web analytics

Lo importante es salir en el telediario

Me veo obligado a empezar este resumen semanal señalando las visitas que ha recibido Segovia y provincia en sólo una semana que, oiga, no sirven para mucho a efectos prácticos pero nos sacan en el telediario, que eso mola mucho y siempre permite a alguno colocarse cerca de los protagonistas y poner caras interesantes. Promoción y postureo. Lo que se lleva ahora.

Estuvo en la Granja el Rey, Felipe VI, con la reunión anual del sesudo Instituto Elcano y como es tradicional, no dijo nada a los periodistas pero hay fotos muy plásticas en palacio junto al alcalde de la Granja, José Luis Vázquez, al que últimamente se le ve poco ¿O me lo parece a mi? Dicen por ahí que las listas socialistas en el Real Sitio pueden cambiar de cabeza visible en mayo próximo. Ya sabe, como en las películas de Jedis: el padaguan se hace maestro y el maestro… al Consejo. Anda que no soy rarito explicando las cosas de la política.

Al calor de Titirimundi se plantó en Segovia Pedro Sánchez, el líder del PSOE, aún me pregunto por qué motivo. Es cierto, el hombre ya no genera aquel jaleo que preparó cuando hace tres años se metió, exhibiendo sonrisa y moreno envidiables, en la avenida del Acueducto en mitad de la Marcha de Mujeres —ya sabe, la exaltación anual sectorial del género femenino, como el concurso, sólo para compositoras, que ha convocado Cultura del Ayuntamiento, que dice que es un asunto muy pionero— pero claro, en una calle atestada de madrileños el político no pasa desapercibido, más cuando iba escoltado por todos (o casi) los socialistas de la provincia, que se ve que alguien había tocado la trompeta.

 

Ahí me paro a hacer fino análisis político, que el secretario defendió al líder regional, Luis Tudanca (buen falta le hace, dicen las encuestas), alabó a Clara Luquero en lo que parecía confirmar una nueva candidatura de la alcaldesa y que el “delfín” Pepe Bayón no se separaba de él aunque en las imágenes se les vea exagerar los gestos por lo que deduzco una conversación más bien ligera… Será que recordaban los tiempos de la Federación madrileña donde estuvieron codo con codo, que lo de cambiar el número uno de la lista sigue sin cuadrarme. Ah, me hace gracia una imagen de la tele en la que se ve a la procuradora, Ana Agudíez como esos ciclistas sofocados que suben a los lagos de Covadonga detrás del líder haciendo “la goma”. Ya sabe, que me engancho, que me descuelgo, tratando de mantenerse en el cuadro de la imagen…

Y ya remató el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que el destino quiso que le pillara en el Alcázar, ensalzando a Alfonso X, la proclamación de Quim Torra como presidente de la Generalidad (así, sin catalanismos, lo dicen por aquí algunos que conozco) y eso le hizo ponerse delante de los micrófonos para decir que diálogo, si, pero en la Constitución. Toda una novedad. De la visita me quedo con la “guerra” de restauradores: José María dio el vino en el Alcázar a los invitados por la Orden y Cándido dio de comer después al presidente. Todos contentos, supongo.

A la que vi en el castillo fue a la portavoz municipal popular, Raquel Fernández, que esta vez sí fue a saludar al presidente del partido al que quizá le contó, como ya hace con sus más próximos, la feliz noticia de su próxima maternidad que es algo de lo que nosotros también queremos felicitarla. Seguro que en el PP tienen una versión “nana” de la musiquita esa que usan en sus actos electorales (taní, taní, tanino, naní). Por si hubiera que usarla, digo.

Que me distraigo. Hablaba antes de los restauradores y hoteleros. Mire que a veces me da por pensar que sus presiones estén ayudando al empeño del Ayuntamiento en liquidar de un plumazo el alquiler turístico en el recinto histórico bajo el pretexto de que los usuarios de esa modalidad de alojamiento “molestan” al resto de los vecinos de las fincas en los que se ubican. Qué cosas tengo. Si todo es por salvar el casco antiguo y si para eso hay que mandar a los turistas baratos y molestones a los barrios, pues se les manda. ¿No?

Que no me olvide tampoco de otras visitas, que vino el dirigente regional de Ciudadanos, Luis Fuentes, también a pasear por Titirimundi y a declarar muy solemne que a la formación naranja le gusta el Festival y la cultura en la calle. Muy trabajado. Por fin ideas nuevas en la política. Los liberales andan también en la carrera de los grupos municipales por ver quien es el que tiene más clara la idea de la participación ciudadana, que es el asunto de moda con el reparto del dinero de los remanentes en obras pendientes en los barrios como base.

Por cierto, los del PP han hecho un plan con un listado, largo, de actuaciones necesarias en todos los barrios y lo han presupuestado en 12 millones pero la alcaldesa dice que para qué quiere ese trabajo, que se hará lo que se pueda con el dinero que hay y que además, para inversiones prioritarias ya están los informes que le han hecho los técnicos municipales a su equipo, que es el que sabe de verdad lo que hace falta… Ya le cuento lo que den de sí las reuniones con los vecinos de este martes que algunos creen que serán una prolongación del programa de actuaciones teatrales de la calle.

Los vecinos parece que fueron los que dieron el aviso a la policía nacional de la existencia de un piso con demasiado trasiego de gentes y como no era uno de alquiler turístico sospecharon, sagaces, que allí se vendían drogas. Cinco meses de intensa vigilancia después han dado de si la aprehensión de 25 gramos de hachís (100 euros de precio en el mercado negro); algunos cogollos que “olían a marihuana” (unos 50 euros según me dice un amigo que juega con tan peligrosisimas sustancias) y unos gramos de éxtasis. Hombre, no es la mayor operación antidroga de la historia pero mire, a unos cuantos usuarios de chinas de a diez euros les han dejado sin suministro por lo menos un fin de semana. Esto marcha.

En fin, voy acabando. Mire, si. Se me ha caído alguna lágrima esta semana. No por lo de Eurovisión, que es de esas citas televisivas que recuerdo desde mi más tierna infancia con alguien de mi familia —la abuela, la tía, el primo pequeño— plantado ante el televisor y retransmitiendo para el resto de la casa lo injusto que era que “llevamos la mitad de los países que han votado y ni uno nos ha votado”. Tampoco con la canción esa de película de Disney ha colado este año y a la vista de los resultados cada día creo más que la mejor opción de los últimos años fue el Chiquilicuatre, que fue sexto.

No, la pena negra me invadió de verdad el domingo cuando se confirmó que la Gimnástica Segoviana  vuelve a lo suyo, la tercera división y las gradas de la Albuera volverán a tener una media de 220 aficionados en los días de partidazo. Como en los últimos 90 años.

Tenga esperanza. Ya se llenará el Cat de superempresas de postín e inversoras y entonces vendrán aquí los jeques y entonces… Está al caer. No se retire del aparato.

Autor: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comentario

  1. Cada día me parece Usted mas genial, Don Justo.

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *