web analytics

Que siga el verano

Me pasa cada año, en cuanto dobla el 31 de agosto, justo cuando no sé quién decide que “se ha acabado el verano”, aunque la estación no se marcha hasta la tercera semana de septiembre. Qué quiere que le diga, aquí sigue habiendo fiestas en pueblos y barrios, aunque es cierto que en estos días arrecia la presencia de políticos aquí y allá en una especie de concurso por tapar el escenario y algo parecido a un ejercicio de marcar territorio: “este barrio es de tal o cual tendencia, aquel pueblo vota mayoritariamente por tal otro”…

Al menos 18 políticos sobre el escenario durante el pregón de las fiestas de Nueva Segovia.

Personalmente me estomaga la pelea por las fotos pero ya sabe que estamos a las puertas de las elecciones —con septiembre también parece que ha llegado definitivamente la precampaña— y me sale una mueca cuando veo las “previsiones informativas” del ayuntamiento capitalino y la Diputación, consistente en asistencias a pregones, competiciones deportivas variopintas y a conciertos. Los periodistas no pican en todas las “llamadas” de los gabinetes de prensa, aunque algunas veces se encuentran en ruedas de prensa multitudinarias como la presentación de otra campaña de Bonos Comercio en la ciudad, con once participantes y media docena de intervenciones distintas ante los informadores. Por cierto, a ver si me acuerdo de hacer recuento y archivo de las fotos de Clara Martín, desde que es alcaldesa, junto al presidente de la patronal empresarial y su gerente, Andrés Ortega y Beatriz Escudero. Lo mismo me valen para algo la próxima primavera.

Algunos de los participantes en la multitudinaria presentación de la campaña de bonos comercio.

Le hablaba antes de las paellas populares y casi me olvido de la que hacen cada año los del PP provincial con visita incluida del presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco en la que alcaldes y aspirantes a concejal se dejan ver, preguntan por su futuro y besan el anillo del prelado político de turno. También sirve para unir el grupo y se hacen algunas risas, no crea, que no todo va a ser trabajar.

Participantes en la paella “de partido” celebrada por el PP de Segovia.

No sé por qué, ahora me viene a la cabeza el nombramiento definitivo con publicación en el BOCyL como Gerente de Sanidad en Segovia del doctor Luis Gómez de Montes, sucesor de Jorge Elízaga, “la cara de Sanidad en la pandemia” defenestrado con publicidad intencionada en los primeros días del verano cuando recibió la factura de cuentas apuntadas en tiempos de la consejera Casado

Por cierto, ya que ando en el departamento. La estadística de la covid en mayores de 65 años comienza a ser irrelevante. Quizá sea un dato tranquilizador que ya es suficiente el entretenimiento catastrófico que se anuncia para el invierno, cuando llegue, que no se yo si será suficiente ahorro eso de poner el aire acondicionado alto y la calefacción baja. Bueno, el que lo cumpla, que lo mismo hay instituciones con los lectores de temperatura estropeados, y eso que son nuevos.

Se pagó la obra de la climatización del Consistorio con fondos europeos, que están engordando la cifra de la que dispone el Ayuntamiento para realizar inversiones. Lo malo es que va invertido un millón largo, que es solo el 7 por ciento de los 19 millones disponibles para gastar este año. Bueno, es cierto que para los próximos meses se prevé el inicio de obras de las gordas, todas a la vez, que harán más “interesante” la movilidad en la ciudad. Cuando llegue el invierno se lo cuento.

Los postes de la última polémica en Zamarramala.

Vamos al capítulo de mensajes trastabillados. Tengo en este apartado a la alcaldesa, Clara Martín, capaz de tasar en cuatro millones el coste del vial a la estación Guiomar desde Baterías y reconocer en la misma parrafada que el ayuntamiento no sabe cuanto puede costar realmente la infraestructura. También a la subdelegada del Gobierno proclamando que los “pinchazos” a personas denunciados en la provincia “son ataques directos a las mujeres y son reales” para explicar después que de las dos denuncias, una fue interpuesta por un hombre y que los análisis no han encontrado nada en ninguno de los dos casos. También entra en este capítulo la denuncia del PP contra la “dejadez” del Ayuntamiento por no haber retirado unos postes tras unas obras en Zamarramala, cuando es una empresa eléctrica la responsable de ese asunto. Los populares se quejan de que el Gobierno local no exija premura en esa actuación a la empresa de marras.

Voy acabando con la política, aunque me paro en la Diputación, donde el portavoz de la oposición, Máximo San Macario ha hecho resumen de actividad del año —si, esta vez no ha sido el omnipresente José Luis Aceves— con 20 mociones presentadas y la seguridad de que el Gobierno copia las ideas de los socialistas después de rechazárselas en pleno. También llamo su atención sobre la actividad que habrá esta semana en el pleno de las Cortes regionales donde PP y Vox tumbarán la propuesta de crear comisiones sobre la gestión de los Centros de servicios sociales durante la pandemia o sobre los incendios más graves de este verano. Habrá debate, que ambos asuntos son caballo de batalla para la oposición regional.

El Ayuntamiento recuerda periódicamente que el Turismo va bien.

Para acabar he dejado las buenas noticias como las referidas al turismo, que dice el Ayuntamiento que el modelo de visitante de comilona, foto en el Acueducto y regreso a Madrid está cambiando por perfiles más interesados en conocer a fondo la ciudad y pernoctar en nuestros hoteles. El monocultivo parece funcionar aunque el sector servicios ha vuelto a incidir en el aumento del paro en agosto.

Y ya si, una de deporte, que la Gimnástica Segoviana ha comenzado a disputar la liga de Segunda RFEF ganando al Atlético de Madrid (B). (Que un atlético de pro como yo se alegre de esta victoria ya es ser de Segovia, ya.) Tres puntos a la bolsa, no sea que luego los echemos de menos. Por cierto, quizá le pase lo que a mi y quiera conocer personalmente a la persona que diseña la renovación de las equipaciones de los equipos (de todos) cada año. ¿A usted no?

Sepa que después del aceite, los melones y los hielos, ahora lo que se lleva es acumular en casa kilos y kilos de leña y pelet. Si no ha hecho aún su pedido ya está tardando, que aunque aún es verano, el invierno va a llegar… Y encierra horrores, dicen.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Se echaba de menos su exquisito resunen semanal don Justo.
    Pasando de largo a los políticos, que ya huelen, es curioso el fomento salvaje de turismo (sin olvidar la apuesta por los estudiantes) sin contar con los ‘peros’ y condenando parte de la ciudad al abandono de vecinos. Curioso además, por el deterioro del sector servicios, cada día más chabacano, olvidando al cliente diario y, de paso, siempre con paro y precariedad (será que la clientela es de paso, sin más conentario…) ¡Qué cosas! Gracias oor permitirnos el desahogo-comentario y bienvenido sea su particular cadalso.

    Post a Reply
  2. Guarde , guarde las instantáneas Porque cuando el rio suena, agua lleva.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *