web analytics

Agosto no es lo que era

Una cosa es que a uno le tengan entretenido viendo las obras de César Manrique en Lanzarote —caramba, que profusión laboral la de ese hombre— y otra que pueda sustraerme a una Segovia que tiene en agosto más actividad que en marzo. ¿Quién dijo que el verano reduce el número de noticias?

A ver, será por aquello de los retrasos en las formaciones de las corporaciones locales y provinciales, esta última con un gobierno de ¡15 diputados! que al PP y su mayoría absoluta se ha sumado Ciudadanos, con Noemí Otero como flamante responsable de Promoción Económica en un acuerdo negociado en sus detalles en los dos días previos a hacerse público y que incluye 60.000 euros de nómina por liberada para la liberal que además podrá contratar un asesor “personal” por otros 40.000, un papel que recaerá en su compañero, Alfonso Martín, que no logró representación en las últimas elecciones en Torrecaballeros pero que al final —el que la sigue la consigue, diría mi abuela en un elogio al tesón— trabajará en la Diputación. Hala, otro hogar segoviano que tendrá siempre la nevera llena. (Lo digo porque en este departamento hay mucha cata de alimentos y vinos).

Por dinero, precisamente, IU ha abandonado la carrera en los tribunales clamando por el diputado provincial que creen que les corresponde aunque no lo piensan la Junta electoral y dos juzgados, que al parecer no entienden de confluencias que encima vienen de hace cuatro años. Hasta ahora ninguno de los dos —la Audiencia provincial y el TSJ— ha impuesto costas pero eso de tentar al Constitucional… Mejor no, que está muy reciente lo de los 22.000 que tendrán que pagar por las costas del proceso del Torreón de Lozoya para el que andan recaudando ayudas de los ciudadanos, aunque no han desvelado aún el grado de respuesta que han conseguido. Preguntaremos, que somos curiosos.

Hombre, si es por candidatos que no lograron respaldo electoral pero acaban en las instituciones, ahí está el caso del senador autonómico, Javier Maroto, que ha prometido que se le va a ver mucho por Sotosalbos, su nuevo pueblo de empadronamiento en su nueva etapa “volcado en Castilla y León”. Andan los socialistas aparentemente muy enfadados por el cambio de región en los intereses políticos del vasco, aunque algo me dice que el asunto de “desempadronar” por las bravas a Maroto no pasará de culebrón de verano. Un pálpito.

Segovianos de nacimiento son José Luis Sanz Merino y José Ángel Arranz, los representantes de la raquítica representación de segovianos en toda la estructura del Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco y a pesar de que su mano derecha es el también segoviano, Francisco Vázquez… Bueno, los dos paisanos han ido a Fomento y Medio Ambiente, uno como viceconsejero y el otro repitiendo como director de Medio Natural. Chico, ha sido nombrarles —está publicado en el BOCyL— y se han visto obligados a debutar precisamente en su tierra por el incendio que ha asolado 400 hectáreas en la sierra segoviana, donde la coordinación correspondía precisamente a ese departamento de la Junta. Había medios y hombres a patadas y de varias administraciones aunque la cosa parece que ha salido bien, que el fuego parece controlado en 36 horas…

Y unos que vienen y otros que se van, que en ese operativo ha actuado de director el delegado territorial de la Junta, Javier López Escobar, en uno de sus últimos servicios, que anda el personal pendiente del nombramiento de nuevos representantes provinciales de la Junta y ya sabe que el pacto PP-Cs fija que los que lleven ocho años en un cargo no pueden repetir… Las quinielas de sucesores están abiertas. Espero las suyas.

Se quejaban precisamente de las restricciones que sufren por el férreo corsé que impone el Parque de Guadarrama los organizadores de la Romería de Malagosto, tanto que con tanta norma y prohibición ven en peligro la continuidad de esta fiesta en la que toda una consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha interpretado este año a “La Chata serrana” de la que habló el Arcipreste de Hita. ¿Ve como los políticos no sólo se mueven sobre la moqueta y se adaptan a cualquier suelo?

No tengo claro si son noticias típicas de verano o es que aquí somos especiales pero mire, ha saltado a titulares que el humo de ¡una tostadora! hizo saltar la alarma de incendios en la zona de consultas del Hospital. La próxima vez que acuda a una revisión de “lo mío” —mire, la edad no perdona— no me muevo de ahí sin mis recetas y un desayuno completo con tostadas, mermelada y café. Por estos detallitos es por los que me gusta la sanidad pública.

Luego está ese hombre al que le pillaron copiando en el examen de conducir usando un pinganillo. Vale, mal que se haga, mal que te pillen, pero que encima tenga que venir un Guardia Civil a hurgarte la oreja porque el cacharro se había metido hasta el yunque y el estribo… chico, que mal trago.

Lo último de este bloque es lo de construir ¡un acueducto de ganchillo con todos sus sillares a escala 1/5! Como han hecho en Navares de las Cuevas, un pueblecito en plena España vaciada… Y aburrida, por lo que se ve. No lo entienda como una crítica que la feria del ganchillo ha sido, otro año más, un rotundo éxito. Para el año que viene, a por el Alcázar con sus torres y todo, se me ocurre.

 

Fin del repaso que necesito tiempo para urdir un plan de fuga que me saque de tanto jameo y de tanta piedra volcánica y me lleve a donde estoy bien, que es el arrabal de San Lorenzo, donde llegan sus fiestas, una especie de segunda vuelta de las celebraciones patronales de la ciudad por volumen de gente y seguimiento de toda la ciudad…

Como pueda me escapo. Quedamos en la plaza a la hora de la verbena. Me conocerá porque llevaré un clavel en la solapa y olor a Varón Dandy, que es lo que me pongo los días de fiesta grande.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Interesantes los arduos debates programáticos y de principios para formar coaliciones y tratar de llegar a una sociedad más justa (y a una regeneración de la clase política, menos corrupta, en el ideario de algún ciudadano partido, especialmente). Al final, mire usted por donde, se ha impuesto la sensatez y se ha llegado a un acuerdo: ¡Nos dais la guita! En la más equitativa forma: poltrona caliente más sueldo minitrable a tanto el militante o militanta colocado y ya semos iguales, que la ética es mu importante. Amen y santaspascuas. To regenerado.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *