web analytics

Ecologistas en Acción culpa al embalse de Los Ángeles de secar el río Moros

El río Moros en Valdeprados.

Ecologistas en Acción de Segovia denunció el pasado mes de julio ante los agentes de la Confederación Hidrográfica del Duero y los del Servicio Territorial de Medio Ambiente la desecación de más de tres kilómetros del río Moros, aguas abajo del embalse de Los Ángeles de San Rafael. La formación política acusa de la falta de caudal del río en Vegas de Matute y Valdeprados a que la urbanización espinariega no está dejando circular caudal ecológico aguas abajo del embalse que el núcleo utiliza para el abastecimiento del agua en circuito cerrado.

Para los ecologístas la retención de agua en el embalse provocó una importante mortandad de peces, cangrejos y náyades, así como la degradación de la vegetación de ribera en un tramo de más de tres kilómetros del río desde la salida del embalse hasta el comienzo del cañón fluvial de “La Risca del río Moros”, afectando a los términos municipales de Vegas de Matute y Valdeprados. Tras realizar un control de seguimiento de caudales de entrada en el tramo de cola a la altura de la Estación de Aforos de la Confederación Hidrográfica del Duero y en la salida del embalse, Ecologistas en Acción afriman  que, a principios del pasado mes de julio, el caudal de entrada era muy superior al de salida, que era ínfimo, lo que provocó la desecación del tramo aguas abajo del embalse.

Lo cierto es que aguas abajo de Los Ángeles, casi al final de su curso en Añe, el Moros baja totalmente seco. Y no es una excepción, la mayoría de los arroyos segovianos están sin agua por la sequía, sin que las tormentas de la pasada semana hayan supuesto más que un pequeño alivio en una situación dramática.

Saltan las alarmas

Según datos de Saihduero, que mide en tiempo real los caudales de los principales ríos, a fecha de 1 de septiembre la situación del Eresma en Segovia es crítica, apenas carga 0.17m³ por segundo a la salida de Segovia, sobre 0.20m³/s desembalsa el Pontón, en caudal mínimo. En Coca el Eresma circula con 0,5m3/s de agua. La situación del Cega es igualmente pésima, 0.2m3 en Megeces por casi la mitad, 0.12m³ en Aguilafuente. En el Duratón, la salida del embalse de Las Vencias marca 0.66m³/s.

La situación del Pontón Alto es igualmente preocupante, está al 72% de su capacidad, por debajo de la media del pasado año pero por encima de los 10 últimos años por estas fechas. Cabe recordar que 2018 fue un año de generosas lluvias y nevadas, frente al año de sequía de 2017. Ese año El Pontón alcanzó en noviembre su nivel crítico, por debajo de los 3Hm³. A fecha de hoy la proyección marca una pauta similar. A finales de noviembre, y sin lluvias mediante, agua será sinónimo de escasez.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *