbanzos y, sobre todo, darnos la ocasión de compartir amistad…

Desde hace ya muchos años, la encargada de conseguir el milagro cada último jueves del mes es Encarnita Alcalde. Ella, quien regenta el Restaurante del Centro Segoviano en Madrid y se encarga de sus fogones, es parte de la historia de este querido rincón segoviano y quien atesora los recuerdos alrededor de una tradición que ha reunido a empresarios, cronistas, políticos y segovianos en general, que han querido ver con sus propios ojos como unos fabulosos, y a la vez humildes,  garbanzos de Valseca para 30 o 40 personas, se convierten en la escusa perfecta para poner en común historias profesionales o personales o, historias que hablan de nuestro denominador común: Segovia.

P- Encarnita Alcalde es la responsable del Restaurante del Centro Segoviano en Madrid ¿Desde cuándo te encargas de preparar el cocido del Centro Segovianos en Madrid?

R-Pues… al poco de llegar Don Antonio (Horcajo). Se llamaba “El Parnasillo de las Artes y las Letras. Hace muchos años!

R-Él lleva 26 años y yo… serán 24 o 25 años. No comencé al día siguiente pero sí a los dos años…

P-¿Cuántas personas vienen a disfrutar de un cocido elaborado con garbanzos de Valseca habitualmente?

R-Vamos a dejarlo en 30, unos meses son 25 y otros 40…

P-Por curiosidad ¿Qué cantidades de ingredientes utilizas cada último jueves del mes?

R-De cada kilo de garbanzos salen unos 11 o 12 cocidos… pero desde hace años lo mido con una taza porque los garbanzos nos los envían desde Valseca en sacos de 20 Kilos. Las legumbres, tanto los garbanzos como los judiones, son de allí.

P-¿Y el resto de los ingredientes?

R-Para el cocido utilizo morcilla, tocino, chorizo, patata, zanahoria, repollo  y relleno… el clásico relleno que le gusta mucho a la gente.

P-Has hablado de los “judiones” ¿También los preparáis?

R-Hago lo que me piden. Son comidas de encargo. Este no es un restaurante abierto a la calle, es del Centro Segoviano y realizamos las comidas por encargo. Por poner un ejemplo, un socio del Centro me llama y me dice: Voy a ir con X personas a comer el próximo lunes… y queremos comer… tal cosa”, y yo lo preparo. Lo único que se institucionalizó fue el cocido de los últimos jueves de cada mes pero, como ya sabes, hay que reservarlo con antelación.

P-En estos 25 años (redondeando) ¿Qué personas han pasado por aquí?

R-¡Han pasado tantos! Desde los Cronistas Oficiales a los miembros de la Asociación de Empresarios Segovianos en el Exterior, políticos… ¡Mucha gente!


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Magnífico lugar, que recuerdos de juventud.que gran pueblo de Segovia es este Madrid.

    Post a Reply
  2. Soy de Segovia y he vivido 14 en la Carrera de San Jerónimo, cuando el centro Segoviano estaba en la Puerta del Sol,iba allí con mis padres,pues tenían buenos amigos. Saludos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *