web analytics

Refugios IV: Los que fueron…

Refugios IV: ‘Los que fueron…’.

(anterior Refugios III)

00-partidas_refugio-w Nota: Refugios en el Guadarrama. La necesidad de guarecerse, de tener un lugar en el que ponerse al abrigo de las inclemencias meteorológicas o de posibles riesgos físicos, ha sido cuestión básica desde siempre. Las leyes de Las Partidas del rey Alfonso X, en 1256, imponían al Rey “facer alberguerías en los lugares yermos do entendiere que serán menester porque hayan las gentes a qué allegar seguramente”. En 1273 se conceden exenciones a los pobladores de la sierra de Guadarrama: “[…] por fazer bien, e merced a los que moran e moraren dende en adelante en las Alberguerías, que son en los puertos de Valathome, Fuenfría e de Manzanares e de Maragosto […]”. En una serie de entradas buscaremos las huellas de algunos de esos ‘refugios’, vinculados al montañismo, que han dado abrigo en el Guadarrama a deportistas y viajeros en general.
.

Seguimos nuestra búsqueda de ‘Refugios en el Guadarrama’. Hoy nos detendremos en algunos de los que ya no están, con la esperanza de que estas breves anotaciones sirvan para hacer más llevaderos e interesantes los recorridos serranos.

Nota 1:

Refugio ‘Grand Mulets’, en Alpes.

Refugio ‘Grand Mulets’, en Alpes.

Probablemente el primer refugio de montaña del mundo es Grands Mulets (Mont Blanc).

Se rehízo en 1853 sobre el mismo emplazamiento de la cabaña ordenada levantar por Saussure.

Unos años más tarde, en 1858, se construye el primitivo de Aiguille du Goûter.

Los refugios pirenaicos tienen su antecedente en los antiguos hospitales que se encontraban al pie de los principales puertos de montaña para dar alojamiento a los viajeros y peregrinos.

Refugios en Pirineos: ‘Ull de Ter’, ‘Cabellud’ y ‘Renclusa’.

Buen ejemplo de ellos son el célebre Hospital de Viella, el de Benasque o el Hospice de France.

En la vertiente española, el interés de montañeros y pirineistas estaba algo retrasado y no se inició la construcción del primer refugio de montaña hasta 1909, con la inauguración del refugio de Ull de Ter, por el C.E.C., a 2.325 metros de altura.

En 1910 Soler y Santaló habilitó la villa Maladeta bajo la pared de la Renclusa para facilitar la ascensión al Aneto, y en 1916 se inauguró el refugio de la Renclusa, aunque ya hacía muchos años que funcionaba como refugio de montaña la célebre cabaña del Cabellud bajo el puerto de Benasque 

.

Tras la breve acotación de la Nota 1, nos centramos en la sierra de Guadarrama.

En primer lugar rendimos un respetuoso recuerdo al último refugio-albergue ‘desaparecido’ bajo el leviatán de la piqueta: el albergue de la Sociedad Deportiva Excursionista. Sociedad madrileña pionera en el Guadarrama.

Solar donde se levantaba el edificio de la Sociedad Deportiva Excursionista (2005-2015).

Hoy en su lugar queda el solar con unas casetas prefabricadas para información y venta de abonos de la estación de esquí.

El albergue de las ‘Dos Castillas’ se edificó en 1973 en los términos de La Granja, Navacerrada y Cercedilla.

Un edificio al puro estilo montañero de la zona. Contaba con 250 plazas y mantuvo una importante actividad deportiva durante muchos años.

La sociedad llegó a tener sede y sección de montaña en la capital segoviana donde, al igual que en Madrid, fue muy activa en los años 50-60, organizando distintos eventos deportivos y sociales (actividades deportivas, veladas musicales, concursos y proyecciones de películas).

Una curiosa anécdota, ya comentada en este Blog, es el hecho de que a la media hora de nacer un popular personaje, histórico del esquí español, ‘Paquito’ Fernández Ochoa -medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Sapporo 1972– fue inscrito en la S.D.E. por su tío.

Muchos montañeros recordarán los prolegómenos y la llegada al albergue de la conocida ‘Travesía de las Dos Castillas’. Cita deportiva que reunía a participantes de distintos Clubes españoles en un precioso y duro recorrido invernal.

Antiguo albergue de las ‘Dos Castillas’, propiedad de la Sociedad Deportiva Excursionista, en el puerto de Navacerrada.

Antiguo albergue de las ‘Dos Castillas’, propiedad de la Sociedad Deportiva Excursionista, en el puerto de Navacerrada.

Tras los problemas surgidos para un mantenimiento adecuado del funcionamiento de la sociedad, el edificio de Navacerrada fue adquirido por la Comunidad de Madrid, en 1987, quien decidió su demolición en mayo de 2003.

Estado ruinoso del albergue del Club Alpino Guadarrama en el puerto de Navacerrada (enero 2015).

Llevaba unos años cerrado. El derribo se acordó por “su importante impacto visual en el paisaje” -?-.

Curioso eufemismo el del “impacto visual”, suponemos que político-administrativo, para acabar con un edificio importante en la historia del puerto de Navacerrada y del Guadarrama.

Se podría aplicar la misma tabla de medir para otros inmuebles que sí están teniendo un verdadero e importante impacto visual sobre el paisaje urbano y natural en la zona. Nos referimos, por ejemplo, al ruinoso edificio del Club Alpino Guadarrama.

 

Retrocedemos en el tiempo y nos vamos a los primeros años de la ‘vida deportiva’ en el puerto de Navacerrada. Topamos con dos refugio, hoy desaparecidos y olvidados, que tuvieron una importante función deportiva para los pioneros guadarramistas. Nos referimos a los refugios de Siete Picos y la Maliciosa (ver anotaciones en el mapa adjunto).

Anotaciones (en rojo) de 1918 en la minuta histórica de 1875; Instituto Geográfico y Estadístico.

Anotaciones (en rojo) de 1918 en la minuta histórica de 1875; Instituto Geográfico y Estadístico.

Antiguo refugio de ‘Siete Picos’, año 1916.

Antiguo refugio de ‘Siete Picos’, año 1916.

El refugio de Siete Picos estaba emplazado cerca del lugar donde estuvo el antiguo telégrafo óptico de Hoyo Redondillo, cercano al cerro del Telégrafo, a una altura de 1982 metros.

Afirman algún anuario montañero que desde el lugar

“[…] se dominan los picos de Peñalara, Maliciosa, Guarramas, Séptimo Pico y otros. Su proximidad al puerto de Navacerrada y a la estación de Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama, hacen que este refugio sea en la actualidad [1924] visitadísimo”.

Antiguo refugio de la ‘Maliciosa’, año 1916.

Antiguo refugio de la ‘Maliciosa’, año 1916.

Tomando el antiguo “camino carretero al ventisquero alto de las Guarramillas”, llegamos al macizo de la Maliciosa. En este lugar, según antiguas crónicas, “se encuentran las mejores pistas para practicar el deporte del ski”.

Esta circunstancia impulsó la construcción de un refugio, denominado de la Maliciosa, que sería:

 “centro de excursiones de los mejores skieurs, que encuentran comodidad para realizar las ascensiones al pico de la Maliciosa, Cuerda Larga, Valdemartín, Cabezas de Hierro, Cuesta del Noruego, etc.”.

 

 

(Refugios V)

Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On

3 Comments

  1. Estimado Juan Pedro, soy Pedro Nicolás, discípulo y amigo de Eduardo M. de Pisón. He llegado a este post sobre el refugio de la Deportiva y quiero puntualizar que aunque todos los datos que das son correctos la imagen que pones es del antiguo, como dices, albergue, que fue sustituido por otro en 1973, ¿?, sí puede ser esa fecha, mucho más voluminoso y disarmónico con el paisaje. Ese fue el que pasó a la Comunidad de Madrid y luego derruido. El pequeño, acogedor y armonioso viejo albergue, fue demolido para hacer el nuevo…, que se acabó llevando por delante a esta histórica Sociedad a la que pertenecí casi 20 años.
    Un abrazo

    Post a Reply
    • No estoy de acuerdo. Fui socio de la Deportiva “moderna” entre 1974 y 1984 y pasé los mejores años de mi vida. Yo era un niño y disfruté mucho del club y de la gran familia que formábamos. En nuevo albergue puede que fuera mas feo pero era la “la casa de mi pueblo”. La mía y la de otros muchos.
      Un saludo

      Post a Reply
  2. Efectivamente, Pedro, la foto es de los años 60. Ahí queda el dato. Gracias. Saludos, JP

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *