web analytics

La renovación es mejor sin cambios

Impactados se han quedado los segovianos después de ver a Silvia Clemente renegando de “su” PP —oiga, décadas como cargo público preminente del partido— y sus dirigentes y presentando una dimisión de esas emocionadas: “Que yo no me quería ir, pero estos se lo han cargado todo y aquí no hay quien aguante”.

 

Silvia Clemente, de naranja.

La renuncia se hizo en una comparecencia “sorpresa” que ahora se sabe que tenía poco de improvisada y si mucho de medida milimétrica de los tiempos, que la segoviana tiene menos de dos días para apuntarse a las Primarias de Ciudadanos desde donde quiere competir con Alfonso Fernández Mañueco —¡Cuántos ratos juntos!— por la Presidencia de la Junta aunque claro, hay algunos en el partido liberal que dicen que renovar, renovar, pues no es exactamente meter a la veterana expopular en sus filas. Bueno, se anima la campaña regional que no me niegue que en otras ediciones no la ha hecho usted demasiado caso por anodina y distante…

También se preparan para las votaciones los de Podemos, que desde su nueva sede en San Millán han vuelto a achacar a IU el fracaso de la convergencia de la izquierda y los de Ángel Galindo que repiten que con primarias para elegir el candidato sin que venga impuesto por los socios, lo que quieran, que si no, en su formación ya tienen su propio cabeza de lista que lleva cuatro años trabajando. Vale, las urnas dirán quién se equivoca, si es que alguien lo hace. ¿No?

Representantes de Podemos y Equo.

Ah, que no me olvide del uso que Pablo Casado, el líder del PP, ha hecho de Segovia para ejemplarizar lo del voto útil en pequeñas ciudades. Venía a decir que si se quiere que Gobierne el PP, votar a Vox en Segovia supondría restar fuerza a su partido que perdería un escaño con el consiguiente beneficio para el PSOE. Vale, el discurso es conocido. Lo que no lo era tanto es el escenario que la reflexión se produjo en El programa de Ana Rosa, una mujer que es todo un referente del pensamiento político como todo el mundo sabe. Según viene la cosa me veo cualquier día a Pedro Sánchez entrando unas horas en la casa de Gran Hermano. Hombre, mejor que en Saber y ganar que a la vista de los errores de bulto de su libro veo a Jordi Hurtado con los pelos de punta y perdiendo los nervios…

A ver, que hay mucho palabreo esta semana lejos de los políticos. Por ejemplo, se ha hablado mucho en el juicio de las prejubilaciones de la Caja con destacada intervención de la Fiscalía que viene a decir que la Justicia y la moralidad, pues no siempre van de la mano. Estupendo. Sabiendo que aquí cada uno hace los equilibrios que cree convenientes ¿Por qué será que mi confianza en la Justicia ha perdido enteros? Bueno, yo me voy preparando para la sentencia, que después de oír las conclusiones de las defensas casi estoy convencido de que todos los segovianos les debemos dinero a los directivos que se sientan en el banquillo que cobraron un dinerete, si, pero mucho menos de lo que se merecían por sus desvelos y entrega a la Caja. El asunto está visto para sentencia.

Acusadores y fiscal del caso de Caja Segovia.

Mucho han hablado también las cofradías segovianas después de que el obispo, César Franco, prohibiera una procesión (Vía Lucis) de la hermandad del Rocío por el extraño recorrido seguido por sus miembros para tramitar los permisos pero que ya se han soltado la melena exigiendo que por los lugares que pasen las procesiones de Semana Santa ni se celebren actos electorales ni haya carteles de políticos… A ver, a ver. Las procesiones son una manifestación popular muy, muy importante, pero no importan a todos los ciudadanos. Las elecciones si. Pues eso, no trepemos las parras que hay varias ramas secas.

Más cosas de profunda “trascendencia social” o por lo menos de mucho vocerío en las redes sociales. Pues la cosa de la aparición de varios gatos muertos en la ciudad que algunos quisieron elevar a la categoría de conspiración asesina contra los felinos y que resulta que parece una cosa de virus y resfriados gatunos mal curados, al menos si se atiende a la necropsia realizada a uno de los animales. Luego está lo de que el alcalde de La Lastrilla, Vicente Calle, trate de prohibir que se dé de comer a los gatos del pueblo y algunos se le echen encima obligando a la rectificación… Otro comentario que freno aquí no sea que me saturen el Facebook. Pero me quedo con ganas, que lo sepa.

Venga, cosas simpáticas que leo por ahí, como que el presidente de la Asociación de Jubilados, Luis Borreguero, se lamente de que en su mandato no ha logrado atraer a “jubilados jóvenes” (¿?) para renovar la asociación. Pues hombre, mire a ver en la Caja, por ejemplo o trate de captar entre los policías locales que se jubilan este año con 59 años. Mejor de ese grupo que esperar a los que concluyan su vida laboral más tarde, que dicen los sindicatos que con los medios que tienen el trabajo resulta penoso. Ojo, que el SPPM advierte que pronto veremos policías patrullando a pie, que los coches y motos están que se caen y no se ven en los presupuestos partidas para renovar esos y otros materiales.

Clara Luquero y María José García, tras la firma del nuevo pacto de presupuestos.

Caramba, como hilo. Me he plantado en los presupuestos municipales que van a aprobarse finalmente gracias a un nuevo “acuerdo” del PSOE con Ciudadanos a cambio, básicamente, de que la portavoz salga en las fotos y pueda ir a las reuniones de asuntos sensibles como las referidas al edificio del Cat, eso sí, con promesa de confidencialidad, que no sé muy bien si significa que María José García no puede hacer uso partidista de lo que oiga o que lo que se comenta en esos encuentros requiere mantenerse en secreto para los segovianos, poco preparados, al parecer, para saber lo que pasa ahí dentro… Bueno, pues otro gol por la escuadra de la goleadora Luquero. A ver si en la lista electoral de Cs meten un buen portero, aunque sea de número tres. Ya le contaré cuando nos lo cuenten.

Hasta aquí. Tengo mucho que estudiar que este año nos vamos a “jartar” de la poesía de Machado y voy a repasar un poco su obra para quedar bien en las tertulias que con el “Caminante no hay camino” no se sale del paso frente a la Constelación Machado, que es un nombre muy rimbombante, pero no sabría explicarle bien en qué consiste. Así de verde estoy. Y para colmo también tengo que estudiarme también algo de María Zambrano, que no es moco de pavo.

Mire que me lo dijo mi madre: “Colócate en un banco y hazte de provecho”. ¡Ay, si hubiera hecho caso!

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Si hubiera usted hecho caso a su madre, que solo hay una, tendría buena jubilación, o de lujo si estaba en la Caja (o alguna otra entidad, que las ‘pre’, nos han salido por un pico a las arcas públicas, de todos). Lo de la propaganda electoral es curioso, llenan la ciudad de ‘tarari-porrompompon’, y encima de ser unos privilegiados haciendo y desaciendo el tráfico y demás vida cotidiana, quieren imponer cómo hemos de vivir en elecciones. Esto me suena a San Franco del Palmar de Troya o a neonacionalVoxpopulicatolicismoamen

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *