Acueducto2

¿Pero qué vacuna me pongo?

¿Ve cómo esto del coronavirus nos está quitando nuestra esencia? Resulta que el Gobierno quiere ser ¡el primero del mundo! en contar con un protocolo diseñado y operativo para vacunar a los españoles ordenadamente pero deprisa. Ahora somos tan previsores que dicen que van a comprar vacunas para ¡80 millones de ciudadanos! Pues no nos han contado bien.

Tedros Adhanomd Ghebreyesus.

Lo que nadie me aclara es qué vacuna piensan ponerme, que aquí cada día aparece un laboratorio que dice que tiene el antídoto perfecto. Van 11 que están en fase 3, a punto de salir al mercado, vamos. 48 más están en fases anteriores y hay 168 proyectos abiertos. Ya me dirá usted. Paso horas mirando la sartén hasta que me decido a echar o no cebolla a la tortilla de patata, como para elegir esto. ¿Sabe lo que me preocupa? Que el director general de la OMS dice que hay “luz al final del túnel”. Das miedo, Tedros.

Si al final haré cola y me colocarán la vacuna que tengan en el Centro de Salud. Menos mal que ahora que vienen los fríos van a poner en varios centros unas bonitas casetas prefabricadas que hagan las veces de sala de espera siguiendo esa querencia de Sanidad a utilizar estos habitáculos para todo… Bueno, empezó el Ayuntamiento con esa que montó en la plaza Oriental en febrero “para tres meses” y allí sigue muerta de risa sin que nunca se haya usado…

Espero que la tendencia no siga, yo qué sé, para los nuevos centros de salud y que los sigan haciendo con ladrillo y cemento. En la última semana, la Junta ha “empujado” un poquito más los plazos para construir el Centro de Salud de Nueva Segovia, todo por culpa del parón del estado de alarma, claro. El caso es que lo que antes era “en los primeros meses de 2021” ahora es “a lo largo de 2021”; que si antes era “a lo largo de 2021” ahora es “antes de que acabe el año”. Están los vecinos de Nueva Segovia un tanto molestos.

Pues eso, los pacientes cabreados y los sanitarios, no le quiero contar con ese intento de ordenar al colectivo a su manera que ha realizado el Gobierno regional con un decreto de esos de “yo me lo guiso y tu te lo tragas” que ha puesto de uñas a los trabajadores. La Junta dice ahora que “ha fallado la comunicación” y que hay cosas que matizar… Pues hala, a reconducirlo.

Chico, que carrerilla me he metido con los asuntos sanitarios que lo copan todo. Y eso que ya han comenzado a bombardearnos los de las campañas publicitarias de colonias y otros regalos y los de Antena3 llevan ya dos semanas soltando pelitruños, alemanes o suecos como siempre, pero ya con temática navideña. Qué tiempos aquellos en los que la Navidad empezaba después del puente de la Constitución. (Seguro que se acuerda de lo que era un puente, haga memoria).

Reconozco que hay dos cuestiones que ahora mismo me tienen muy ansioso: el encendido del sistema de adornos en Segovia, que será espectacular, sin duda, como siempre; y presenciar la cabalgata “virtual” esa que anunciaron los de la concejalía de Gina Aguiar pero de la que no han vuelto a decir nada. ¡Qué nervios, chico!

Iluminación navideña en La Albuera. (Archivo)

Lo que ya no me genera ni expectativas, las mismas que un padre con un hijo de 40 sin emancipar, es el asunto del edificio del Cat. El Ayuntamiento ha decidido rescindir contrato con la última empresa a la que encargó acabar el edificio por, entre otras cosas, poner unas duchas demasiado bajas. Por cierto, para contar esto los informadores se vieron obligados a imaginar al concejal que se encarga de esto, Jesús García, duchándose en cuclillas según sus explicaciones… No está pagado lo de los periodistas, se lo digo yo. Bueno, resulta que ahora piensan “los técnicos” —que bonita figura— que se puede acabar aquello a la antigua: se mete una cuadrilla multidisciplinar buena de esas que tienen cola de clientes y en un pis pas rematan por aquí y por allá… Oiga, pues en 14 años no ha dimitido nadie por la cosa del Cat. Así de pacientes somos.

Bueno, al capítulo de incumplimientos de las prohibiciones por la pandemia: la policía pilló este fin de semana una fiesta en la antigua fábrica de Klein y el club de fútbol La Granja decidió abrir y servir en el bar del campo del Hospital en pleno partido de tercera división. Allí fue la Guardia Civil a cerrar el chiringuito y a apuntar el nombre de los responsables. A la espera de propuesta de sanción, que lo mismo no es barata.

Digo yo que también habrá recetita por romper los cierres perimetrales para la montañera madrileña que cruzó los límites provinciales para acabar herida en Siete Picos, en el lado de Segovia. Lo del helicóptero y el movimiento de personal aquí no se cobra, que no se preocupe. Nadie lo hace.

Pero oiga, que estaba en el fútbol y no quiero dejarme sin mencionar la marcha de la Gimnástica, que ya es uno de los mejores equipos de toda la tercera división y está que no le tose nadie en el campo contando partidos por victorias. ¡Este año si! ¿No?

Y le dejo que estoy en un mar de dudas ¿La de Oxford pese a lo mal que caen los ingleses? ¿La de Pfizer que diciéndolo en alemán suena a cosa buena y potente? ¡Qué leches! La Moderna, que suena a tienda de trajes de los 50 en plena Gran Vía. Si. Esta. ¿Qué brazo quiere, enfermera?

Vacuna gripe

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *