web analytics

Opinión: Hablar de fútbol sala fue hablar de Segovia

El pasado 12 de Febrero, la Selección Española de Fútbol Sala ganaba la Eurocopa por séptima vez. ¿En cuántos deportes España tiene el palmarés de esta Selección? No cabe duda que en el deporte del Fútbol Sala, España es una potencia, pues a estos títulos europeos se le unen dos más de campeona del mundo.

Y es que esto no es de extrañar, puesto que ostenta el dudoso honor de ser el deporte más practicado de este país; pero cual deporte de base, no cuenta con el suficiente apoyo mediático, ni reconocimiento social que en mi opinión se merece un deporte que tanto ha dado a este país.

FutbolSala-Caja-Segovia

Pero no va de pedir más reconocimiento este artículo, sino de hablar de Segovia. Pues no en balde hasta no hace mucho, hablar de Segovia era hablar de Fútbol Sala y viceversa. Espero, que tú, querido lector, no te hayas olvidado de ese club que puso en el mapa a esta ciudad. Hablo del Club Deportivo la Escuela.

Quizás no conozcas este nombre, pero seguro que conoces el nombre que adquirió casi toda su vida: Caja Segovia Fúbol Sala. Ya que la Obra Social de dicha entidad se convirtió durante años en el principal sponsor de este club, que pasó de ser un club humilde, donde los más antiguos ya veían en el pabellón de los Maristas, a ser campeón del Mundo en Moscú y a congregar a más de 3.000 gargantas segovianas en el Pabellón Pedro Delgado, aproximadamente cada 15 días.

Y es que el que os habla, aún guarda las bufandas y las camisetas con las que subía junto a su padre desde niño y ya cantaba los Goles del mítico Elías, y disfrutó con el mejor conjunto de la historia para muchos durante los años 2000, 2001, 2002. Los Orol, Riquer, Serpa, Luis Amado, Adeva o Daniel Ibañez, escribieron la historia más brillante del club, ganando en varias ocasiones la copa de España, la liga, la copa de Europa y hasta con un Mundial que trajeron desde tierras rusas y que miles de segovianos recibimos en la plaza Mayor, bufanda al viento y recibimiento en el ayuntamiento como correspondía. Además no era extraño que la selección española engrosara sus filas con bastantes jugadores de La Escuela.

Durante décadas, equipo y afición se fundían en uno solo y hacían de Segovia la ciudad del Futbol Sala. Pero esto no fue nada fácil, pues el club siempre contaba con los presupuestos más bajos de los equipos que conformaban la liga. Año tras año se reinventaba con jugadores jóvenes, pero que tenían gran nivel y plantaban cara a los grandes e incluso para estos venir a Segovia no era placentero, pues el equipo y la afición, conformaban un gigante que en bastantes ocasiones les ganaba, tirando de calidad y corazón.

Pero este cuento de hadas llegó a su fin hace unos pocos años. No fueron los resultados deportivos, los que bajaron al Caja Segovia de los cielos, sino los políticos que junto con una serie de mercaderes sin ningún tipo de ética ni moral, propiciaron tan fatal desenlace.

Como ya he mencionado anteriormente, gran parte de la financiación del club, provenía de la Obra Social de Caja Segovia. Cabe destacar que esta, no solo financiaba a este club, con sus correspondientes categorías inferiores, miles de chavales, que cada fin de semana disfrutan de su deporte favorito, sino actos culturales, centros de mayores y hasta mobiliario urbano. Revirtiendo los ahorros de sus clientes, en beneficios para los segovianos. Pero la codicia de algunas personas no conoce fin y al vender-fusionar la entidad con lo que en la actualidad conocemos como Bankia, condenaron a este a su desaparición, trayendo consigo las consecuencias que aun hoy, no sabemos hasta donde ascienden, como la hipoteca del Torreón de Lozoya y el desmantelamiento de todo un parque de centros sociales que gestionaba dicho organismo.

Dicho esto parece que a los señores de Bankia, no les interesaba mantener esta serie de temas, puesto que respondían más a una cuestión social que económica y decidieron desprenderse de este asunto. Pero no digo que tenga la culpa Bankia, que por otra parte hemos rescatado todos, fíjense en los pufos que van saliendo (Rato, Blesa, preferentes, tarjetas Black…) sino que acuso directamente a aquellos cargos que tomaron decisiones en la Caja, que han traído estas consecuencias para la ciudad y que para más INRI, descubrimos que obtienen unas prejubilaciones de escándalo. ¿Quién permitió todo esto? Pues directamente los políticos de entonces, puesto que Ayuntamiento y Diputación formaban parte de este consejo de Administración, que es el máximo responsable, de las consecuencias mencionadas. Unos salieron “forrados” y otros fueron los que pagaron “el pato”.

Espero que la justicia haga su trabajo y depure responsabilidades, porque de las responsabilidades políticas, mejor no voy a hablar, porque hasta el momento, el bipartidismo reinante en estas tierras, sostiene todo esto.

En resumen, reiterar la felicitación a la Selección Española de Futbol Sala, en especial a dos segovianos, que la conforman, Lin Velasco y César Arcones y que sirva de homenaje este artículo a aquellos 3000 corazones que latían a la vez por una pasión, un equipo y una ciudad.

Hablar de futbol sala fue hablar de Segovia y ahora no es más que un daño colateral del hundimiento de la entidad Caja Segovia, por siempre, en el recuerdo.

Artículo de opinión de Daniel Gómez. Consejo Ciudadano de Podemos Segovia.

Author: Opinion

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *