web analytics

Urkullu: ‘Tengo pleno respeto por Cataluña pero nuestra vía es otra’

Iñigo Urkullu, lendakari del País Vasco, recaló el 9 de junio en Segovia en el marco del ciclo de conferencias que sobre Europa organiza la fundación Valsaín. Tras ser recibido en la sala Blanca del consistorio segoviano e intercambiar regalos con la alcaldesa, Urkullu desgranó en la Alhóndiga su concepto de Europa.

Muy accesible y amable -atendió en la plaza Mayor a unos cuantos turistas vascos, que se acercaban a él sin dar crédito, “pues sí que es”, decía una señora de San Sebastián que no paró hasta hacerse fotos, literalmente flipando de estar hablando, en vasco, eso sí, con el mismísimo lendakari-, elogió las buenas relaciones del País Vasco con Castilla y León, históricas y que, según dijo, aún pueden verse en la arquitectura vasco-castellano de la catedral de Segovia.

La pregunta era obligada, tratándose de un referente del soberanismo político: ¿Quiere usted que Cataluña sea un estado independiente bajo la forma de una república? Amén de listo Urkullu es enormemente educado, tras pedir casi perdón a la alcaldesa y a la presidenta de las cortes, Silvia Clemente, por tenerse que meter en fregados, se enzarzó en un “no es relevante lo que yo quiera” y lanzarse a defender las especificidades identitarias de catalanes y vascos, “que son dos pueblos diferentes”, dijo, para incidir una vez más en tomar distancia del proceso independentista catalán, eso sí, desde la máxima diplomacia para con los catalanes. “Con el pleno respeto a lo que haga Cataluña, nosotros seguimos nuestra propia vía, primero a través de un acuerdo interno entre los vascos y luego un pacto con el Estado”. Defendió también el derecho de los catalanes a celebrar el referendum y mostró su convencimiento de que Puigdemont “seguirá intentando el diálogo entre pueblos”.

Europa y la gobernanza multinivel

Urkullu es un encendido defensor de Europa, partidario de ampliar los acuerdos transnacionales. Ahora bien, siempre desde una dialéctica muy particular, moderna y compleja que le permite superar y a la vez mantener el discurso nacionalista. Es el discurso de la coosoberanía, soberanía para algunas cosas europea, para otras española, para las demás, vasca. Idea que recientemente ha defendido ante el presidente de la comisión europea, Jean Claude Juncker.

La idea del lendakari es que construir Europa exclusivamente desde los Estados nación, con un comisión que los ciudadanos no conocen ni votan, no solo no facilita el encaje de los necesarios acuerdos transnacionales sino que “forma parte de la desafección ciudadana respecto al proyecto europeo. Europa debe construirse sobre su complejidad”, dijo, para lo que propuso una “gobernanza multinivel”.  Por ejemplo, mediante una reformulación tanto de la comisión europea como del comité de las regiones para que funcionen como un legislativo bicameral, con un nivel basado en el Estado Nación, y otro en las Naciones Estado (autonomias, regiones, naciones históricas). Muy interesante y novedoso, aunque algo abstruso en estos tiempos de simplificación y posverdades.

Bajo la atenta mirada de Isabel II, Urkullo firma en el libro de honor de Segovia. Atendiendo a una turista en la plaza Mayor. Paseíllo por la calle Real.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *