web analytics

Lo importante es moverse

Un hombre, junto a un niño, golpea el hielo del Pontón.

Ya se que le parecerá un poco hiriente que le venga a hablar de movimiento cuando estamos como congelados: el que no está en cuarentena por la covid —el nuevo sistema, ya sabe, “si te contagias, te lo curas en casa durante una semana y no preguntes cuanta gente está de baja laboral que es un secreto”— simplemente está congelado por el frío nocturno este que nos está haciendo marcar récords nacionales de “bajo ceros”. También congela los embalses, por ejemplo el del Pontón, y ahí andaba el personal de fin de semana tentado de caminar por el hielo. Mensaje de cada año: no sea inconsciente, hombre.

La ciudad añora el turismo asiático.

Pero aspiramos a que la cosa acabe —no lo ha hecho aún, ni mucho menos: 12 muertos en lo que va de año y los contagios diarios certificados, por centenares— y volver a movernos y así, los que llevan la cosa de turismo en las administraciones se han ido esta semana a Fitur. La Diputación vende “espacios no conocidos” (¿?) y el Ayuntamiento va como loco a la caza del chino —ya, es injusto llamar así a todos los asiáticos, disculpe la simpleza— como el maná que terminará de recuperar el turismo y sus derivados, que como sabe, sigue siendo el monocultivo económico en estas tierras.

Y eso que en la ciudad andamos liados con la creación de un nuevo área industrial, la de Prado del Hoyo, que ya hay empresarios particulares que lo quieren ocupar. Esta semana se ha liado otra vez a cuenta de las tareas de desarrollo urbanístico de los terrenos que tiene que llevar a cabo el Ayuntamiento. A ver si me sale el resumen: La concejala Clara Martín dice que va en plazo e insinúa que si la cosa se ralentiza será porque la Junta no entregue a tiempo los imprescindibles informes sectoriales. La oposición dice que  Martín miente porque no ha pedido los informes de marras y la alcaldesa, Clara Luquero, lo resuelve por las bravas diciendo que el líder del PP es un ignorante y que es mejor que se quede en “su” Senado. Y así estamos. Nivelazo.

Obras en la calle 3 de abril para crear el carril bici.

Si es por movimiento, habrá que hablar de la fiebre por los carriles bici. Por un lado se ha repintado parte de aquel protocarril bici, de la plaza Oriental al cementerio, (será para animar a los ciclistas) coincidiendo con las muy visibles obras de construcción del “grande”, de Nueva Segovia al Hospital, que incluye cruces de calzadas de bicis y de coches y estrechas calzadas de adoquín compartidas… A ver cómo queda.

Las carmelitas samaritanas ya no estarán para atender peregrinos.

Una de movilidad laboral debe de ser la última de las monjas carmelitas samaritanas. No han cumplido el año y medio en el Santuario del Henar y de la noche a la mañana, en pleno año jubilar, han decidido o las han animado a ello, marcharse. Dice el Obispado que es una cuestión de “reorganización” de comunidades pero mire, yo como el gran Gila: veo unas colillas en el suelo y deduzco: “aquí han fumado”.

No paran tampoco los candidatos de las próximas elecciones autonómicas. Bueno, algunos sí, a la fuerza, como es el caso del número uno de la lista del PP por Segovia, Francisco Vázquez, aún en cuarentena por covid desde el pasado viernes. Otros siguen en marcha, como los de Ciudadanos. Cierto, se juntaron tres y el de la guitarra en la convocatoria de Francisco Igea con el aspirante segoviano, Afrodisio Martínez, pero al menos pudimos enterarnos de que el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, tiene casa propia en la pequeña localidad de Duruelo donde, bromea, le consideran “el jefe de los pijos de Madrid”, aunque eso no le impide ir a los plenos del pueblo y pelear por igualar los 14 votos (de 85 posibles) que logró allí Cs en las últimas elecciones. También hemos conocido a la candidata paracaidista de Vox, Susana Suárez. Habló menos de cinco minutos.

Acto de presentación de candidatos de Cs.

Ya que ando por la provincia, me acuerdo de la situación en el Espinar, donde la concejala de Personal, Montserrat Sanz ha concedido vacaciones a la mayoría de la plantilla del Ayuntamiento porque había mucho día acumulado durante la pandemia y debían disfrutarse antes de acabar enero… El alcalde, Javier Figueredo ha prorrogado el plazo para escalar las ausencias demostrando que el equipo gobernante no es precisamente una piña.

En ese pueblo, y en otros, ya han dicho que renuncian a celebrar las fiestas de Santa Águeda pero las mujeres del barrio segoviano de Zamarramala dicen que no hacer su fiesta el año pasado ya fue suficiente y que este año no se lo quita nadie… Pues nada, cita fijada para el 6 de febrero. Esta semana anunciarán los nombres del “Ome bueno e leal” y del pregonero. A ver si acierto: ¿Un periodista de medio nacional, probablemente cercano a Prisa y un famoso televisivo? Si lo digo por jugar un poco…

Un día de Santa Águeda en Zamarramala, antes de la covid.

Tengo que pasar también por Fuenterrebollo, pero por motivos menos festivos, que allí se detectó un brote de gripe aviar —los segovianos, ya sabe, pioneros— que forzó el sacrificio de 18.000 pavos —nunca he sido de jergas, hablo de aves— de unas 10 semanas de edad y un susto de los gordos en las explotaciones avícolas de toda la comarca. Dicen que la situación está controlada.

Hala, semana liquidada. Voy calentando para “la semana de los plenos”, que aquí se estila celebrar sesiones en todas partes justo acabando el mes. No se preocupe, no serán muy densos, que no están muy trabajadores los concejales ni los diputados provinciales.

Pórtese bien, por favor.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

6 Comments

  1. Un gran resumen con carnaza. Supongo que por eso nada mejor que cerrar el artículo con el recuerdo a Meat Loaf. Excelente.

    Post a Reply
  2. Si una bici no puede ir por la acera porque es peatonal, ni por una calle peatonal porque es para peatones, y mucho menos cruzar por un paso de peatones, salvo que te bajes de la bici; porqué sí se puede pintar la continuación de un carril bici en un paso de peatones. ¿No es eso “contravenir” las normas en materia vial? ¿ Algún ejemplo de una ciudad que lo haga o es solo en “Segoviaisdiferent”?

    Post a Reply
    • “Un paso de cebra es un espacio habilitado para el cruce de peatones y está claro que la bicicleta es un vehículo. Cuando un ciclista tiene que cruzarlo, debe bajarse y pasar caminando”, resume la Benemérita. Por eso, lo que se hace con el pintado en el paso de peatones es indicar el espacio adecuado para ir con la bicicleta de la mano. De este modo no se invade el espacio peatonal del paso de peatones. Y sí, se hace en otras ciudades, de hecho, en muchísimas ciudades más adelantadas que Segovia en movilidad sostenible.

      Post a Reply
      • Si se pinta el carril bici encima del paso de peatones va a traer problemas ya que más de un ciclista no va a bajarse de la bici al cruzarlo y más de uno va a pensar que tiene prioridad sobre los peatones.

        Tiempo al tiempo.

        Post a Reply
        • Sus suposiciones están infundadas. No sé qué tipo de ciclistas y peatones conoce usted. Pero los que yo conozco son lo suficientemente inteligentes para convivir en el uso compartido del espacio público.

          Post a Reply
          • Conozco unos cuantos que circulan por las aceras en bici y cruzan a la acera de enfrente por el paso de peatones sin bajarse de la bicicleta. Dos infracciones en un momento.

            Y conozco a otros que efectivamente circulan cumpliendo la normativa.

            Precisamente porque de todo hay en este mundo, un carril bici pintado sobre un paso de peatones va a dar lugar a atropello de peatones por parte de ciclistas que incumplan la normativa o simplemente la desconozcan.

            Tiempo al tiempo.

Responder a Yoyi Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *