web analytics

Tu lo que quieres es que te coma el león

No, si lo que no se encuentre uno en un cuartel de la Guardia Civil… La última ha sido la foto de un león tumbado en un pasillo de una sede de la benemérita. El bicho estaba disecado y había sido confiscado en un control de tráfico porque el bicho no tenía papeles. Todo muy normal.

Tres viajeros sufrieron heridas por el choque.

Cierto, el tráfico está patas arriba. Esta semana se ha producido un accidente que ha implicado a un autobús y un turismo. Y aquí entro yo con las susceptibilidades: desde el Ayuntamiento, prestos a facilitar la información —el suceso ocurrió poco antes de una anodina rueda de prensa sobre acuerdos de la Junta de Gobierno local donde desde julio hay poca o ninguna chicha— se ofreció como versión oficial por boca de la alcaldesa que el accidente se debió a un coche que salía despistado de un aparcamiento. La realidad es que el choque ocurrió porque el coche estaba en movimiento y se saltó un ceda el paso… Muy misterioso todo esto.

Claro, que a veces ocurre lo contrario y te sorprenden con arranques de sinceridad como el de la concejala de Urbanismo, Clara Martín, que va y reconoce abiertamente que la cosa de tramitar las licencias en su departamento no va demasiado deprisa y claro, no todo el mundo (en realidad muy pocos) tiene los papeles en regla cuando hace las reformas o abre sus negocios… La verdad, no se si prefiero no saberlo o saber que la concejala lo sabe y no le importa que lo sepamos todos. A pensar.

Hombre, si hay que pensar, que lo hagan los periodistas tras contemplar como al mismísimo presidente de su asociación va su empresa y le manda a casa con un “despido objetivo” tras tres décadas de curro acumuladas. Pues si así va el presi, imagínese al plumilla desamparado. ¡Ay! Cuanta razón tienen las madres: “¿hazte una oposición y déjate de vocaciones y vocacionas“.

Para dar vueltas es el dato que hemos conocido esta semana sobre los cientos de miles de kilómetros que acumulan las ambulancias que trasladan a los pacientes necesitados de radioterapia hacia sus correspondientes centros. Dicen en la Junta que están trabajando en la renovación de la flota que hasta donde llegan mis conocimientos de política del entorno es como decir que “esto es lo que hay y la cosa va para largo”. Respeto, mucho respeto al ciudadano.

Proyecto de presa del Cigüeñuela.

Me estoy metiendo en charcos, lo se. Pero mire, es que esta semana tocaba hablar de pantanos que la CHD se armó en octubre pasado con un nuevo informe que deja claro que la presa del Tejo, mejor cerrarla o bien, si el ayuntamiento de el Espinar —al parecer, propietario de la balsa por un papel que nadie muestra— junta diez milloncejos, que lo arregle por su cuenta. También dice que lo de hacer un embalse nuevo en Revenga es carísimo y que aquí lo bueno es hacer el proyecto del Ciguiñuela. Qué raro ¿No?

Amén del cacao que la situación está generando en el seno de PSOE donde nadie parece tener muy claro qué debe apoyar y qué no —y que hay renovaciones pendientes, yo qué sé, en la dirección de la CHD o en las delegaciones gubernamentales— parece que la alcaldesa lo va viendo claro, que hace no mucho arengaba a los ciudadanos para que salieran a la calle a protestar contra la del Ciguiñuela y hoy ya anda pidiendo “soluciones intermedias”. Pues nada, recogiendo la caña y la nasa que está empezando a hacer fresco.

Ya que he salido al campo, me doy una vuelta por la provincia que estoy venga a darle vueltas a ese estudio que sitúa a Palazuelos de Eresma entre los municipios más insanos del país y no es por atracones de whisky, sino por enfermedades mentales… Hay trampa, que la estadística se dispara por el centro psicogeriátrico de Quitapesares, en su término municipal. Me quedo más tranquilo, creo.

En Bernardos se podría llegar a pensar que también andan un poco alocados con los preparativos de la Subida de la Virgen, esa fiesta que se celebra cada diez años y que puede prolongar el paseo de la talla ¡más de 16 horas! No se lo pierda si tiene ocasión. Es un fiestón y se reparten 100.000 flores de papel y algún que otro trago con pincho.

Y para fiesta extendida la de Santa Águeda, en toda la provincia y en Zamarramala, claro. No termino de entenderlo. La fiesta quiere ser un canto a los derechos y la igualdad de la mujer y resulta que se basa en la leyenda que dice que las mujeres zamarriegas “con sus mejores galas, sus encantos y bailes” —¡toma cosificación!— distrajeron a “los sarracenos” —¡venga, a por el moro!— para que los hombres —¿machismo?— pudieran tomar el Alcázar. Ya preguntaré a algún experto y de paso que me cuente eso de que los comuneros eran defensores del pueblo llano. ¡Que viene el año de Juan Bravo!

Francisco Igea y Noemí Otero.

Lo que más me gusta es el papel de los concejales, diputados provinciales y demás políticos locales en estas fiestas zamarriegas. Consiste en “acudir”, colocarse cerca de las alcaldesas de turno y fotografiarse. Mención especial para la liberal Noemí Otero, pregonera en Navalmanzano, será por su condición de diputada provincial de Gobierno, y aguedera de honor en Zamarramala, será porque es concejala en Segovia. Pese al ajetreo, la de Ciudadanos ha tenido tiempo de retarse en las redes sociales con el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, con mensajes del estilo “Tu sabes cosas que no dices…” que el otro responde diciendo que “ya veras cuando se sepan…” Creo que hablaban del asunto aquel del pucherazo frustrado para tratar de hacer candidata a la Junta a Silvia Clemente. Por cierto ¿Dónde anda la de la Velilla? No se la espera en el proceso político que se avecina en marzo en el seno del partido naranja y que ya se va calentando ¿No?

Sería mucho más fácil descifrar esos entresijos si viviera Guadalupe Muñoz, que a estas alturas ya habría acorralado a Otero, Igea, Arrimadas o quien pasara por allí en mitad de la calle Real para cantar cuatro frescas de las jugosas. Caramba, van desapareciendo personas clásicas del paisanaje segoviano aunque no se preocupe, que hay cantera.

Las Guadalupe, por la calle Real. Foto: Juan Pedro Velasco.

No se por qué me viene ahora a la cabeza el niño ese que se dedicó a pintarrajear la muralla con un espray para mostrar sus profundos pensamientos sobre el sentido de la vida —“fucking love y cosas así— en un monumento BIC. Si, estoy pensando cómo podría haber hecho mejor uso del espray pero no escribo lo primero que se me pasa por la cabeza, ya lo sabe. ¿No?

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Vaya desde aquí mi solidaridad para con Miguel Angel López “Mosco”,que es todo un referente en la prensa segoviana. No entiendo como el Norte de Castilla se permite tratar así a uno de sus más valiosos redactores, y encima, presidente de la Asociación de la Prensa de Segovia. Mucha suerte Mosco.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *